El ‘caso Maruxaina’ se agrava: halladas imágenes de víctimas practicando sexo

Los autores de los vídeos en la romería en San Cibrao (Lugo) grabaron a parejas en la playa con cámaras de infrarrojos y a muy poca distancia

Protesta en San Cibrado el pasado abril para reclamar la reapertura del caso de A Maruxaina.
Protesta en San Cibrado el pasado abril para reclamar la reapertura del caso de A Maruxaina.OSCAR CORRAL (EL PAÍS)

Crece el número de víctimas y el tipo de vejaciones en el caso Maruxaina, la operación orquestada durante la romería de ese nombre celebrada en Galicia el 9 y 10 de agosto de 2019 para grabar a mujeres orinando y subir las imágenes de sus partes íntimas a webs porno. Las investigaciones han hallado en otras páginas de internet vídeos de entre 10 y 15 parejas practicando sexo en la playa de San Cibrao (Lugo), el pueblo que acoge la fiesta.

Una vez más, las cámaras de visión nocturna que se utilizaron permiten reconocer los rostros de los afectados, que aún no han sido identificados. “En algunas de las imágenes, los autores, en plan burla o para hacer la gracia, aunque maldita la gracia que tiene, llegan a tocar la pierna de la chica”, apunta José Manuel Olivares, abogado de las denunciantes. Las nuevas pruebas acaban de ser incorporadas a la instrucción judicial.

Las imágenes duran más de una hora y fueron encontradas siguiendo los enlaces que dieron pie al estallido del caso. Se grabaron en la oscuridad, con equipos de gran calidad y a muy poca distancia (apenas tres metros). Este hallazgo apunta, según la defensa de las víctimas, a que no solo los autores de los vídeos son varios, sino que además, este hecho ocurrido en San Cibrao hace dos años consistió en un despliegue organizado, con cámaras profesionales y una “clara premeditación”.

“Esto demuestra la peligrosidad que suponía dejar todo esto impune”, subraya Mary Fraga, de la asociación Mujeres por la Igualdad de Burela (Bumei) que asiste a las víctimas, en alusión al archivo inicial de la denuncia en contra incluso del criterio de la Fiscalía. Finalmente, la Audiencia Provincial de Lugo ha ordenado reabrir el caso. Las denunciantes consideran que las grabaciones son un atentado contra su intimidad, su honor y su integridad moral.

Manifestación, en abril, en San Cibrao contra el archivo del caso de las cámaras ocultas en la romería de A Maruxaina.
Manifestación, en abril, en San Cibrao contra el archivo del caso de las cámaras ocultas en la romería de A Maruxaina.OSCAR CORRAL

El titular del juzgado de instrucción número 1 de Viveiro ha citado ya a declarar a una treintena de las más de 80 denunciantes. El magistrado les ha pedido que aporten informes médicos y psicológicos sobre el daño que les han ocasionado las grabaciones vejatorias subidas a internet, grabadas en un callejón a donde acudían los asistentes a la romería para orinar resguardados, supuestamente, de miradas ajenas. Un vehículo aparcado en ese lugar puede ser clave para descubrir a los autores de las imágenes. Es un coche que utilizaron las víctimas para esconderse, pero era una trampa: en su interior ocultaba parte de las cámaras.

Tanto la matrícula como el hecho de que se trata de un vehículo de alquiler se puede apreciar en los planos grabados desde otras cámaras colocadas estratégicamente en el callejón. El juez ya ha pedido a la empresa propietaria que identifique a la persona que se lo alquiló aquellos días de agosto de 2019.

Esta zona del pueblo, además, estaba cortada al tráfico por la romería, por lo que a ella solo podían acceder residentes o ciertos conductores con un permiso especial. Por eso, el instructor ha solicitado al Ayuntamiento de Cervo, al que pertenece la playa de San Cibrao, que identifique a las personas que fueron autorizadas para estacionar allí.

Las nuevas imágenes subidas a las webs porno han permitido identificar la romería de Asturias en la que también se realizaron grabaciones a mujeres orinando. Las denunciantes aseguran que se trata de la fiesta de El Xiringüelo, en la localidad asturiana de Pravia, e incluyen también vídeos de parejas practicando sexo, añade Oliveros. “Parece que los autores no dan un paso atrás”, señala Fraga sobre la divulgación en internet de nuevas grabaciones vejatorias. “Están en plan desafiante, como si estuvieran seguros de que saldrán impunes”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS