La crisis del coronavirus

La tercera ola avanza en España con 35.878 nuevos contagios y 201 fallecidos en un día

La presión asistencial persiste con cerca de 19.000 enfermos de covid-19 hospitalizados y más de una cuarta parte de las UCI ocupadas a causa de la pandemia

Un sanitario atiende a un paciente en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.
Un sanitario atiende a un paciente en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

La curva epidémica en España pisa el acelerador y se sitúa ya a niveles similares a los registrados durante el pico de la segunda ola: la incidencia acumulada a 14 días supera los 500 casos por 100.000 habitantes, el doble de lo que el Gobierno consideraba como un riesgo muy alto. El Ministerio de Sanidad ha notificado este jueves 201 fallecidos a causa de la covid-19 y 35.878 nuevos contagios, la segunda cifra más alta desde que hay registros (la mayor fue ayer, con 38.865). La tercera ola avanza deprisa y recrudece, además, la tensión en los centros hospitalarios, que ya han tenido que empezar a desprogramar intervenciones quirúrgicas en algunas autonomías para hacer hueco al goteo de pacientes con covid que ingresan en sus plantas. Hay casi 19.000 personas infectadas hospitalizadas, 2.849 en cuidados intensivos.

Más información

El virus no da cuartel y ya hay 10 comunidades con la incidencia por encima de 500. Extremadura, a la cabeza, sigue con la transmisión disparada y unos valores que superan los 1.167 casos por 100.000 habitantes. Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, la Comunidad Valencia y Madrid están por encima de 600 y Murcia y La Rioja suman una incidencia de más de 700 casos por 100.000 habitantes. “Los modelos desarrollados indican que ha habido un cambio significativo de la tendencia entre el 7 y el 9 de enero. Y están asociados a un período de transmisión muy corto, de una semana, en torno a final de año”, ha explicado este jueves el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón.

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón. En vídeo, parte de sus declaraciones. (Foto: Europa Press)

El epidemiólogo ha descartado que nueva variante de virus detectada en el Reino Unido, que es mucho más contagiosa, tenga un papel importante en este incremento de la transmisión y ha insistido en que las interacciones sociales y la movilidad durante las fiestas navideñas están, en buena medida, detrás de este ascenso tan rápido de la curva epidémica. “No es que haya habido más transmisibilidad, sino más personas transmitiendo. Todos sabemos por qué”, ha dicho. “Queramos o no, todos somos conscientes de que en Navidades la gente lo pasó mejor de lo que se lo debía haber pasado. Ya podíamos proponer lo que fuera que sabíamos que esto iba a pasar”, ha apostillado.

Simón da por hecho que la curva epidémica seguirá creciendo unos días más, pero espera que, con el refuerzo de las medidas restrictivas impuesto tras las fiestas navideñas, el ritmo de contagios eche el freno. Aunque los hospitales seguirán muy tensionados durante un tiempo, ha admitido. “Nuestras UCI están sufriendo por el acúmulo de casos en poco tiempo y puede que se siga incrementando”, ha indicado. Las personas hospitalizadas a causa de la covid ha aumentado un 76% desde Navidad, una situación que ha obligado a reorganizar la actividad asistencial para atender la demanda creciente de pacientes infectados por coronavirus en los hospitales.

De hecho, a medida que aumentaba la ocupación en las unidades de cuidados intensivos —los enfermos críticos con covid-19 han subido un 50% desde Navidad—, algunos hospitales ya han tenido que empezar a suspender actividad quirúrgica y posponer procedimientos médicos. La presión asistencial en la Comunidad Valenciana, por ejemplo, que tiene el 47% de las camas de UCI ocupadas por pacientes con covid-19, ha obligado al Gobierno autonómico a ordenar a sus hospitales que suspendan todas las intervenciones programadas no urgentes (excepto la cirugía oncológica). En Cataluña, que tiene un 40% de plazas de críticos ocupadas por enfermos de coronavirus, también se ha bajado el ritmo de las operaciones para dejar hueco a más pacientes con covid-19 en las UCI y algunos centros, como el Sant Pau de Barcelona o el de Olot (Girona), también han desprogramado intervenciones.

Confinamiento estricto

Pese al auge de contagios y a la presión que pesa sobre los hospitales de buena parte del país, Simón ha descartado aplicar un confinamiento estricto, como el de la pasada primavera. Esta medida había sido pedida por algunos líderes autonómicos, pero el director del CCAES cree que no será necesario llegar a ese extremo. “La segunda ola, que en su fase más álgida venía a tener un nivel de transmisión similar al de ahora, se consiguió controlar con medidas que no supusieron el confinamiento completo. La opción del confinamiento está ahí, pero con el nivel de transmisión que tenemos y las características específicas de esta tercera ola no parece ahora necesario”, ha alegado.

Lo que sí ha advertido Simón es que la cifra de fallecidos a causa del virus seguirá en ascenso. Es el último indicador en el que se cristaliza el auge de contagios: primero aumenta la incidencia, luego los ingresos, más tarde las entradas en la UCI y, por último, los fallecidos. Según los datos de Sanidad, desde el inicio de la pandemia ya han fallecido, al menos, más de 53.000 personas con covid-19. Simón ha asegurado, sin embargo, que la vacunación tendrá un impacto en la letalidad a corto plazo, porque se habrán vacunado completamente las personas más vulnerables y se reducirá el riesgo de infección y muerte.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50