China confina Xian, el segundo caso de confinamiento de una gran ciudad en la pandemia

Dos años después del cierre de Wuhan, y a mes y medio de la inauguración de los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín, la gran urbe de 13 millones de habitantes famosa por sus guerreros de terracota queda cerrada

Trabajadores sanitarios efectúan pruebas PCR a residentes de Xian esta semana.
Trabajadores sanitarios efectúan pruebas PCR a residentes de Xian esta semana.STR (AFP)

A un mes casi exacto de que se cumpla el segundo aniversario del cierre de Wuhan, la ciudad donde se detectaron los primeros casos de covid y que permaneció bloqueada 76 días, China ha ordenado un nuevo confinamiento de una gran ciudad: Xian, capital de la provincia de Shaanxi con de 13 millones de residentes, en la que se han detectado 143 contagios desde el 9 de diciembre.

En una medida que no se aplicaba a ninguna capital de provincia entera desde aquel primer confinamiento―aunque sí a otras localidades de menor tamaño―, las autoridades municipales han indicado que a partir de esta medianoche los residentes de esta localidad en el noroeste de China, famosa por sus guerreros de terracota, tendrán que permanecer en sus viviendas. Tan solo una persona por unidad familiar podrá salir cada dos días a comprar alimentos y otras necesidades básicas, según figura en la circular que el gobierno local ha publicado en su cuenta en las redes sociales chinas.

Desde primeras horas de este miércoles, ninguno de los 13 millones de habitantes pueden abandonar la ciudad a menos que cuenten con una razón inaplazable. Para poder marcharse tendrán que hacerse una prueba PCR de covid, mostrar su código de salud en regla en su teléfono móvil y presentar un certificado de las autoridades que les autorice el desplazamiento, tras haber demostrado la necesidad imperiosa del viaje.

Las escuelas se han cerrado y se han impuesto límites a la capacidad máxima de los vehículos de transporte público. Las terminales de autobuses de larga distancia se han clausurado y se han establecido puestos de control para la detección de posibles casos de covid en las carreteras en torno a Xian, una de las principales ciudades del noreste de China y un gran centro turístico por sus guerreros de terracota y su centro amurallado.

Más de 85% de los vuelos hacia y desde el principal aeropuerto de la ciudad han quedado suspendidos, según indicó el controlador de vuelos VariFlight, citado por la agencia AFP.

Desde el martes, las autoridades sanitarias llevan a cabo pruebas masivas para la detección de posibles infecciones del virus. Este miércoles, Xian ha informado de 52 nuevos contagios localizados el martes. La ciudad batalla también contra un brote distinto de fiebre hemorrágica.

Aunque el número de casos es muy pequeño comparado con el total de su población, las autoridades municipales de Xian han optado por medidas radicales para evitar que el brote pueda ir a más y atajarlo lo más rápidamente posible. Queda solo un mes y medio para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022, y el Gobierno central chino quiere evitar que la pandemia pueda ensombrecer esa competición. Le preocupa además la temporada del año nuevo lunar, que este año se celebrará en febrero, durante la cual tradicionalmente se producen centenares de millones de viajes de personas que quieren regresar a casa a celebrar esas fechas con sus familias. En 2019, antes de que estallara la pandemia, se registraron casi 3.000 millones de desplazamientos.

El martes, el director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades en Shaanxi, Liu Feng, había indicado que en el brote de Xian se detectaron “transmisiones ocultas”, pues las infecciones se han extendido desde allí a otras provincias. Otras regiones que han detectado casos de covid en los últimos días son las de Cantón y Guangxi, en el sur, y la metrópolis de Tianjin, en el noreste.

Con una política de covid cero en todo su territorio, China, donde se detectaron los primeros casos de coronavirus, ha logrado eliminar casi por completo la presencia de la enfermedad en su territorio mediante una combinación de estrictas medidas. Entre ellas figura un cierre de fronteras casi absoluto, largas cuarentenas a los que llegan del exterior, confinamientos en los lugares donde se hayan detectado casos y para los contactos de los contagiados y, en ocasiones, limitaciones a la movilidad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy

Es la corresponsal de EL PAÍS en Asia. Previamente trabajó en la agencia EFE, donde ha sido delegada en Pekín, corresponsal ante la Casa Blanca y en el Reino Unido. También ha cubierto conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio como enviada especial. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS