La Iglesia portuguesa crea una comisión para investigar los abusos sexuales

“Si ha habido actitudes de encubrimiento en el pasado, las trataremos también”, dice el presidente de la Conferencia Episcopal lusa

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción en Vila Pouca De Aguiar (Portugal).
Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción en Vila Pouca De Aguiar (Portugal).PEDRO SARMENTO COSTA

La Iglesia de Portugal hará examen de conciencia. La Conferencia Episcopal creará una comisión para investigar los casos de abusos sexuales que hayan podido cometer miembros del clero en el pasado. Durante el anuncio de la puesta en marcha de este estudio “histórico”, el presidente de los obispos portugueses, José Ornelas, aseguró este jueves que la Iglesia “no tiene miedo, sino todo lo contrario” de los resultados que puedan surgir durante la investigación. El anuncio representa un viraje radical respecto al posicionamiento que hasta ahora había mantenido la institución, que solía minimizar el impacto en Portugal a unos pocos casos.

Ornelas prometió que la comisión tendrá “independencia” para profundizar en su trabajo y que los obispos afrontan este proceso con “honestidad”. “Si ha habido actitudes de encubrimiento en el pasado, las trataremos también”, dijo. “Hay absoluta unanimidad entre los obispos portugueses sobre el deseo de actuar con transparencia y coraje para afrontar las debidas consecuencias”, añadió. Ornelas, que es el obispo de Setúbal, explicó que el método de trabajo y el calendario será marcado por la propia comisión, cuya composición no está aún decidida. Se comprometió, no obstante, a facilitar el acceso a los archivos diocesanos.

El anuncio de la Conferencia Episcopal, realizado tras la asamblea plenaria que ha reunido a los obispos de 21 diócesis durante varios días en Fátima, se produce poco después de la petición pública lanzada por 241 católicos de distintos ámbitos –algunos de ellos de relevancia pública como el magistrado Rui Cardoso o la escritora Margarida Pereira Müller– para que se abriese una investigación nacional independiente sobre los abusos sexuales cometidos en la Iglesia en los últimos 50 años. El caso más reciente que ha salido a la luz está protagonizado por un sacerdote de la diócesis de Viseu, que ha sido suspendido de sus funciones mientras se investiga la denuncia de la familia de un menor de 14 años, que recibió mensajes de contenido sexual enviados por el religioso, según el diario Público.

En 2020 la Conferencia Episcopal portuguesa creó comisiones diocesanas de protección de menores, que cuentan con especialistas de distintas áreas y a las que se pueden trasladar denuncias específicas. La decisión de poner en marcha una comisión que rastreará el pasado, sin embargo, es un paso más rotundo para reconocer a las víctimas y exponer tanto los abusos cometidos como las complicidades que hayan contribuido a silenciarlos.

La iniciativa lusa se conoce poco después de que hayan salido a la luz los resultados de la investigación desarrollada en Francia por la Comisión Independiente Sobre Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase) que reveló que 330.000 menores han sido agredidos desde 1950 en el país, y en la misma semana en la que la iglesia gala ha anunciado que venderá patrimonio para indemnizar a las víctimas de la violencia sexual. Esta comisión fue creada a instancias de la Conferencia Episcopal francesa. Bélgica y Alemania son otros países donde también se ha escrutado el pasado de la Iglesia en relación con los abusos sexuales. En España, hasta el momento, la Iglesia sigue negándose a abrir un proceso de investigación independiente para conocer el alcance de la pederastia en el seno de la institución en el pasado.

Si conoce algún caso de abusos sexuales que no haya visto la luz, escríbanos con su denuncia a abusos@elpais.es





Sobre la firma

Tereixa Constenla

Corresponsal de EL PAÍS en Lisboa desde julio de 2021. En los últimos años ha sido jefa de sección en Cultura, redactora en Babelia y reportera en Andalucía. Es autora del libro 'Cuaderno de urgencias'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS