17 años de matrimonio igualitario: activistas LGTBI reflexionan sobre lo conseguido y lo que aún falta

Activistas recrean en el Congreso de los Diputados la fotografía de portada de EL PAÍS de 2005, en la que aparecían celebrarando la aprobación de la ley del matrimonio homosexual

En la imagen de la izquierda, representantes de colectivos LGTBI, en la tribuna del hemiciclo del Congreso de los Diputados, aplaudiendo tras la aprobación de la ley sobre el matrimonio homosexual el 21 de abril de 2005. En la de la derecha, miembros de colectivos LGTBI repiten la foto este martes en el mismo emplazamiento.
En la imagen de la izquierda, representantes de colectivos LGTBI, en la tribuna del hemiciclo del Congreso de los Diputados, aplaudiendo tras la aprobación de la ley sobre el matrimonio homosexual el 21 de abril de 2005. En la de la derecha, miembros de colectivos LGTBI repiten la foto este martes en el mismo emplazamiento.

El recuerdo ha inundado la mañana de este martes, día del Orgullo, el Congreso de los Diputados. En el hemiciclo se ha vuelto al 21 de abril de 2005 para conmemorar un momento trascendental en la historia española: la aprobación en el Congreso del matrimonio igualitario. Varias generaciones de activistas LGTBI se han reunido para recrear la foto de portada de EL PAÍS de aquel momento, en la que representantes del colectivo, entre ellos el difunto Pedro Zerolo, celebraban la aprobación de la medida, que convirtió a España en el tercer país en el mundo en legalizar el matrimonio homosexual. Entre los asistentes estaba Beatriz Gimeno, activista por los derechos del colectivo LGTBI y hoy diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, quien hace 17 años impulsó la ley como presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB). “Estar todos aquí es la garantía de que hay nuevos y nuevas activistas y que hay gente que se ha incorporado a la lucha”, ha señalado. “Justo en un momento en el que la lucha tiene que seguir. No es que todo esté conseguido, como podíamos pensar hace algunos años”, ha añadido.

Dentro del hemiciclo del Congreso, el fotógrafo Uly Martín se prepara para repetir la foto que tomó hace 17 años. Con el móvil en mano, compara la antigua foto con la escena que tiene delante. Tarda unos minutos en recordar el lugar exacto en el que estaban los asistentes entonces (desde 2005 ha habido reformas en la sala y no todo es como era antes). Martín los va guiando con su mano para cuadrar el disparo: primero, un poco a la izquierda. Luego, un poco a la derecha. De repente, desde las tribunas estallan en aplausos. Todos los presentes se unen al júbilo. Martín captura el momento y así, a 28 de junio de 2022, dentro del Congreso, se vuelve al 22 de abril de 2005. Por lo menos durante cinco minutos. Se siente la alegría que se sintió en aquel momento, y la nostalgia por los años que han pasado desde entonces. En el acto, se ha notado la ausencia de Pedro Zerolo, considerado uno de los mayores promotores de la ampliación del derecho al matrimonio y a la adopción por parejas homosexuales en España. Falleció en 2015 a causa de un cáncer de pancreas. En la foto, de hecho, se ha dejado un hueco para él.

Para Blue Rodríguez, una persona no binaria de 22 años y co-coordinador del Grupo Joven de la FELGTB, ha sido un momento “muy emocionante”. Lo ha grabado y subido a su historia en Instagram con un texto que reza: “Repitiendo momentos históricos”. Para Blue, las generaciones de activistas que le preceden han marcado “una hoja de ruta” para su generación y las que vengan detrás. “Es importante como joven ser muy consciente de lo que hemos conseguido, porque sirve de precedente para saber lo que podemos conseguir y lo que todavía no tenemos, que sería la ley trans, que está ahí a nuestro alcance”, ha dicho. “Pero también pensar en las leyes que faltan por llegar porque creemos que cuando consigamos la ley trans ya estará todo hecho, pero todavía quedan un montón de colectivos muy invisibilizados”, ha añadido.

El nombre de Blue en realidad es Aaron, pero desde hace un par de meses prefiere que se le llama Blue porque así no tiene que “especificar pronombres”. “Con Blue, simplemente puedo ser soy yo mismo”, ha explicado. Aunque nació en 2000, antes de que se aprobara el matrimonio igualitario, ha crecido con el derecho a casarse con quien desee. Y el haberse criado y formado con esa garantía le ha hecho ser consciente de todos los derechos del colectivo LGTBI que aún quedan por conquistar. “Es importante que personas que estuvieron en ese momento, hace 17 años, nos cedan el espacio para estar ahora”, ha destacado. “Me parece muy bonito que en este acto de halago a ese momento histórico, den paso a que la juventud que están luchando por nuevos momentos históricos”.

img-beforeimg-after
En la imagen de la izquierda, representantes de colectivos LGTBI, en la tribuna del hemiciclo del Congreso de los Diputados, aplaudiendo tras la aprobación de la ley sobre el matrimonio homosexual el 21 de abril de 2005. En la de la derecha, miembros de colectivos LGTBI repiten la foto este martes en el mismo emplazamiento. Uly Martín

Tanto Blue como Gimeno coinciden en que el acto de este martes ha representado el hecho de que existe un relevo generacional dentro de esta lucha. “Las personas jóvenes estamos aquí y queremos aprender de las personas que llevan un montón de tiempo luchando. Nos inspiran y nos ayudan a ver posible que hay otros derechos que se pueden conseguir”, ha dicho Blue. Y ha añadido que su generación no busca quitarle el puesto a nadie: “Yo no quiero ser Carla Antonelli, yo no quiero ser Silvia Jaén. Yo quiero aprender de ellas, quiero que me enseñen cómo ser yo y cómo la juventud puede llegar a conseguir todas las cosas que estas personas maravillosas consiguieron”.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS