La mansión de Steve Jobs será trasladada de lugar

De estilo colonial español, el fundador de Apple quería derruirla para construir una más pequeña

El fundador de Apple, Steve Jobs, que desde hace cuatro años se trata de un cáncer de páncreas y que recientemente recibió un trasplante de hígado, ha visto, en plena convalecencia, que por fin podrá cambiarse también de casa. Durante años los tribunales de justicia le han denegado la petición de derruir su mansión de Woodside, en el corazón de Silicon Valley (California, EE UU).

La casa, de estilo colonial español, fue construida en 1926 por el arquitecto George Washington Smith para el rey del cobre de la época, Daniel Cowan Jackling, que es como se conoce la mansión. El año en que Jobs lanzó el ordenador Mac se compró esta casa de 1.600 metros cuadrados y 30 dormitorios, cerca de su lugar de trabajo. Desde el principio no le agradó mucho, pese a que residió diez años en ella. Tras unos años en alquiler, desde el año 2000 ha estado deshabitada y deteriorándose por falta de mantenimiento. El fotógrafo Jonathan Haeber fotografió el pasado año el interior de la hacienda, que cuenta con un órgano de tubos, entre otras curiosidades.

Más información

Pese a que hace cinco años, el ayuntamiento de Woodside le autorizó a Jobs su derribo para construir otra más pequeña, una asociación dedicada a preservar edificios históricos, Uphold Our Heritage, ha logrado posponer la demolición aduciendo que las leyes de California prohíben la destrucción de lugares históricos. La asociación ha ganado varias batallas judiciales, mientras que algunos promotores inmobiliarios se han ofrecido a trasladar la Jacklin House a otro lugar. Según publica el periódico San Jose Mercury, el lunes el inversor Gordon Smythe llegó a un principio de acuerdo con el abogado de Jobs para trasladar la casa a otro lugar, con el beneplácito del ayuntamiento.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50