Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los demandantes del juicio contra The Pirate Bay retiran la mitad de los cargos

El sitio de intercambio de archivos es acusado de distribuir material con derechos de autor

La web de intercambio de archivos The Pirate Bay ha salido victoriosa una vez más. En el segundo día del juicio que se celebra en su contra por "asistir la distribución de material con derechos de autor", que tuvo lugar el pasado miércoles, los demandantes, entre los que figuran Universal, EMI y Sony BMG, han retirado casi la mitad de los cargos contra el sitio sueco.

The Pirate Bay consigue así volver a eludir las acusaciones de grandes empresas de la industria del ocio, que llevan tiempo queriendo cerrar una web con 22 millones de usuarios mensuales. Estas compañías aseguran que sufren pérdidas de 13 millones de dólares (algo más de 10 millones de euros) como consecuencia del funcionamiento del sitio.

El abogado de la acusación, Hakan Roswall, se ha visto forzado a retirar los cargos de "asistencia a la violación de derechos de autor" y mantener sólo los de "asistencia a hacer disponible contenido protegido por derechos de autor". Roswall ha debido abandonar estos cargos después de que las pruebas presentadas no demostraran que los archivos intercambiados estaban claramente conectados con el sitio.

"La acusación no ha entendido bien nuestra tecnología", declaró Fredrik Neij, uno de los 3 cofundadores del sitio, que indexa archivos disponibles para la descarga P2P (punto a punto).

Los demandantes presentaron como prueba varias películas y videojuegos descargados, pero los responsables de la web no pueden ser acusados de violación de copyright, sólo de facilitarlo. Según la ley sueca, los demandantes deben probar que los acusados han "facilitado a terceros hacer disponible una determinada obra protegida en una fecha concreta". No queda todavía claro si esto cuenta como violación de derechos de autor.

The Pirate Bay fue fundada en 2003 y es la web de intercambio de archivos más grande del mundo. En 2006 la policía sueca realizó una redada contra el sitio, confiscando los servidores y llevando a comisaría a tres de sus responsables, que fueron liberados esa misma noche. Tres días después volvió a abrir, esta vez con el doble de usuarios.