La crisis del coronavirus

Nuevo récord de muertes en la segunda ola: 537 en un solo día

La incidencia sigue disminuyendo, así como la presión hospitalaria y en las UCI

Una zona con pacientes ingresados por coronavirus del hospital del Mar en Barcelona.
Una zona con pacientes ingresados por coronavirus del hospital del Mar en Barcelona.Emilio Morenatti / AP

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

Solo los días más dramáticos de la primera ola de la pandemia arrojaron una cifra de fallecimientos superior a la que este martes sumó el Ministerio de Sanidad a las estadísticas: 537. Fueron aquellas jornadas aciagas de finales de marzo y principios de abril las únicas que superaron esta cifra, cuando se alcanzó el récord de 950 muertes en una sola jornada.

In English

Desde el inicio de la pandemia, que en España lleva nueve meses, solo 21 días sumaron más muertes que este martes, la jornada más mortal de la segunda ola. “Son cifras impresionantes. No podemos seguir edulcorando los datos y actuando como si nada estuviese ocurriendo”, asegura Daniel López Acuña, exdirector de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La gran diferencia es que ahora la tendencia de casos baja claramente. Por la progresión de los contagios, las hospitalizaciones y los ingresados en cuidados intensivos, es poco probable que se vuelvan a batir récords, como sí sucedía día tras día en la primera ola. No es imposible que la cifra vuelva a ser superada en los próximos días, pero la tendencia general será a la baja si la incidencia sigue cayendo. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ya advirtió el lunes de que, pese a que la epidemia está evolucionando con “una tendencia descendente”, los fallecidos son el último indicador en reflejarlo.

Las cifras de este martes muestran que continúa la tendencia: 12.228 positivos frente a los 13.159 del martes de la semana anterior. La incidencia acumulada en los últimos 14 días en España es de 362 casos por 100.000 habitantes. Aunque todavía está lejos de los 25 a los que aspira el Gobierno para dar por controlada la epidemia, lleva cayendo de forma ininterrumpida más de dos semanas. “Desde mi punto de vista es un ritmo muy lento y esto seguirá así, de manera cronificada, y prolongada a lo largo de un mes con estas medidas restrictivas. Habría sido mejor un confinamiento domiciliario de dos a cuatro semanas que realmente doblegase la curva de manera más rápida”, opina López Acuña.

En cualquier caso, la tendencia general es positiva en todas las comunidades autónomas que han pasado por momentos más difíciles. Madrid, la que fuera epicentro europeo de la pandemia, es la región con menos incidencia de la península. Y las dos que presentaban peor tendencia en las últimas semanas, Cantabria y Asturias, confirman que han doblegado la curva y suman tres días (sin contar el fin de semana, cuando Sanidad no publica datos) consecutivos de bajada de las tasas.

La caída en la incidencia se está reflejando con aproximadamente una semana de retraso en las hospitalizaciones. Aunque algunas comunidades todavía no ven aliviadas de forma significativa sus plantas de agudos y críticos, la mayoría sí lo hacen y la tendencia general en España es una caída de las camas ocupadas por enfermos de coronavirus. Según el informe de Sanidad, en planta hay un 13,4% de pacientes de covid-19, porcentaje que asciende al 29% en el caso de las unidades de cuidados intensivos.

Hay 16.701 pacientes ingresados con la enfermedad, frente a los 17.695 del lunes. Las comunidades con más personas hospitalizadas son: Cataluña, con 3.315; Andalucía, con 2.758; y Madrid, con 2.056.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Lo más visto en...

Top 50