El papa Francisco pide que se trate mejor a las suegras mientras les reclama a ellas que no critiquen

“A vosotras, suegras, os digo: tened cuidado con vuestras lenguas. Es uno de los pecados de las suegras, la lengua”, les ha dicho el Pontífice en la plaza de San Pedro

El Papa Francisco sostiene una pelota de rugby recibida como regalo del obispo francés Emmanuel Gobillard, el 27 de abril de 2022 en la plaza de San Pedro. Foto: Tiziana FABI (AFP) | Vídeo: EPV

El papa Francisco ha pedido este miércoles que se trate mejor a las suegras y a ellas les ha instado a no criticar, “a tener cuidado con su lengua”, en una nueva catequesis dedicada a los ancianos, durante la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro.

Francisco ha celebrado una nueva audiencia en la plaza del Vaticano ante varios miles de fieles, a los que ha saludado desde el papamóvil durante un recorrido entre los varios sectores de la plaza y ha aparecido con visibles dificultades a la hora de caminar debido a sus problemas de rodilla, que le han obligado a suspender algunos actos en su agenda.

En su catequesis, el Papa ha señalado que existen “lugares comunes sobre vínculos de parentela creados por el matrimonio, sobre todo entre suegra y nuera” y ha pedido superar “los prejuicios más comunes”: “Hoy en día la suegra es un personaje mítico, no digo que pensemos que son el diablo, pero siempre se dice que son malas. Pero son la madre de tu marido, de tu mujer”, ha recordado.

“Son también madres, son ya mayores y una de las cosas más bonitas para las abuelas es ver a sus nietos. Es cierto que a veces son un poco especiales, pero han dado todo. Al menos hazlas felices, deja que lleven su vejez con felicidad”, ha añadido.

Y a las suegras les ha exhortado: “A vosotras, suegras, os digo: tened cuidado con vuestras lenguas. Es uno de los pecados de las suegras, la lengua”. También ha apuntado que “la juventud se revela capaz de dar de nuevo entusiasmo a la edad madura” y que ”la vejez se descubre capaz de reabrir el futuro para la juventud herida”, y ante ello insistió en la importancia de “una alianza de las generaciones”.

Problemas de salud

Sus problemas de rodilla se confirmaron en el viaje que debía llevarle hasta Malta el pasado 2 de abril. Como es costumbre, Francisco, de 85 años, embarcó el último, cuando todos los periodistas y el séquito que le acompaña se encontraban ya en el avión. Esta vez, sin embargo, tuvo que hacerlo ayudado de un montacargas lateral que le evitase el dolor en la rodilla que le producía el esfuerzo al subir las escalerillas de la nave. En el viaje de regreso él mismo lo explicó así a preguntas de los periodistas: “Mi salud es un poco caprichosa. Tengo un problema en la rodilla, que genera problemas locomotrices. Pero mejora, al menos ahora puedo andar. Hace dos semanas no podía ni eso. Es algo lento. Veamos si vuelve atrás, pero a esta edad uno no sabe ya cómo terminará el partido. Esperemos que vaya bien”, señaló entonces.

De hecho, este martes Francisco volvió a suspender su agenda por consejo médico, debido al mismo dolor en la rodilla derecha. Y la oficina de comunicación del Vaticano se ha referido a ello por primera vez. “Debido al dolor de rodilla y por consejo médico, el papa Francisco ha interrumpido las actividades previstas para la jornada de hoy, incluida su participación en la reunión del Consejo de Cardenales, de la que hoy empezaba una nueva sesión”, informó en un breve comunicado la oficina de prensa del Vaticano.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS