Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simo regresa en septiembre

La feria tecnológica canceló su última edición por las múltiples deserciones de los expositores

Simo, la feria de Madrid dedicada a la informática y las nuevas tecnologías, que el año pasado canceló su celebración por falta de expositores, regresa este año con otro planteamiento.

Cambia de nombre. Se llamará Simo Network y se define como feria internacional de servicios y soluciones TIC para empresas e impulso del conocimiento. Cambia de fechas. Habitualmente se celebraba en noviembre y este año se celebrará del 22 al 24 de septiembre, acortando igualmente la duración del certamen.

Irá destinado exclusivamente al público profesional, renunciando al modelo de feria mixta, abierta también a los consumidores particulares. Asimismo, hay cambio en la dirección. Santiago Quiroga, responsable de las últimas ediciones, asume la dirección de otros salones de Ifema y María Valcarce se hará cargo de este nuevo Simo.

El año pasado, un rosario de cancelaciones para participar en la feria por parte de grandes compañías aconsejó a Ifema en octubre no celebrar la edición que iba a celebrarse del 11 al 16 de noviembre. La dirección alegó que los exhibidores que seguían fieles al certamen habrían sido penalizados por un descenso de público debido a la ausencia de grandes marcas.

Aquel mismo mes se encargó a Gartner un estudio sobre la renovación de Simo y sus alternativas. Una de las críticas que recibía el salón eran las fechas de su celebración, demasiado pronto para las compras navideñas y demasiado tarde para la logística navideña de las empresas.

En cualquier caso, la reforma del Simo se produce en el marco de una crisis de las ferias tecnológicas orientadas al consumo privado debido al empleo de otros canales por parte de los fabricantes para publicitar sus novedades. La feria Cebit de Hannover también ha reducido su superficie expositora y su área de electrónica de consumo para dirigirse en especial a la informática corporativa.