_
_
_
_
_

Las Poderosas, un refugio de sororidad para víctimas de trata: “Rehice mi vida y mis hijas están orgullosas de mí”

El proyecto, que ha atendido a 55 mujeres en 2023, es galardonado en los Premios Fundación La Caixa a la Innovación Social

Las Poderosas
Joy Ogbeide, de 40 años, mediadora intercultural en Las Poderosas, proyecto social galardonado en los Premios Fundación La Caixa a la Innovación Social.Claudio Álvarez
Sara Castro

Cuando Joy Ogbeide llegó en situación irregular a España con 22 años ―ahora tiene 40―, pensaba que iba a poder estudiar, pero la decepción llegó pronto, se vio obligada a trabajar para enviar dinero a su hermano, que estaba en Nigeria. Su entorno la presionaba para ejercer la prostitución: “Yo me negaba y eso acarreó muchos problemas. Entonces, me fui con una familia, pero uno de sus miembros también quiso enviarme a Bélgica para prostituirme”. Tenía claro que no cedería y decidió buscar un futuro mejor en Navarra, tras escuchar que en la comunidad foral iba a encontrar más oportunidades. Allí, en 2018, sin vivienda propia y con dos hijas a cargo, tocó la puerta de Las Poderosas, perteneciente a la Asociación Acción Contra la Trata, que ofrece un refugio en Pamplona para estas personas. Es un espacio de sororidad con un apoyo mutuo entre iguales. “Ahora tengo trabajo, casa, papeles y me siento empoderada”, cuenta la mujer nigeriana, que es mediadora intercultural y agente de cambio en el proyecto, galardonado este jueves en los Premios Fundación La Caixa a la Innovación Social.

En 2017, la Asociación Acción Contra la Trata organizó un taller de autodefensa feminista con varias mujeres. Esta fue la semilla de un grupo que fue creciendo hasta convertirse en Las Poderosas, una experiencia innovadora que se desarrolla en el marco del programa Mujeres supervivientes: del proceso personal a la transformación social. Ogbeide es una de las personas que se ha incorporado al equipo de trabajo tras haber sido ayudada a regularizar su situación: “No puedo comparar mi vida con la de otras compañeras que entraron en España engañadas por su madame o su tratante, la suya es otra historia más dura. Pensaban que iban a ser peluqueras o camareras y se encontraron con la prostitución. Yo conseguí sortear eso”.

Joy Ogbeide, de 40 años, mediadora intercultural en Las Poderosas, proyecto social premiado por Fundación La Caixa.
Joy Ogbeide, de 40 años, mediadora intercultural en Las Poderosas, proyecto social premiado por Fundación La Caixa.Claudio Álvarez

Han pasado por el proyecto más de 80 mujeres de 10 procedencias diferentes. Muchas de ellas son de Colombia, Nigeria, Senegal, Camerún, Kenia y Arabia Saudí. En 2023, registraron 27 nuevas atenciones, 20 de ellas eran casos de trata y prostitución, y atendieron a un total de 55 mujeres. Algunas son acompañadas durante años en sus procesos de restablecimiento.

Son una pequeña muestra de una realidad de la que, por su naturaleza, no existen estadísticas precisas. Solo en 2022, la ONG Médicos del Mundo trabajó con 9.649 personas en situación de prostitución e identificó 138 presuntas víctimas de trata con fines de explotación sexual, en su mayoría mujeres.

El arte para la transformación, la formación en derechos, el relato sanador y la expresión artística permiten promover el sentido de pertenencia y la recuperación de estas mujeres. En Las Poderosas fomentan la autodeterminación individual, la capacidad para tomar decisiones y resolver los problemas del día a día, y la participación democrática en la vida comunitaria. Todo ello se traduce en la participación en grupos y actividades que favorecen la interacción y la convivencia.

Ogbeide ofrece charlas sobre la trata y las barreras que enfrentan las mujeres migrantes superviventes en España. En Las Poderosas también imparten formaciones orientadas a la salud, a la protección de los menores y al mundo laboral. Juntas organizan talleres de arteterapia y clases de lengua castellana, algo fundamental en la inserción social y laboral, para la mediadora intercultural. Además, cuenta que ayudan a las víctimas a comprender su situación y a liberarse del sentimiento de culpa porque muchas, que acuden al proyecto a escondidas, “se sienten en deuda con las personas que las han traído a Europa”, aunque estas sean proxenetas. Las mujeres se reúnen dos veces al mes, pero todas reciben un seguimiento continuado desde la sesión de acogida inicial. “Se sienten en casa, en un espacio seguro donde hay mucha confianza”, explica.

Joy Ogbeide, de 40 años, mediadora intercultural en Las Poderosas, proyecto social premiado por Fundación La Caixa.
Joy Ogbeide, de 40 años, mediadora intercultural en Las Poderosas, proyecto social premiado por Fundación La Caixa.Claudio Álvarez

Cuatro mujeres de la organización han creado Costura Poderosa, una empresa de inserción sociolaboral. Además, colaboran con otras entidades para ampliar su cobertura asistencial. Reciben apoyo jurídico, social y sanitario, Médicos del Mundo es una de las organizaciones cooperantes. Los servicios sociales y los ayuntamientos navarros también les conceden amparo institucional. “Muchas mujeres vienen de otras ciudades porque han escuchado que aquí hay recursos para salir de la prostitución”, cuenta Ogbeide.

La Ley Foral 14/2015 reconoce la trata como una forma de violencia hacia las mujeres y, desde 2018, incluye la prostitución como una de las manifestaciones de la violencia junto a la trata y la explotación sexual.

Ogbeide es coautora del disco-libro Libres para soñar, que narra la historia de 13 integrantes del grupo, y es solista de cinco canciones que compuso la organización. Ha impartido actividades para la sensibilización de la prostitución y talleres de prevención de captación de mujeres y menores con fines de explotación sexual: “Rehice mi vida, fui madre otra vez y mis hijas están muy orgullosas de mí. Eso sí, no fue fácil”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_