El País Vasco pide a sus hospitales que aumenten las camas UCI disponibles en previsión de más ingresos por covid

Un total de 37 camas de críticos de las 214 ocupadas son por el virus y llegar a “50 sería preocupante”, advierte la consejera de Salud de Euskadi

Una sanitaria atiende a un paciente de la UCI del Hospital de Basurto en Bilbao, en una imagen de archivo.
Una sanitaria atiende a un paciente de la UCI del Hospital de Basurto en Bilbao, en una imagen de archivo.Miguel Toña (EFE)

Euskadi empieza a mirar con preocupación la expansión del coronavirus y el aumento de los ingresos tanto en planta como en unidades de críticos. El departamento de Salud ha comunicado a sus seis hospitales que empiecen a abrir más camas UCI ante el crecimiento de casos. En la actualidad hay 37 pacientes con covid y, de llegar a 50 en toda la comunidad, habría problemas. La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha recordado este jueves que, si se llega a esa cifra de camas UCI ocupadas por pacientes covid, de las 243 totales que se ofertan en este momento —214 ya están ocupadas con personas con covid y otras patologías—, tendrían “que pensar en medidas mucho más estrictas”. El País Vasco ha registrado en la última jornada 919 nuevos positivos de covid y ha sumado cuatro críticos, la mayoría en Gipuzkoa. Una situación que la consejera ha calificado de “preocupante”. “Los contagios siguen en ascenso”, lo que “significa el incremento del riesgo de ocupación de camas hospitalarias y de las UCI”. Sagardui ha recordado que el sistema vasco ha llegado a quintuplicar la capacidad de camas UCI en las primeras olas, pero a renglón seguido ha advertido, en Radio Popular-Herri Irratia, que “no es lo conveniente”.

El perfil de los nuevos casos que llegan a la UCI es el de personas de más de 70 años que no habían recibido la tercera dosis, de ahí que Euskadi quiera acelerar las inyecciones extra a mayores de 60 y 70 años, sin esperar los seis meses desde el último pinchazo indicados por las farmacéuticas y la comisión de Salud Pública. Se trata de 440.000 vascos que se vacunaron en primavera y verano y que aún no han recibido el refuerzo.

La consejera del Gobierno vasco, que este miércoles recurrió al Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior que les niega la posibilidad de exigir el pasaporte covid en el ocio nocturno y en restaurantes con más de 50 comensales, ha insistido en que el virus “sigue estando entre nosotros”, por lo que ha pedido a la población que, además de “vacunarse sin duda”, hay que seguir manteniendo las medidas preventivas para evitar contagios. Más aún en un contexto de fiestas como el que viene: “Se incrementa el número de festejos en los que hay grandes números de personas y también se incrementan los comportamientos de relajación”.

Ante la posibilidad de que la sexta ola pueda incrementar las necesidades de personal, Sagardui ha precisado que los recursos se van a ir acomodando a las situaciones y necesidades. En los 4.400 sanitarios de refuerzo hay “perfiles muy diversos”, de manera que en algunos casos se puede “volver a requerir contar con ellos” y en otros no. En atención primaria “lo que hace falta son médicos de medicina de familia y comunitaria” o algunas especialidades de enfermería. “Si están [en esos perfiles], los vamos a contratar para su función. Es un ejercicio de responsabilidad del uso de dinero público”, ha remarcado. También ha explicado que en atención primaria ya se estaba empezando a aumentar la presencialidad y que esta ola “es un paso atrás”.

El resto de comunidades, a la espera

Las consejerías de Sanidad del resto del territorio nacional también están atentas al aumento de diagnósticos. En el inicio de la pandemia se elaboraron planes de contingencia para multiplicar la capacidad hospitalaria si era necesario. La mayoría de ellos sigues vigentes o, de no ser así, los Gobiernos se muestran abiertos a reactivarlos. En Andalucía, por ejemplo, un portavoz de Sanidad explica que la estrategia ante posibles repuntes de hospitalizaciones sigue en vigor, pero inoperativa. Es el mismo escenario que en Murcia, cuyo plan permite triplicar camas de UCI, o en Madrid, que cuenta con un “plan de elasticidad” para ampliar o reducir camas. Baleares opera con un plan de contingencia desde abril de 2020, que se modula en función de la incidencia del virus, y en Canarias o la Comunidad Valenciana cada hospital tiene su propia estrategia para adaptar la capacidad asistencial.

Con información de Eva Saiz, Juan Navarro, Silvia R. Pontevedra, María Fabra, Amaia Otazu, Virginia Vadillo, Lucía Bohórquez, Guillermo Vega, Isabel Valdés y María Fabra.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS