Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banda ancha es muy cara y crece despacio, según el Defensor del Pueblo

El informe anual de la institución, presentado hoy en el Congreso, señala que las operadoras deben mejorar su proceso de resolución de quejas

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, recoge en su último informe anual la necesidad de que las operadoras de telecomunicaciones pongan más empeño en atender con la máxima celeridad y calidad las peticiones formuladas por los usuarios de estos servicios, para que este mercado pueda funcionar correctamente. La falta de servicio de internet ADSL para muchos ciudadanos ha generado en 2006 un elevado número de quejas, señala el último informe del Defensor del Pueblo, que alerta de que la banda ancha crece de un modo insuficiente y a un precio excesivo en nuestro país, especialmente en el medio rural.

"Otros medios de comunicación, así como diversas quejas planteadas por los ciudadanos ante esta Institución, evidenciaban que el precio que ha de pagarse por la percepción de este servicio es excesivo, todo ello en comparación con el resto de países de la Unión Europea", añade, y en otro párrafo alude expresamente en este sentido a la compañía Telefónica.

"La extensión del uso de las líneas ADSL al mayor número de ciudadanos posible ha de ser un cometido emprendido tanto desde los órganos administrativos competentes en la materia como desde los operadores presentes en el mercado" pero las quejas y noticias hacen sospechar al Defensor de que "no se están poniendo los elementos necesarios para lograrlo".

Más información sobre precios

En telefonía fija, la mayor parte de las quejas presentadas por los ciudadanos estuvieron relacionadas con la demora en la instalación de las líneas, el retraso en la reparación de averías o la portabilidad para cambiar el contrato de una compañía a otra manteniendo el mismo número de teléfono.

Otro aspecto relevante que Múgica recoge en su informe, presentado hoy en el Congreso, es el relativo a la publicidad de las compañías que prestan servicios de telecomunicaciones, que redunda en la contratación y la facturación de las operadoras. El documento señala que hubo un elevado número de quejas en las que "se ponía en entredicho" la veracidad de la publicidad de los servicios que prestan los operadores de telecomunicaciones, la calidad de los mismos y su precio. En sus quejas, los ciudadanos reflejan las dificultades que encuentran en la resolución de estos problemas, así como la inactividad de los poderes públicos en su atención.

Un elevado número de los escritos llegados al Defensor del Pueblo califican de "abusiva" la publicidad ofertada por algunas compañías, precisión que quedó patente en los asuntos relativos al precio del servicio. La institución estima que deberían "publicitar y proporcionar una información completa al ciudadano sobre el precio total del servicio completo". Otro de los aspectos más controvertidos es el relativo a la naturaleza jurídica y el grado de compromiso del contrato de permanencia en la compañía y su falta de publicidad, ya que se trata de uno de los elementos esenciales para que los usaros puedan beneficiarse de las condiciones prometidas.

Problemas de cobertura

En cuanto a la telefonía móvil, los problemas de cobertura generaron un elevado número de quejas por parte de los ciudadanos, que se vieron desprovistos del servicio por razones técnicas. Múgica señala en este apartado que el ámbito de aplicación de la telefonía móvil no se reduce solo a la emisión y recepción de llamadas telefónicas, sino también a los mensajes de texto (SMS).

Dado que este servicio no está actualmente regulado, el Defensor del Pueblo estimó oportuno requerir a la Administración información al respecto, que a fecha de hoy no ha sido remitida.