Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pregunta a consumidores y rivales de Microsoft sobre el cumplimiento de las sanciones

La Comisión Europea llegó a amenazar con un castigo del 5% de los beneficios diarios si no se cumplían

La Comisión Europea dictaminó hace poco menos de un año que Microsoft había violado las leyes sobre competencia y le impuso una multa de 497 millones de euros. El pasado viernes, un portavoz del Ejecutivo europeo anunció que en se escucharía la opinión de representantes de estos colectivos, antes de decidir si la actitud de la compañía "ha sido satisfactoria" respecto al resto de sanciones, que incluyen la creación de un Windows sin reproductor multimedia y la entrega de información a sus rivales en el mercado de servidores.

A finales de 2004, el tribunal europeo que tramita el recurso de Microsoft a las sanciones impuestas por la UE por abuso de posición dominante denegó la suspensión de la ejecución de las sanciones, como había solicitado la compañía.

El juez estimó entonces que no aplicar las sanciones en tanto no haya una decisión definitiva, una sentencia firme, beneficiaría al gigante del software, que podría seguir ganado mercado entre los usuarios de reproductores multimedia gracias a su integración en el sistema operativo Windows. Ésta es la que la UE consideró ilegal y el motivo por el que se sancionó a Microsoft.

La empresa asegura que está "absolutamente comprometida con el cumplimiento de la decisión de Bruselas", ha declarado Dirk Delmaratino, portavoz de Microsoft. Pero a la Comisión Europea no parecen bastarle las buenas intenciones de la compañía -a la que ya ha amenazado con una multa del 5% de su beneficio medio diario si no cumple adecuadamente con las sanciones impuestas- y pedirá en los próximos días su opinión a competidores y consumidores.