La crisis del coronavirus

Portugal cierra su frontera con España dos semanas a partir de este viernes

El Gobierno luso restringe las salidas al extranjero de sus ciudadanos por tierra, mar o aire

El primer ministro de Portugal, António Costa, durante un acto este martes.
El primer ministro de Portugal, António Costa, durante un acto este martes.DPA vía Europa Press / Europa Press

El Gobierno de Portugal ha anunciado que la frontera con España quedará cerrada a partir de este viernes y durante un plazo inicial de dos semanas, en un intento por contener la expansión de la pandemia de coronavirus, que ha alcanzado niveles sin precedentes en territorio luso durante este mes.

No solo cierra la frontera terrestre con España: se limitan las salidas por mar y aire hacia otros países. “El Gobierno adoptará la medida de limitación de desplazamientos para el exterior en los próximos 15 días de ciudadanos nacionales. Salvo casos excepcionales, en la próxima quincena, serán limitadas las salidas por vía aérea, terrestre o fluvial de ciudadanos nacionales”, ha dicho el ministro del Interior portugués, Eduardo Cabrita, este jueves.

Cabrita ha anunciado el cierre fronterizo al término del debate sobre la renovación del estado de emergencia en la Asamblea de la República. La ampliación de esta medida excepcional ha salido de nuevo adelante con el apoyo de los principales partidos. El cierre fronterizo entre España y Portugal ya se dio entre el 17 de marzo y el 1 de julio de 2020.

La ministra de Exteriores de España, Arancha González Laya, ha reconocido este jueves que el Gobierno español y el portugués están ultimando una “limitación temporal” de la movilidad fronteriza que afectará tanto a portugueses como a españoles. Ha indicado que esta decisión se toma a propuesta de Portugal: se está trabajando para una “limitación pactada de común acuerdo”. Ha aclarado que estas restricciones afectarían tanto a los ciudadanos portugueses como a los españoles que viven en las zonas transfronterizas, pero ha confiado en que sepan entender que la decisión tiene “la misión sanitaria de ayudarnos a limitar el aumento de contagios”.

De momento no se conocen detalles como, por ejemplo, cómo afecta esta medida a los trabajadores transfronterizos. González Laya ha hablado de “mecanismos que permitan seguir con el día a día de nuestros ciudadanos transfronterizos”, sin especificar más allá.

Así, Portugal se convierte en el sexto país de la UE en anunciar el cierre de sus fronteras. El primero en hacerlo fue Dinamarca, el pasado 12 de noviembre y en principio la medida está prevista hasta el 11 de mayo, si bien el Gobierno danés ha indicado que la levantará tan pronto como la situación lo permita, lo que a priori debería ser antes. El siguiente en seguir sus pasos fue Hungría, que aprobó el cierre de sus fronteras el 30 de diciembre hasta este jueves, si bien la medida ha sido extendida hasta el 1 de marzo. El 9 de enero fue el turno de Austria, que ha decretado el cierre hasta el 7 de febrero, mientras que Finlandia anunció el 11 de enero que hacía lo propio hasta el 25 de febrero, según los datos de la Comisión Europea, a la que los países deben notificar este tipo de decisiones. El último país en sumarse a la lista, antes del anuncio de Portugal, ha sido Bélgica, que tiene cerradas sus fronteras desde este miércoles hasta el 5 de febrero. Además, Noruega, país miembro del espacio Schengen, también tiene las fronteras cerradas desde el 12 de noviembre hasta el 9 de febrero.

Crece el número de fallecidos

El primer ministro portugués, António Costa, admitió el miércoles por la noche en una entrevista en televisión que la situación está “muy mal” por el crecimiento “exponencial” de los contagios en la tercera ola, que ha dejado también “un número dramático” de fallecimientos. Costa ha admitido que la relajación de los controles durante las fiestas de Navidad está en parte detrás del repunte de los contagios y que, con los datos que hoy están sobre la mesa, “las normas habrían sido diferentes”. “Hubo una confluencia entre la aparición de la variante inglesa y las reglas de Navidad”, ha explicado.

La Dirección General de Salud ha notificado este jueves nuevos máximos de casos y fallecidos por la COVID-19, con 16.432 positivos y 303 fallecidos en las últimas 24 horas. Desde que comenzó la pandemia, se han confirmado 685.383 casos y 11.608 muertes en Portugal. Las autoridades sanitarias estiman que hay más de 6.500 enfermos ingresados en hospitales, 782 en unidades de cuidados intensivos, y no ocultan su preocupación por la presión de los centros en ciertas zonas como Lisboa.

La ministra de Sanidad, Marta Temido, ha exhortado a los hospitales de la capital a habilitar todas las camas de las que dispongan. Solo en la región de Lisboa y Valle del Tajo se han notificado este jueves 8.621 casos nuevos y 142 fallecidos más por la COVID-19, por delante de los 4.057 positivos y 60 víctimas mortales registradas en la zona Norte. En el Centro, se han confirmado 2.736 casos y 66 muertes más en 24 horas.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50