Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izetbegovic, Milosevic y Tudjman ponen fin al conflicto más sangriento en Europa desde 1945

La guerra de Bosnia acabó ayer en París, al menos sobre el papel, diez minutos antes del mediodía. A esa hora de un día gélido y gris, los presidentes de Bosnia, Alia Izetbegovic; Croacia, Franjo Tudjman, y Serbia, Slobodan Milosevic, firmaban en el palacio del Elíseo, en un ambiente tenso y solemne, el acuerdo que pone fin al más trágico conflicto sufrido por Europa en el último medio siglo. Después se estrecharon la mano. Un cerrado aplauso de la nutrida representación de los poderes terrenales reunida en la capital francesa rubricó el acontecimiento histórico de este 14 de diciembre. El acuerdo fue recibido en Bosnia con una cierta indiferencia y pequeños incidentes armados.