Crisis del coronavirus

Trump levanta la restricción a los viajeros provenientes de la Unión Europea, pero Biden la revertirá

La medida que permite la entrada de extranjeros desde gran parte de Europa y Brasil entra en vigor el 26 de enero, pero la Administración del demócrata ya advirtió de que no relajarán las restricciones

Una mujer, con mascarilla, en el aeropuerto de Nueva Jersey, en septiembre pasado.
Una mujer, con mascarilla, en el aeropuerto de Nueva Jersey, en septiembre pasado.SHANNON STAPLETON / Reuters

Donald Trump anunció el lunes por la noche que levantará la restricción de entrada a Estados Unidos a los extranjeros provenientes de Europa y Brasil. La medida anunciada entra en vigor a partir del 26 de enero, al igual que la obligatoriedad de presentar una prueba negativa de la covid-19 para ingresar en el país. El presidente saliente ha decidido eliminar la medida impuesta en marzo para atajar la propagación del coronavirus, dos días antes de finalizar su mandato. La futura portavoz de la Administración de Joe Biden, Jen Psaki, ha adelantado en Twitter que el próximo Gobierno “no tiene la intención de levantar estas restricciones el 26 de enero”.

En un comunicado publicado por la Casa Blanca, Trump ha explicado que las autoridades sanitarias le aconsejaron que eliminara las restricciones aplicables a la zona Schengen, el Reino Unido, Irlanda y Brasil, pero continuarán vigentes las restricciones a los viajeros de China e Irán debido a la falta de colaboración de parte de los Gobiernos y empresas estatales con EE UU. “Estoy de acuerdo con el secretario [de Salud, Alex Aznar] en que esta acción es la mejor manera de continuar protegiendo a los estadounidenses de la covid-19 mientras se permite reanudar los viajes de manera segura”, sostuvo Trump.

Estados Unidos, el país del mundo más afectado por el coronavirus, roza los 400.000 muertos. En las últimas semanas ha alcanzado nuevos récords de fallecidos, con más de 4.000 en apenas 24 horas. Mientras tanto, la curva de contagios sigue descontrolada y los casos superan los 24 millones en todos el país. “Con el empeoramiento de la pandemia y el surgimiento de variantes más contagiosas en todo el mundo, este no es el momento de levantar las restricciones a los viajes internacionales”, tuiteó Psaki, aclarando que el equipo médico no lo recomienda. “De hecho, planeamos fortalecer las medidas de salud pública en torno a los viajes internacionales para mitigar aún más la propagación de la covid-19”.

El pasado 12 de enero, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron la orden de que a partir del 26 de enero será imprescindible para entrar a EE UU presentar una prueba negativa de la covid-19 o documentación que certifique haberse recuperado de la enfermedad. La normativa rige para todos los pasajeros aéreos que lleguen de un país extranjero.

Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos

Más información

Lo más visto en...

Top 50