La Cope en Navarra se niega a emitir publicidad institucional sobre el Día del Orgullo LGTBI, pese a los requerimientos del Gobierno foral

La cadena lleva tres años sin poner las cuñas, pero en esta ocasión un cambio legislativo da herramientas al Ejecutivo autonómico para imponer sanciones

Una de las imágenes de la campaña del Gobierno de Navarra para el 28J.
Una de las imágenes de la campaña del Gobierno de Navarra para el 28J.Gobierno de Navarra (GOBIERNO DE NAVARRA)

La Cadena Cope de Navarra se ha negado a emitir las cuñas de radio creadas por el Gobierno foral con el fin de sensibilizar a la ciudadanía en el marco del Día del Orgullo LGTBI, reivindicado este pasado 28 de junio. Es ya el tercer año consecutivo en el que se niegan a hacerlo y el motivo esgrimido por la cadena es, según fuentes del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), que el contenido de la cuña no se ajusta a su línea editorial. Fuentes del INAI advierten de que esta actitud podría provocar que se saque a la cadena de la lista de medios oficiales que recibe financiación pública. Hasta ahora, el Ejecutivo foral —formado por PSN, Geroa Bai y Podemos— carecía de herramientas para sancionar a la emisora de radio, pero con la última modificación de la Ley Foral 8/2017, de 19 de junio, para la igualdad social de las personas LGTBI+, ya las tienen.

El pasado 20 de junio, el INAI encargó a una agencia de comunicación que gestionara con los distintos medios de comunicación con licencia en Navarra la difusión de determinados contenidos en el marco del 28J. En concreto, en el caso de Cadena Cope, se trataba de la emisión de ocho anuncios publicitarios de 30 segundos de duración en el programa Herrera en Cope, en su desconexión regional, los días 23, 24, 27 y 28 de junio. Al constatar que los dos primeros días no se habían emitido las citadas cuñas, tanto la agencia de comunicación como el Gobierno foral emitieron un requerimiento a la emisora para que las emitiera en un plazo de 24 horas. Tal y como recoge el texto del requerimiento, la empresa no lo hizo.

Al adoptar esta posición, se arriesgan a perder la financiación pública. Esta posibilidad se recoge de manera expresa en el artículo 7.5 de la norma, que establece que “los contratos o acuerdos marco de publicidad institucional” estipulados con empresas de comunicación de forma directa o indirecta “serán objeto de resolución cuando, requeridas por la entidad contratante para la inserción de las campañas de publicidad institucional, no la lleven a cabo”. A partir de ese momento, recoge el texto, estas personas físicas o jurídicas serán “excluidas del listado de medios de comunicación y soportes publicitarios con los que existe previsión de contratar”. No es una cuestión sin importancia, puesto que la Cadena Cope en Navarra es la segunda radio generalista que más dinero recibió del Ejecutivo en 2021, algo más de 104.000 euros. La distribución de la financiación se realiza, entre otros criterios, en función de la audiencia que tenga el medio en cuestión. La Cadena Cope es la segunda radio generalista con licencia con más oyentes en Navarra, por detrás de la SER.

Desde el INAI señalan que ya son tres los años en los que la Cadena Cope ha decidido no emitir la campaña realizada por el instituto, que es quien tiene las competencias en materia LGTBI. Apuntan asimismo a que el argumento esgrimido por la empresa para no hacerlo es “un motivo de preocupación”: “Estamos hablando de que un medio de comunicación alega que un tema de derechos humanos no entra en su línea editorial”, explican.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS