El Rey hace un llamamiento a la unidad en el segundo homenaje de Estado a las víctimas de la covid

En el acto se ha entregado la Gran Cruz del Mérito Civil a las familias de 120 sanitarios muertos. “Ojalá pueda estar viendo este reconocimiento a la dedicación con la que siempre ha trabajado por sus pacientes”, dice la hija de una de las víctimas

Los reyes Felipe y Letizia durante la entrega de la Gran Cruz del Mérito Civil otorgada a 125 profesionales sanitarios fallecidos por la Covid-19, durante el acto de homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia este jueves. En vídeo, declaraciones del rey.Vídeo: ANDREA COMAS / EPV.

Un año después del primer homenaje a las víctimas del coronavirus, la plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid ha vuelto a ser el escenario de un emotivo acto de Estado dirigido a honrar a las víctimas que no pudieron ser despedidas como merecían durante la pandemia. Esta segunda ceremonia civil, celebrada este jueves desde las 9.00 y que, como la primera, ha estado presidida por los Reyes, se ha dedicado especialmente a un sector que ha sido fundamental desde que la covid-19 comenzó a golpear a la población española: el personal sanitario. También han tenido un papel relevante en el acto las primeras personas que recibieron la vacuna en España y dieron ejemplo de confianza y esperanza al resto de la población.

Más información
28/10/20 Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para pacientes Covid-19 (coronavirus) del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona. Barcelona, 28 de octubre de 2020 [ALBERT GARCIA]
La pandemia de coronavirus causa la mayor crisis demográfica en España desde la Guerra Civil

Durante el acto ha intervenido Felipe VI con un discurso dirigido especialmente a las familias de las víctimas, pero en el que también ha recalcado la necesidad de unidad en estos momentos: “Esta pandemia ha marcado un antes y un después. Ha demostrado de un modo irrevocable lo necesaria que es la cooperación en todos los ámbitos de nuestra convivencia. La unidad es fundamental”, ha subrayado el Rey.

El homenaje, que ha sido presentado por el periodista Fernando Ónega, ha querido simbolizar el agradecimiento de todo el país a los profesionales sanitarios que han fallecido durante la pandemia y a los cerca de 130.000 que se han contagiado ejerciendo su trabajo. Para 120 de ellos se ha aprobado la entrega de la Gran Cruz del Mérito Civil y han sido 102 de sus familias las que han estado presentes en el acto. “Se lo merecía todo, ojalá pueda estar viendo este reconocimiento a la dedicación con la que siempre ha trabajado por sus pacientes”, afirmó el miércoles en conversación telefónica María Díaz, cirujana infantil e hija de Joaquín Díaz Domínguez, jefe de cirugía del hospital La Paz de Madrid que falleció a los 67 años, el 18 de abril de 2020. “Comenzó a tener fiebre el 11 de marzo”, relata su hija, “pero estaba convencido de que era gripe. Pude verle unos días antes de morir, pero no pude llegar a acercarme a su cama. Él era un magnífico médico y si supo lo que pasaba, nunca lo verbalizó. Su último mensaje se lo escribió a mi madre y decía: ‘Me intuban porque me duele mucho un costado. Te quiero mucho”.

Gestionar los sentimientos que se acumulan en los familiares en un acto como este es, a juicio de alguno de ellos, “complejo”. A la tristeza por las pérdidas se une el agradecimiento hacia el reconocimiento por la labor de sus familiares. María Díaz, presente en la ceremonia junto a su madre y sus dos hermanas, ha sido la encargada de pronunciar unas palabras con las que ha querido acercarse a la realidad de las víctimas y sus familias, a todas esas vivencias similares que compartieron en tiempos convulsos en los que a la angustia de la enfermedad se sumó la dramática circunstancia de no poder estar cerca de sus padres, madres, hermanos o hijos. La hija del cirujano Joaquín Díaz lo resume en una frase con la que recuerda emocionada a su progenitor: “Teníamos mucho que vivir con él, pero camina a nuestro lado cada día y estamos muy orgullosas de cómo era y lo que ha hecho”.

Vista general del acto de homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia, en Madrid.
Vista general del acto de homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia, en Madrid.Andrea Comas

El acto público ha durado unos 45 minutos y en él han estado presentes alrededor de 700 personas, un tercio de ellas familiares de sanitarios y algunos de los primeros vacunados en España, además del presidente Pedro Sánchez, los miembros del Gobierno, presidentes de comunidades y ciudades autónomas, y representantes de la sociedad civil. Han declinado estar en el acto el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés; el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Tampoco ha habido representación de Vox, cuyo presidente, Santiago Abascal, ha justificado la ausencia aduciendo que se trataba de un acto para mayor gloria del Gobierno.

Todos los invitados se han distribuido en círculo alrededor de un pebetero, cuya llama votiva se ha encendido en señal de recuerdo y respeto a las víctimas de la covid. Después ha tenido lugar uno de los actos centrales de la ceremonia: la entrega de la Gran Cruz al Mérito Civil a cada uno de los sanitarios fallecidos, aprobadas el pasado martes en el Consejo de Ministros. Han sido cuatro las familias elegidas para recoger públicamente esta condecoración que se otorga a ciudadanos que han prestado servicios relevantes al Estado, y lo han hecho en representación del resto de sanitarios fallecidos, cuyas familias han recibido el mismo reconocimiento posteriormente en un acto privado celebrado ya en los salones del Palacio Real.

“Mi madre estuvo realizando test de antígenos hasta que una tarde le falló el corazón”

Alejandro Megías Casado, de 33 años, ha acudido a la plaza de la Armería acompañado de su hermana y su padre, para recibir este honor en nombre de su madre, Fernanda Casado Salinas, enfermera gestora de casos en el centro de salud Castilla del Pino de Córdoba, quien falleció a los 62 años el 20 de mayo de 2020 por un fallo coronario repentino provocado por la covid. “Mi madre siempre tranquilizó a toda la familia y cuando dio positivo nos dijo que había sido mala suerte, que se había cuidado y protegido todo lo que había podido y que estaba tranquila. Estuvo teletrabajando mientras duró su cuarentena y después se reincorporó y estuvo realizando test de antígenos, hasta que una tarde le falló el corazón. Fue muy duro, no nos lo creíamos y este acto es una forma de honrar su memoria y el trabajo que ejerció cuidando a los demás. Es una consideración al servicio tan grande que han hecho ella y todos sus compañeros”. Alejandro, además de sentir la emoción del recuerdo de su madre, no duda en lanzar un mensaje para aquellos que parecen haberse olvidado de los estragos que ha causado el coronavirus: “Mi madre nos transmitió que había que tenerle respeto pero no miedo. Creo que se le está perdiendo totalmente el respeto y cuando veo concentraciones de gente sin medidas de protección, como si no estuviera ocurriendo nada, solo me dan ganas de acercarme y decirles: ‘No sabéis lo que es”.

Más información
El rey Felipe VI, la Princesa de Asturias, la jefa del servicio de Urgencias del Hospital Vall d'Hebron, Aroa López (i), y Hernando Calleja (d), hermano del periodista José María Calleja, fallecido durante la pandemia, realizan la ofrenda floral en el pebetero central en el Patio de la Armería del Palacio Real donde se celebra este jueves el homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia de coronavirus y a los colectivos que le han hecho frente en primera línea, con un acto presidido por el rey y que cuenta con la presencia de representantes de instituciones, partidos e invitados internacionales.
“Esta ceremonia no es un funeral”
Vista general desde el helicóptero de la Policía Nacional durante el homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia de coronavirus y a los colectivos que le han hecho frente en primera línea en el Patio de la Armería del Palacio Real en Madrid este jueves.
El homenaje de Estado de 2020 a las víctimas de la pandemia, en imágenes

Tras la imposición de las simbólicas condecoraciones, se ha realizado una entrega floral y se ha respetado un minuto de silencio al que han seguido las palabras de la familia de Araceli Hidalgo, de 97 años, la primera persona vacunada en España a finales del pasado mes de diciembre y residente en la residencia Los Olmos de Guadalajara. Ella y sus familiares han intervenido con un mensaje especialmente dirigido a los más jóvenes: “Les digo que respeten la pandemia y mando un mensaje a todas mis compañeras y al personal de la residencia Los Olmos de Guadalajara”. “Es para mí, mi madre y mi familia un gran honor participar en este acto”, ha continuado diciendo su hija, “y agradecer la protección y cuidado que han prestado los sanitarios y especialmente los cuidadores de los mayores, y que han mimado y cuidado a mi madre en la residencia”. Después ha lanzado un mensaje de agradecimiento a la ciencia por la creación de las vacunas y unas palabras de esperanza en el futuro.

A continuación se ha proyectado un vídeo en el que se han recogido historias cotidianas de personas que han salido adelante durante este duro periodo de pandemia y en el que se han incluido algunas de las impactantes imágenes captadas por el fotoperiodista Emilio Morenatti que le han hecho acreedor del premio Pulitzer. Durante la interpretación del Aleluya, de Leonard Cohen, se ha podido ver la emoción de las familias que no han podido evitar las lágrimas recordando a los suyos. Inmediatamente después ha tenido lugar la intervención de Felipe VI que se ha dirigido a los presentes recordando el primer acto de homenaje realizado el año pasado y después centrándose en el objeto del acto de este día: “Hoy regresamos a este lugar porque necesitamos y debemos recordar a aquellos que no están con nosotros y demostrar nuestro más profundo respeto a los sanitarios que trabajaron con total entrega tratando de contener una enfermedad para la que no se conocían remedios ni vacunas”. El Monarca también se ha referido a la emoción de volver a estar unidos y junto a familias que necesitan consuelo y reconocimiento y, aunque ha hecho hincapié en que no existen palabras de consuelo ante la pérdida de un ser querido, sí ha querido recalcar lo siguiente: “Quiero deciros a todos que contáis con todo nuestro sentimiento y mayor respeto. España jamás olvidará a todos lo que se enfrentaron a esta enfermedad, a quienes murieron en soledad, a todos los profesionales de la Sanidad que entregaron lo más preciado, la propia vida”. El Rey también ha expresado la necesidad de “aprender de lo vivido y seguir cuidándonos y protegiéndonos para dejar atrás estos tiempos tan difíciles”. Felipe VI, tras realizar el llamamiento a la unidad, ha señalado la necesidad de no dejar a nadie al margen y ha recordado que se sigue luchando contra el virus y no hay que bajar la guardia.

El rey Felipe interviene en el acto de homenaje de Estado este viernes.
El rey Felipe interviene en el acto de homenaje de Estado este viernes.EMilio Naranjo (EFE)

La ceremonia ha finalizado con la canción Por eso cantamos juntos, interpretada conjuntamente por la Orquesta de RTVE y por el Orfeón Pamplonés, momento tras el cual los Reyes y autoridades se han dirigido hacia el interior del Palacio Real donde, ya en acto privado, ha continuado el encuentro con los familiares del personal sanitario y con la representación de los primeros vacunados en España.

Verónica Algaba, hija del reconocido otorrinolaringólogo Jesús Algaba, que falleció a los 79 años el pasado 25 de noviembre tras un mes de enfermedad, ha manifestado emocionada: “Este acto es un orgullo y un honor para mí, para mi hermano y para los amigos de mi padre. Él trabajó hasta el último día y así cogió la enfermedad, trabajando. Ha vivido por y para la medicina, entregado a ella, y recibir esta condecoración es un honor personal por mi padre, pero también por todos los sanitarios que han estado y están al pie del cañón en una situación tremendamente complicada”.

Un acto centrado en el reconocimiento de aquellos que nos han cuidado en el que también se ha querido enviar un mensaje de esperanza a través de quienes han superado la enfermedad y los obstáculos y un simbólico agradecimiento a la ciencia que ha conseguido en tiempo récord crear una vacunas que, a pesar de los altos y bajos, están demostrando su eficacia para avanzar en la protección de la población.

El mensaje de unidad que ha centrado parte del discurso del Rey ha durado poco. Nada más terminar el acto, el dirigente del Partido Popular, Pablo Casado, se ha acercado a los medios de comunicación presentes en el acto y le han bastado 40 segundos de recuerdo a las víctimas de la pandemia y al personal sanitario, que han sido el centro del homenaje institucional celebrado hoy, para continuar reclamando urgentemente al Gobierno un marco legal para contener los contagios de la pandemia. “Llevamos más de un año pidiéndolo, no podemos esperar más”, ha manifestado Casado. Y ha continuado: “Hace falta una ley orgánica que permita limitar la movilidad y tomar medidas para frenar los contagios cuanto antes”

Después se ha referido a la sentencia del Tribunal Constitucional conocida este miércoles: “La sentencia ratifica nuestra oposición, el marco legal que se utilizó no era el adecuado, era un estado de excepción encubierto, el Gobierno utilizó la pandemia para ampliar su poder. La solución, porque quiero ser positivo en un día como hoy, es que mañana mismo nos sentemos para aprobar una modificación de la Ley 3/86 de medidas especiales de Salud Pública y en 15 días, porque es solo un artículo por procedimiento de urgencia, España tendría un marco legal para enfrentarse a la quinta ola. Los presidentes autonómicos no saben a qué atenerse, tienen que estar pendientes de lo que diga un tribunal superior de justicia autonómico o un juez contencioso administrativo. Hay que actuar con urgencia y eficacia pero con plenas garantías legales”.

Isabel Rodríguez, la nueva portavoz del Gobierno, se ha limitado en su comparecencia a centrarse en el objeto del homenaje institucional, en recordar a las víctimas y sanitarios y ha dicho: “Me van a permitir, por el día que es, que un debate jurídico por importante que sea, que este lo es, no emborrone lo que ha sido un acto muy emotivo”. Y, en respuesta a la propuesta de Casado, ha manifestado: “Creo que desde la política se debe estar a la altura de este país y para hacerlo hoy hay que estar al lado de las víctimas”.

Sobre la firma

Maite Nieto

Redactora que cubre información en la sección de Sociedad. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local de Madrid, subjefa en 'El País Semanal' y en la sección de Gente y Estilo donde formó parte del equipo de columnistas. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS