El iPhone de Obama

El candidato a la Casa Blanca ofrece un programa que transforma el teléfono en una herramienta de campaña

La última originalidad de la campaña presidencial de Barack Obama ha sido lanzar una aplicación para el nuevo iPhone, con el fin de captar adeptos que respalden sus aspiraciones de llegar a la Casa Blanca.

La característica más notable de esta nueva aplicación es que "organiza y prioriza tus contactos por Estados, de forma que hace más fácil la búsqueda y logra un mayor impacto de forma más rápida", según informa la propia utilidad, que sitúa a los contactos de la agenda de forma estratégica. Es decir, aquellos números de teléfono que pertenezcan a Estados que potencialmente podrían votar a Obama, se encontrarían en la cabeza de la lista, mientras que los de tendencia conservadora, como Texas, estarían al final.

Más información

Además, la aplicación contabiliza el número de llamadas que se han hecho a cada Estado para motivar con esos datos al usuario del iPhone y hacerle sentirse parate de "algo más grande". Además de estas características, el GPS del teléfono de Apple permite situar al usuario lo más cerca posible de la sede del Partido Demócrata y localizar los principales "eventos locales" de la campaña de Obama, que podrán ser priorizados en una lista de actividades.

Este software se convierte en el último esfuerzo hecho por la política para capitalizar la tecnología, aunque hay otros ejemplos como la distribución a través de YouTube, las páginas de Facebook y grupos de fans y la reconducción de e-mails.

El popular dispositivo multimedia permite acceder a enlaces a vídeos y fotos, especialmente relacionados con la campaña política. Además, también se puede acceder a noticias y a una guía relativa a varios aspectos y cuestiones del candidato. La aplicación se puede descargar a través de la tienda de iTunes de Apple, según Raven Zachary, un experto en iPhone, que está conduciendo la campaña de lanzamiento.