Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aplicaciones y redes sociales siguen los terremotos

Varios programas ofrecen datos en línea

El colapso de los medios tradicionales en lugares afectados por catástrofes naturales y la velocidad a la que se produce la información ha hecho que las redes sociales e Internet tomen el protagonismo de la información y la ayuda tras el desastre. Una muestra de ello es que la U.S. Geological Survey (USGS) de Estados Unidos, organismo científico dedicado al estudio de los peligros naturales, comenzó un proyecto bautizado como Twitter Earthquake Detection project (TED) que se centra en desarrollar un sistema que registre aquellos mensajes que aparezcan en Twitter, relacionados con terremotos que acaban de suceder. Esta información permite conocer la magnitud de los seísmos y de sus efectos en la población. Lo que la USGS consigue con esos mensajes es conocer a través de ellos las reacciones públicas instantáneas de la gente que acaba de ser testigo de un terremoto. Los científicos explican que inmediatamente después de un terremoto se incrementa mucho el tráfico en las redes sociales y creen que la información proporcionada por los testigos directos es "importante para adecuar las respuestas de los servicios de urgencia". La ventaja frente a los estudios científicos es que su información llega antes. Los mensajes de Twitter aparecen sólo unos segundos después del terremoto, mientras que la información científica puede tardar entre dos y 20 minutos, informa Europa Press.

El sitio chileno FayerWAyerha recopilado cuatro aplicaciones para teléfonos móviles que ayudan a seguir la información sobre terremotos. Sobre iPhone destaca iSeismometer y Terremoto. Para Android cita Earthquake y Quakealert.

Tras el terremoto de Chile, Google ha abierto un servicio para intentar ayudar en la localización de personas desaparecidas. Google ha activado una herramienta llamada Buscador de Personas: Terremoto en Chile. Este servicio pregunta a los usuarios por su localización ydados opciones:buscar personas o proporcionar daris sobre personas buscadas. Google advierte que todos los datos introducidos estarán disponibles al público y estarán visibles y utilizables por cualquier persona y que "no ha revisado la veracidad de esta información".