Google reitera su preocupación por la oferta de Microsoft a Yahoo

El presidente mundial de la compañía asegura que la inquietud de Google se debe al respeto al consumidor

El presidente mundial de Google, Eric Schmidt, ha reiterado hoy en la capital mexicana su preocupación por una posible adquisición de Yahoo por parte de Microsoft porque podría reducir las opciones de los consumidores en Internet. "Estamos preocupados de una unión potencial desde el punto de vista de que se eliminen opciones para el consumidor", ha asegurado el directivo en un encuentro con periodistas latinoamericanos, el mismo día en que Yahoo rechazaba a Microsoft la oferta unos 30.000 millones de euros por considerar que infravalora a la firma.

Yahoo insiste en que la oferta es insuficiente, si bien quedan tres semanas para que venza el plazo establecido por el gigante del software para completar la operación o, de lo contrario, ha dicho que lanzará una oferta hostil a un precio menos atractivo.

Más información
Yahoo vuelve a rechazar la oferta de Microsoft
Microsoft da un plazo de tres semanas a Yahoo! para negociar su compra
Las cartas que Microsoft y Yahoo se escriben
Microsoft lanza una oferta por Yahoo de 30.000 millones de euros
Yahoo probará el servicio de publicidad de Google
Google se alía con Salesforce para llevar sus aplicaciones a más empresas

Como ejemplo del golpe que la compra significaría para la competencia en el sector, Schmidt ha indicado que Yahoo y Microsoft podrían "combinar sus sistemas de correo electrónico".

El vicepresidente para América Latina de Google, Daniel Alegre, apuntó en el mismo acto que a Google también le preocupa que esa operación tenga como consecuencia que "no haya democracia en el acceso a las aplicaciones. Queremos competencia, no pensamos que Google va a ser el único buscador en el mundo, la competencia en el ecosistema de Internet es beneficiosa y saludable", asegura.

A juicio de Alegre, "se vuelve problemático cuando una empresa tiene el monopolio de los sistemas operativos en los computadores" y, gracias a una fusión con una compañía fuerte como Yahoo, se sitúe en posición de "impedir la libre competencia entra las empresas".

Google justifica la marcha de algunos de sus directivos

El presidente mundial de Google ha enfatizado además que Google es una compañía diferente a Microsoft: "Hay muchas maneras en las que somos distintos de Microsoft, en primer lugar no estamos tentados por Yahoo, pero tampoco tenemos la historia de sus tácticas de negocio", ha indicado.

En este sentido, recordó que Google tiene como regla "no guardar ningún tipo de información del usuario final". Por esta razón, "si a una persona no le gusta Google y quiere irse a Yahoo o Microsoft, nosotros se lo facilitaremos, pero nuestros competidores no hacen eso".

Sobre la reciente renuncia de algunos directivos de Google, Schmidt manifestó que la compañía "contrató a más personas que las que perdió", y lamentó que los medios de comunicación concentraran su atención solamente en los empleados que se fueron: "Hay gente que quiere una promoción laboral o un nuevo papel en la compañía y no se los podemos ofrecer, pero les deseamos lo mejor".

Exterior de la sede central de Google en Mountain View, California.
Exterior de la sede central de Google en Mountain View, California.BLOOMBERG

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS