Autores de EE UU acusan Google de violar los derechos de autor con su biblioteca digital

El deemandante es Authors Guild, asociación que representa a más de 8.000 escritores

Author's Guild, una organización que representa a más de 8.000 autores en EE UU, ha acusado a Google de violar los derechos de propiedad intelectual con su proyecto de biblioteca digital, con el que el buscador pretende escanear y permitir a los internautas buscar en el interior de millones de libros.

La organización de autores asegura en su demanda que las bibliotecas públicas y privadas que colaboran con el proyecto Google Print del buscador en universidades no han recibido permiso para realizar un uso comercial de esos trabajos.

Más información
Google da tres meses a los editores para que excluyan títulos de su biblioteca digital
'Google Print' se abre a Europa
Google prueba un servicio de acceso a Internet inalámbrico y gratuito
EE UU enviará equipos de expertos en antipiratería a otros países
Google vuelve a digitalizar libros empezando por obras no protegidas
AUTHOR'S GUILD:: Información sobre la acción legal contra Google Print
GOOGLE BLOG:: El buscador responde a la demanda contra Google Print

La demanda se ha presentado en representación de cualquier persona o entidad propietaria del copyright de libros presentes en la biblioteca de la Universidad de Michigan, pero se presenta en Nueva York por ser allí donde tiene su sede la organización sin ánimo de lucro Author's Guild.

La acción legal pide al Tribunal de Distrito de Manhattan, en Nueva York, que paralice el proceso de digitalización de las obras para que los autores no sufran el daño irreparable de ser privados de derecho de controlar la reproducción de su trabajo. "Al reproducir para si mismo una copia de esos libros que no están en el dominio publco Google está participando en una infracción masiva del copyright. Ha violado, y continúa haciéndolo, los derechos electrónicos de los propietarios de ese derecho", afirma la asociación de autores.

El buscador responde a estas acusaciones en su blog con un comunicado en el que dice que respeta los derechos de autor. "Sentimos que este grupo haya elegido la vía legal para tratar de parar un programa que hará los libros y la información que contienen más accesibles para todo el mundo", afirma la compañía. Google insiste en que los autores y los editores pueden comunicarle qué obras no deben ser digitalizadas.

También afirma el buscador que los propietarios de los derechos quedan protegidos por el hecho de que en los trabajos cubiertos por el copyright sólo se pueden consultar algunas frases del texto y alguna información bibliográfica. Además, Google Print anima a los internautas que desean más a comprar el libro, y ofrece enlaces para hacerlo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS