Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jobs combate el modelo publicitario de Google

Los anuncios en los móviles de Apple se cargarán en las aplicaciones y no en el navegador

El lanzamiento de una plataforma publicitaria para los teléfonos móviles de Apple, la iAd, supone una contundente apuesta de Steve Jobs por cambiar el modelo de negocio de la publicidad en este sector. Frente al reinado de Google en los anuncios asociados a las búsquedas desde el navegador, Jobs traslada la publicidad a las aplicaciones. Lo ha explicado en la presentación el jueves del nuevo sistema operativo iPhone 4. Hasta ahora, cuando los clientes hacen clic sobre los anuncios en sus móviles "son expulsados" de la aplicación y dirigidos al navegador donde se carga la publicidad del anunciante y es muy difícil regresar al punto exacto en que abandonó el uso de la aplicación. iAd propone que la publicidad no salga de la aplicación. El desarrollador de una aplicación tiene en la herramienta que suministra Apple para su creación la posibilidad de definir el espacio donde se incruste la publicidad que se descargará cada vez que el cliente clique en este espacio definido por la aplicación. Apple mantendrá una sistema de revisión de calidad de los anuncios, aunque con un rigor menos contundente del que practica para autorizar aplicaciones. El traslado de la publicidad dentro de las aplicaciones se explica porque, según Apple, los usuarios de los teléfonos móviles llegan a dedicar más tiempo a las aplicaciones que a la navegación por Internet.

La iniciativa de Jobs se enmarca en la batalla que mantiene su compañía con Google, particularmente desde que ésta entró en el terreno de los teléfonos móviles con su propio sistema operativo, Android, y su propio modelo de teléfono inteligente, Nexus One. Apple intentó comprar la empresa especializada en publicidad móvil AdMob que finalmente cayó en manos de Google por 750 millones de dólares, aunque la consumación de la misma está pendiente del permiso de las autoridades federales que se han mostrado reticentes. Algunos ya ven el anuncio de iAd como un argumento para que Google pueda convencer a la administración para que permita la citada compra. Apple respondió a la adquisición de AdMob con la de Quattro.

Apple tiene en el mercado 85 millions de iPhone e iPod Touch. A ello debe sumarse la tableta iPad. Y ofrece más de 180.000 aplicaciones desarrolladas por terceros en sus teléfonos. Tres de cada cuatro son gratuitas, según algunos datos oficiosos, por lo que la publicidad puede ser una buena fórmula de ingresos para el desarrollador (Apple se queda con el 40% de los ingresos publicitarios y éste, con el 60%). Sin embargo, no todos los analistas ven fácil y exitosa la maniobra. Algunos plantean reparos como que las agencias que crean los anuncios están acostumbradas a trabajar en Flash (Adobe). Y los teléfonos de Apple no admiten Flash. Es más, Apple ha actualizado sus condiciones para la licencia de aplicacions y sólo admitirá las creadas en los lenguajes que la compañía reconoce y rechazará también aquellas que, creadas en otros lenguajes, hayan acudido a programas traductores o conversores que permiten funcionar en los teléfonos de Apple a aquellas aplicaciones creadas con otros lenguajes.