La vacuna de Pfizer es efectiva al 85% con una sola dosis, según un estudio en Israel

La investigación, publicada por la revista científica ‘The Lancet’, se ha llevado a cabo entre sanitarios inmunizados de un hospital de Tel Aviv

Un sanitario prepara una dosis de la vacuna de Pfizer en el hospital Sheba el 12 de enero.
Un sanitario prepara una dosis de la vacuna de Pfizer en el hospital Sheba el 12 de enero.Oded Balilty (AP)

La primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech muestra una efectividad del 85% frente a las infecciones sintomáticas por covid-19, según un estudio efectuado entre más de 7.000 trabajadores del hospital Sheba, en la zona metropolitana de Tel Aviv, uno de los mayores de Israel. La investigación, publicada por la revista médica The Lancet y citada por Reuters, constata la drástica reducción de la tasa de infectados entre 15 y 28 días después de haber recibido la inoculación inicial. Sobre el total de contagiados por el coronavirus, incluidos los asintomáticos, el nivel de protección de la vacuna se establece en un 75%.

El debate sobre la posibilidad de limitar la inmunización a una sola dosis de las dos recomendadas, a la vista de la escasez de suministro de viales en la mayor parte de los países, se reaviva tras la publicación de este estudio. Dos investigadores canadienses avalaron el miércoles la estrategia adoptada por el Reino Unido de utilizar solo una dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna para acelerar la inmunización de un mayor número de personas y retrasar la segunda inyección. En una carta publicada el miércoles en New England Journal of Medicine, científicos del Centro de Control de Enfermedades de Vancouver y del Instituto Nacional de Salud Pública de Quebec defendieron que la primera dosis de Pfizer tiene una eficacia del 92,6%, según los estudios de la propia farmacéutica y de la Administración de EE UU.

Más información
Preparación de la vacuna de Pfizer en un centro médico de Ashdod (Israel), el 7 enero.
La vacuna de Pfizer reduce los casos sintomáticos en un 94%, según un estudio sobre 1,2 millones de israelíes

Por ahora, Pfizer se ha limitado a responder a través de un comunicado que los “regímenes alternativos de dosificación de la vacuna” aún no han sido evaluados, y que sus investigadores están efectuando análisis propios sobre “la efectividad en la vida real (de la vacuna) en varios lugares del mundo, incluido Israel”, donde estudia también el potencial de la vacuna ante las variantes emergentes de la covid-19. El laboratorio fabricante considera que la decisión de aplicar solo la primera dosis en un primer momento corresponde a las autoridades sanitarias de cada país.

El hospital Sheba analizó las infecciones por coronavirus entre 7.214 sanitarios que recibieron la primera dosis de Pfizer en enero, en pleno pico de la tercera oleada de la pandemia en Israel. La epidemióloga de este centro Gili Regev-Yochay ha precisado, sin embargo, que casi toda la población analizada en el estudio es “joven y sana”. “No tenemos muchos empleados con más de 65 años en nuestros equipos”, declaró a la prensa hebrea para matizar la efectividad de la dosis única entre las personas de mayor edad.

Israel lidera el índice de vacunación per cápita a escala mundial, con casi un tercio de sus 9,2 millones de habitantes inmunizados con ambas dosis de Pfizer y cerca de la mitad con la primera. Los estudios masivos en su sistema sanitario están siendo los primeros en difundirse. Uno de ellos ha apuntado esta misma semana a que la vacuna reduce en un 94% los casos sintomáticos de coronavirus.

En este ensayo clínico del instituto de investigación de la mutua sanitaria Clalit, la mayor del sistema de salud israelí, participaron 1,2 millones de sus afiliados, de los que mitad, no vacunados, actuaron como grupo de control. La Universidad de Harvard colaboró en la validación de los resultados preliminares. El estudio ha mostrado también por primera vez con claridad la efectividad de la vacuna para proteger a los mayores de 70 años. Las pruebas desarrolladas por Pfizer antes de que las autoridades sanitarias le dieran vía libre no fueron tan concluyentes, ya que en ellas participaron pocos individuos de esa edad.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz

Es el corresponsal para Oriente Próximo en Jerusalén desde 2015. Antes fue jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, el Magreb, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS