_
_
_
_
_

Alejandro Palomas, víctima de la pederastia en la Iglesia: “Sánchez me ha prometido que hará todo lo que esté en su mano”

El escritor se ha reunido con el presidente del Gobierno para hablar sobre los abusos que sufrió cuando era niño

En la imagen el escritor Alejandro Palomas, Premio Nadal 2018, que fue victima de abusos sexuales de por parte de un cura de pequeño.Foto: MASSIMILIANO MINOCRI | Vídeo: CADENA SER
Lucía Foraster Garriga

El presidente del Gobierno se ha reunido este jueves con el escritor Alejandro Palomas, que reveló la semana pasada los abusos que sufrió de niño por parte de un religioso de La Salle que fue su tutor y profesor en los años setenta, al que Palomas denomina “Hermano L”. “Pedro Sánchez me ha prometido que va a hacer todo lo que esté en su mano. Su compromiso con las víctimas es absoluto”, ha dicho el autor a EL PAÍS tras la reunión. “Salgo con la sensación de que para mucha gente hoy es un día histórico. Este país ha pasado del blanco y negro al color“, ha añadido el autor, conocido por la saga de novelas Una madre, Un perro y Un amor, la última de las cuales le valió el premio Nadal en 2018.

Los abusos que sufrió Palomas incluyeron tocamientos, intentos de masturbación y una violación durante unas colonias de verano. Tras hacer públicos estos hechos, el presidente del Gobierno agradeció en Twitter el “coraje” y la “valentía” del escritor, después de que Palomas escribiera en la misma red social: “Señor Presidente: acabo de desnudar mi dolor en una radio por todos/as los niños y niñas abusados/as y violados/as por miembros de la Iglesia Católica desde hace décadas. Somos Memoria Histórica enterrada en vida. Denos usted la voz”.

“No me esperaba nada de esto”, ha reconocido Palomas tras la reunión. “Ha escuchado mucho, ha hablado mucho, y está súper comprometido. Le preocupa que en este proceso las víctimas sean tenidas en cuenta, y siempre protegidas. Quiere ir hasta el fondo”, ha expresado. La reunión del presidente del Gobierno con Palomas se ha producido en medio del escándalo de la pederastia en la Iglesia española. El diario EL PAÍS entregó en diciembre al papa Francisco y a la Conferencia Episcopal Española un informe con 251 casos inéditos de abusos sexuales, cometidos por sacerdotes, religiosos y trabajadores seglares, desde los años cuarenta hasta la actualidad. La investigación periodística se inició en octubre de 2018, y la contabilidad de este periódico es la única existente en España, ante la ausencia de datos oficiales o de las instituciones eclesiásticas. Suma ya más de 1.300 víctimas en más de 600 casos, a los que se une la denuncia pública del escritor.

En los últimos días, los acontecimientos se han precipitado. Este martes, el Congreso dio el primer paso para abrir una investigación sobre los abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia, con el rechazo del PP y Vox. La mayoría de la Mesa de la Cámara admitió a trámite la solicitud de crear una comisión de investigación, una iniciativa presentada por Unidas Podemos, ERC y EH Bildu, y sobre la que el PSOE aún no ha decidido si será de investigación parlamentaria o de expertos, como plantea el PNV. Durante su visita a Emiratos Árabes Unidos este miércoles, Sánchez explicó que tenía ideas sobre algunas actuaciones que puede impulsar para investigar esos abusos, pero que para tomar una decisión final quería conocer antes el testimonio directo de alguna de las víctimas.

“Está barajando posibilidades, y en breves va a tener su propuesta. Por lo que he entendido, su grupo parlamentario está trabajando en ello”, ha aclarado Palomas. Para el escritor, personalmente, “este tipo de investigaciones deberían hacerse de forma independiente, intentando llegar al fondo de todo esto con un grupo de expertos”. Aunque cree que las dos formas —investigación parlamentaria o de expertos— podrían coexistir, si tuviera que elegir se inclinaría por una investigación independiente, “fuera de toda influencia”.

Sobre este tema, el portavoz y secretario general de la CEE, Luis Argüello, opinó este miércoles que una comisión en el Congreso no es el ámbito adecuado para investigar los casos de pederastia en la Iglesia porque “influirán más las cuestiones políticas y las necesidades de apoyos que el interés real de las víctimas”. En su discurso sigue subrayando que la Iglesia española no pondrá en marcha una comisión independiente de expertos como sí han realizado los obispos franceses, aunque ha reconocido que, de crearse en España, arrojaría resultados similares.

Sin embargo, la Fiscalía General del Estado pidió este lunes a las fiscalías autonómicas que le envíen todas las denuncias y querellas en tramitación sobre agresiones y abusos sexuales a menores cometidas por religiosos, con el objetivo de conseguir una radiografía sobre la pederastia en la Iglesia española. No obstante, los fiscales no podrán reunir todos los expedientes, ya que la mayoría de ellos se instruyen en procesos eclesiásticos y no llegan a la justicia civil. En estos casos han sido los obispos y los superiores de las órdenes religiosas los que se han encargado de investigarlos y juzgarlos.

La cúpula eclesial valora el paso del ministerio público, aunque su secretario general, Argüello, cree que sería mejor “si se dijera cuántos casos de abusos hay tramitados en el conjunto del Estado (...), ya que afectan a toda la sociedad”. Por su parte, el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, ha asegurado en un comunicado que aplicará todos los medios a su alcance para realizar “con rigor y profundidad” la investigación de cada caso y ponerlos a disposición de la justicia para que realice su labor.

Mientras, la dirección de La Salle de Premià de Mar (Barcelona) ha tomado declaración a compañeros y profesores de Palomas para investigar su caso y se ha puesto en contacto con este para conocer datos clave y avanzar en el procedimiento interno en marcha. En un comunicado, el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle) ha explicado que espera poder reunirse con él para pedirle perdón personalmente, al tiempo que ha subrayado su “total voluntad de transparencia” para conocer los hechos. Al conocer la denuncia de Palomas, La Salle —que hasta ahora se había negado a investigar los 26 casos de los que este diario había informado— ha abierto una investigación al Hermano L., que ahora tiene 91 años y vive en una residencia de la congregación en Cambrils (Tarragona), para conocer si hubo más víctimas. Además, ha condenado los hechos, que ha tildado de “deleznables”.

Si conoce algún caso de abusos sexuales que no haya visto la luz, escríbanos con su denuncia a abusos@elpais.es

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Lucía Foraster Garriga
Reportera en Sociedad y Planeta Futuro desde 2021. Licenciada en Relaciones Internacionales por la Blanquerna - Universitat Ramón Llull y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Cubre temas migratorios, de género, violencia sexual y derechos humanos. Premio Ortega y Gasset de Periodismo 2022 por la investigación de abusos sexuales en la Iglesia española.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_