La crisis del coronavirus

Sanidad y las comunidades aprueban restricciones en hostelería y ocio obligatorias hasta que el 70% de la población esté vacunada

Seis comunidades votan en contra de poner limitaciones como el cierre a las 3.00 de las discotecas y un máximo de 10 personas por mesa, incluso en la mejor situación epidemiológica

Algunas personas saliendo del bar Everlasting Love en la calle Primer de Maig de Barcelona, donde se realizó un ensayo clínico sobre coronavirus el 20 de mayo.
Algunas personas saliendo del bar Everlasting Love en la calle Primer de Maig de Barcelona, donde se realizó un ensayo clínico sobre coronavirus el 20 de mayo.Kike Rincón / Europa Press

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han aprobado criterios comunes de desescalada hasta que el 70% de la población y todos los mayores de 50 años estén completamente inmunizados. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) ha votado este miércoles a favor de que el semáforo con niveles de alerta y medidas asociadas, que hasta ahora ha sido una simple guía, sea una norma de obligado cumplimiento.

In English

A través de una Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC) que se publicará en el Boletín Oficial del Estado, las comunidades tendrían que cumplir normas como cerrar el ocio nocturno a las 3.00 y mantener un máximo de 10 personas por mesa en terrazas incluso en el mejor de los escenarios epidemiológicos. La obligatoriedad de estas medidas ha contado la oposición de Cataluña, Madrid, Andalucía, Galicia, Murcia y País Vasco, que ni siquiera ha participado en el debate por considerarlo una “invasión de competencias”. En estas comunidades viven 29,5 de los 47,5 millones de habitantes que tiene España; además, se han abstenido Castilla y León y Melilla.

La aprobación de la DAC puede derivar en un conflicto jurídico entre Sanidad y algunas comunidades. Madrid ya ha anunciado que seguirá aplicando las medidas contempladas en la normativa autonómica regional, según un portavoz de la comunidad, que siempre ha sido la más contestataria. Aunque ha terminado acatando las resoluciones de obligado cumplimiento votadas por mayoría en el CISNS, a pesar de oponerse, como sucedió con las restricciones de Navidad o Semana Santa, la comunidad sostiene que para que sean de obligado cumplimiento tiene que haber unanimidad. Cuando en octubre el consejo impuso cierres a localidades en cierto riesgo, algo que afectaba a 10 municipios madrileños, la Comunidad lo aplicó, pero recurrió a la justicia y esta le dio la razón. El Gobierno impuso finalmente un estado de alarma de dos semanas para hacerle cumplir estas medidas.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha reiterado al finalizar el consejo que las medidas aprobadas son de “obligado cumplimiento”. “Es muy importante estar en niveles bajos, no solo porque estamos más seguros y el virus se transmite menos, sino porque nos iremos incorporando a la nueva normalidad. Tenemos que aprender de las lecciones aprendidas. Sabemos lo que pasó el verano pasado. Lo importante es rematar lo que estamos consiguiendo y conseguir incidencias por debajo de 50 [casos por 100.000 habitantes, lo que equivale a riesgo bajo]”.

Las medidas aprobadas afectan de forma diferente a las comunidades autónomas, en función del rigor de sus limitaciones y el nivel de contagio en su territorio. A algunas les permite flexibilizarlas, mientras otras se verán obligadas a dar marcha atrás a algunas relajaciones. Madrid, que sigue en riesgo alto (165 casos por 100.000 habitantes, entre otros indicadores), está ya aplicando limitaciones que Sanidad asigna a la “nueva normalidad”, con menos de 25 casos por 100.000 habitantes. Andalucía, con una incidencia de 177 en claro ascenso, ya reabrió el ocio nocturno hasta las 2.00 cuando terminó el estado de alarma. Según el nuevo semáforo, tendrá que cerrarlo cuando se apruebe en el BOE. Sin embargo, en la Comunidad Valenciana, que está en riesgo bajo, ya podría permitirse esta actividad incluso hasta las 3.00. Sin embargo, allí la restauración tiene que cerrar a las 22.00 hasta la semana que viene.


Una de las medidas obligatorias en todo el territorio y en cualquier nivel de alerta es la prohibición de fumar cuando no se puedan respetar los dos metros de distancia. Esta limitación será aplicable también para el uso de cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados. A continuación, las principales medidas que contempla la DAC y el nuevo semáforo de Sanidad.

Ocio nocturno

Riesgo bajo y nueva normalidad. En interiores el aforo máximo es del 50%. Las terrazas al aire libre de estos establecimientos podrán ocupar la totalidad de las mesas permitidas siempre asegurando la distancia entre sillas de las diferentes mesas de 1,5 metros. El consumo de alimentos y bebidas, tanto en zonas interiores como exteriores, se hará sentado en mesas, manteniendo esta misma distancia de seguridad. Las mesas tendrán un límite de seis personas en interior y 10 en exterior. El horario de cierre de estos establecimientos será como máximo a las 3.00 y se establecerán registros para garantizar la trazabilidad de todos los asistentes ante la posible detección de un caso.

Riesgo medio. Si la evolución es favorable se pondrán adoptar las mismas medidas que para riesgos inferiores, pero no se podrá superar un tercio del aforo en interiores.

Riesgo alto y muy alto. Permanecerá cerrado.

Restauración

Nueva normalidad. El aforo permitido será de 50% en interior con posibilidad de incrementarlo en un 10% si se aplican medidas de control de riesgos que garanticen un alto nivel de ventilación y control de la calidad del aire. En las terrazas al aire libre se podrán ocupar todas las mesas permitidas siempre asegurando la distancia entre sillas de diferentes mesas de al menos 1,5 metros. Se permite el servicio y consumo en barra, manteniendo la distancia antes mencionada. El límite de las mesas es de seis personas en interior y 10 en exterior. El horario de cierre será a la 1.00 y se dejará de servir una hora antes.

Riesgo bajo. Las mismas medidas que en nueva normalidad, pero con una distancia de dos metros entre las mesas.

Riesgo medio. En interiores, las mismas medidas que con riesgo bajo, pero limitado a un tercio del aforo. En exteriores, máximo del 75% y seis personas por mesa.

Un camarero atiende una mesa en una terraza del centro de Valencia, este miércoles.
Un camarero atiende una mesa en una terraza del centro de Valencia, este miércoles.Ana Escobar / EFE

Riesgo alto. Cierre en interiores y las mismas medidas en exteriores que con riesgo medio.

Riesgo muy alto. Aforo del exterior al 50% y limitación de horarios, con grupos de clientes separados y máximo de cuatro personas por mesa. Si la tendencia es ascendente y supera los 500 casos por 100.000, cierre del establecimiento, solo con servicio de recogida y entrega para consumo a domicilio.

Eventos al aire libre

Nueva normalidad. Un máximo de 10.000 personas. Se establecerán sectores independientes de no más de 1.000 personas respetando en todo momento las normas de seguridad y evacuación. Las zonas de paso entre los sectores serán de al menos dos metros de ancho. No se permitirá fumar, consumir otros productos del tabaco, ni consumir cigarrillos electrónicos en el área destinada al público. Aforo máximo del 50 %, garantizando una superficie útil de 1,5 metros cuadrados por personas y sin permitir el consumo de bebida y comida en la zona de público.

Riesgo bajo. Las mismas medidas anteriores, pero para un máximo de 5.000 personas y un espacio por persona de 2,25 metros cuadrados.

Riesgo medio. Máximo de 2.500 personas. Si es posible, se establecerán sectores independientes de no más de 500. No se podrá superar el 30% de aforo y la superficie por persona será de tres metros cuadrados. El consumo de bebida y comida estará prohibido.

Riesgo alto y muy alto. No se celebrarán eventos multitudinarios.

Centros educativos

Primaria, Secundaria y Formación Profesional. Los centros se mantendrán abiertos durante todo el curso escolar, “asegurando los servicios de comedor, así como el apoyo lectivo a menores con necesidades especiales o pertenecientes a familias socialmente vulnerables”, según el documento de acciones coordinadas al que tuvo acceso el martes este diario. Si se diesen brotes o la transmisión del virus se descontrolara, antes de cerrar el centro, “se valorará una educación semipresencial” o “la adaptación horaria que permita una mayor limitación de contactos”.

Universidades. El acuerdo solo marca, en nivel de alerta 4, la “educación universitaria a distancia en la medida de lo posible”. Para el resto de niveles, serán de aplicación las mismas recomendaciones que han estado vigentes este 2020-2021.

Para todos los centros. Serán de aplicación las Medidas de Prevención, Higiene y Promoción de la Salud frente a la covid-19 establecidas por el Ministerio. Entre otras, la limitación de contactos —manteniendo una distancia de 1,5 metros o conformando grupos estables de convivencia [grupos burbuja]—, el uso de la mascarilla y la higiene de manos, la ventilación frecuente de los espacios o la prohibición de que los alumnos con síntomas, en aislamiento o cuarentena acudan al centro.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50