AstraZeneca y la UE anuncian un acuerdo que pone fin al litigio por las demoras en la entrega de vacunas

La farmacéutica se compromete a aportar 200 millones de dosis antes de la primavera de 2022 y acepta rebajar el precio en caso de nuevos retrasos

Abogados de la Comisión Europea en el litigio contra AstraZeneca, el 4 de junio en el Palacio de Justicia de Bruselas.
Abogados de la Comisión Europea en el litigio contra AstraZeneca, el 4 de junio en el Palacio de Justicia de Bruselas.Delmi Álvarez

La agria batalla entre Bruselas y la compañía anglosueca AstraZeneca concluye finalmente con una entente cordial. Las dos partes, enfrentadas desde el principio de la campaña de vacunación por el retraso en las entregas de dosis del fármaco contra la covid-19, han alcanzado este viernes un acuerdo con el que dan carpetazo a la contienda judicial. La farmacéutica se compromete a seguir un calendario para poner a disposición de los Estados miembros 200 millones de dosis antes de que acabe el primer trimestre de 2022 y acepta rebajar el precio en caso de incurrir en nuevos retrasos. Ambos contendientes han expresado su satisfacción con el pacto.

La pelea entre las dos partes comenzó antes incluso de que las inyecciones del laboratorio fueran aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), en enero de este año, y fue agravándose poco a poco hasta alcanzar un tono bronco que anunciaba tormenta. En abril, mientras la estrategia de inmunización europea era duramente criticada por su tímido arranque, algo que la Comisión Europea atribuía en parte a las demoras en las líneas de producción de AstraZeneca, Bruselas decidió dar un paso al frente y reclamar en los tribunales el cumplimiento del contrato.

Prometía ser uno de esos juicios de película: largos, complejos, laberínticos y con cierto tono épico. En junio, tras dos vistas a cara de perro en el Palacio de Justicia de Bruselas, la Comisión se anotó una primera victoria parcial, cuando el tribunal de primera instancia concedió parte de las medidas cautelares solicitadas: aunque no satisfacía todas sus demandas, obligó a la compañía a suministrar 50 millones de dosis antes del 27 de septiembre y amenazó con una multa de 10 euros por cada vacuna no entregada. Tras la vista sobre las medidas cautelares, este mes de septiembre estaba previsto que arrancara el juicio de fondo sobre el incumplimiento o no de los derechos y obligaciones derivados del contrato firmado entre la Comisión y AstraZeneca. Pero el acuerdo sellado pone fin a la batalla.

Más información

El acuerdo de conciliación prevé el compromiso de AstraZeneca de entregar, además de los cerca de 100 millones de dosis suministrados hasta finales del segundo trimestre, un calendario bastante preciso: 60 millones de dosis antes de que acabe el tercer trimestre; 75 millones para finales del cuarto trimestre y las dosis restantes (65 millones) para finales de marzo de 2022. En total, 200 millones más. De esta forma se alcanzaría el número final de los 300 millones de pinchazos acordados en el contrato firmado en agosto de 2020.

El pacto contempla también que el laboratorio aplique a los Veintisiete descuentos limitados en el precio de cada dosis entregada fuera de plazo: un 10% por un mes de retraso, un 25% si este es de dos meses y un 40% en caso de una demora de tres meses o más. El precio acordado con la UE, según el contrato filtrado por la RAI, sería de 2,90 euros por dosis, una cantidad fijada sin ánimo de lucro por parte del laboratorio. Un portavoz de AstraZeneca explica que de todos modos no cree que tengan que aplicarse las rebajas: “Estamos convencidos de que las dosis van a llegar a tiempo”.

La comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, ha celebrado el pacto, que facilitará la llegada de viales a algunos de los países europeos más rezagados en la inmunización de su población, como Rumanía y Bulgaria: “Aunque esta semana hemos alcanzado el importante hito de la vacunación completa del 70% de la población adulta de la UE, existen diferencias significativas en las tasas de vacunación entre nuestros Estados miembros, y la disponibilidad continua de vacunas, incluidas las de AstraZeneca, sigue siendo crucial”, ha dicho a través de un comunicado.

En cualquier caso, ahora que la estrategia europea de vacunas se centra esencialmente en el suministro de viales de BioNTech-Pfizer, con quien se ha sellado un tercer contrato de 1.800 millones de dosis hasta 2023, tanto AstraZeneca como Bruselas son conscientes de que una buena parte de los viales que quedan por entregar serán donados a la alianza Covax, un mecanismo vinculado a la Organización Mundial de la Salud para garantizar un acceso mundial a la inmunización.

“Como el más firme defensor de la cooperación y la solidaridad mundial en materia de vacunas, seguiremos ayudando al resto del mundo”, ha señalado Kyriakides. “Nuestro objetivo es compartir al menos 200 millones de dosis de vacunas a través de Covax con los países de ingresos bajos y medios hasta finales de este año”.

Sobre la firma

Es corresponsal en Bruselas. Durante más de una década ha sido reportero de El País Semanal. Especializado en el gran reportaje con vocación internacional, ha cubierto la crisis de refugiados en la frontera exterior de la UE y zonas de conflicto como Siria y Libia, así como las consecuencias del Brexit y el auge de la ultraderecha.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción