¿Virus en el coche?

La industria del automóvil alerta del creciente interés de los 'hackers' en introducir virus en los dispositivos inalámbricos

¿Nadie está a salvo de los virus? Autoridades de la industria del automóvil y analistas alertan del creciente interés de los hackers en introducir virus en los dispositivos inalámbricos, un interés que pone en riesgo de infección a los sistemas informáticos de los automóviles. Mientras los fabricantes de vehículos ajustan los ordenadores de abordo para permitir a los consumidores transferir información con los reproductores de MP3 y teléfonos móviles, también están haciendo a sus vehículos vulnerables ante los virus móviles que se transfieren entre dispositivos a través de la tecnología Bluetooth que los conecta.

Más información
Un virus salta entre los móviles de asistentes a los mundiales de atletismo de Helsinki
El virus 'Yusufali-A' censura los contenidos pornográficos
Symantec asegura que el número de virus para Windows ha crecido un 48% desde enero
Operadoras y fabricantes intentan blindar los móviles ante la llegada de virus
F-Secure ha descubierto ya 103 virus para móviles

"Temo que hay un riesgo en usar la conexión Bluetooth en los autos," opina Yevgeni Kaspersky, titular de investigaciones antivirus de la firma rusa Kaspersky Lab. "Si los teléfonos inteligentes y ordenadores de abordo tienen el mismo canal para transferir los datos, en cualquier momento los 'hackers' encontrarán la vulnerabilidad en los sistemas operativos de las ordenadores de abordo y definitivamente lo van a usar," añade.

Lo peor que puede ocurrir es que cese el control del ordenador sobre el rendimiento del motor y las emisiones, la navegación y el sistema de entretenimiento. Eso probablemente significa un molesto viaje al taller de reparaciones o tener que reiniciar el sistema. "Estoy muy seguro de que aún será posible manejar el coche personalmente," opina el especialista en virus de Symantec Guido Sanchidrian.

Amenaza seria

Las empresas hasta ahora no han visto informes de virus en los sistemas de los coches, y los estudios han mostrado que no es fácil trasplantar virus dentro del auto, pero los fabricantes de autos dicen que están tomando seriamente el riesgo. El primer virus en teléfonos móviles, Cabir, se esparció en más de 20 países, desde Estados Unidos a Japón y de Finlandia a Sudáfrica, usando solamente la conexión Bluetooth. que se usa en las interfaces electrónicas de los vehículos para control y servicio.

Los fabricantes de coches, que usan la protección más sofisticada para los equipos de seguridad como los airbag o el control del motor, pero incluyen garantías menos rigurosas en los sistemas de información y entretenimiento.

Aunque hasta ahora no hay información de algún caso, las empresas dicen que están observando de cerca el desarrollo de los virus inalámbricos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS