Los fondos europeos impulsan un 75,3% el presupuesto del Ministerio de Sanidad

Entre los 7.330 millones disponibles figuran algo más de 1.000 para la vacuna de la covid y otro tanto para la atención primaria

La Plataforma Navarra de Salud se concentra en Pamplona en defensa de la Atención Primaria.
La Plataforma Navarra de Salud se concentra en Pamplona en defensa de la Atención Primaria.Servicio Ilustrado (Automático) / Europa Press

Los fondos europeos (Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los territorios de Europa) suponen casi 3.000 de los 7.330 millones del presupuesto para 2021 del Ministerio de Sanidad, según el proyecto que ha presentado este miércoles el Gobierno. Esta cifra supone un aumento del 75,3% frente a la cantidad de este año. Si no se contara con esta aportación de los programas para combatir la crisis de la UE, el aumento sería de solo el 4,9%.

Aparte de cubrir la atención sanitaria de los funcionarios del régimen de Muface (2.300 millones) -algo constante dado el sistema especial de los trabajadores del sector público- destacan dos partidas. Una es de 1.098 millones para la potenciación de la atención primaria (oficialmente, Marco estratégico de Atención Primaria y Comunitaria), un servicio cuyas carencias se han puesto en evidencia durante la crisis de la covid. El otro gran gasto previsto son 1.018 millones para adquirir vacunas para el coronavirus. También se planea dedicar 400 millones para el plan de renovación de tecnologías sanitarias, un campo en el que la crisis ha recortado tremendamente las inversiones, y cuyo resultado es que actualmente las últimas innovaciones, como las máquinas de protonterapia, estén en la sanidad privada.

El libro de los Presupuestos (434 páginas) también da un dato interesante sobre el impacto económico que está teniendo la pandemia en las comunidades, que calcula en 4.890 millones de euros hasta julio. Esta cantidad representa alrededor de un 7,5% de los presupuestos para sanidad autonómicos.

Además, el Gobierno tiene la intención de que los pensionistas con menos ingresos dejen de pagar parte de los medicamentos que les recetan. Este copago fue impuesto en 2012 por el Gobierno del PP como parte de las medidas de recorte y ahorro durante la anterior crisis económica. Ya en 2018 la ministra Carmen Montón (PSOE) anunció que lo revocaría, pero aún no se había hecho. La medida se aplicará a “personas menores de edad con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%, los perceptores de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo en régimen de acogimiento familiar permanente o guarda con fines de adopción y los pensionistas con rentas inferiores a 5.635 euros, o a 11.200 euros en caso de no estar obligados a presentar declaración por el IRPF”.

Este Gobierno ya ha anunciado otras medidas para revertir esos recortes, como garantizar la atención sanitaria a todos los residentes en España (lo que incluye a los extranjeros en situación irregular).

Además de estas decisiones directas, hay otras ayudas indirectas a la atención sanitaria motivadas por medidas de alivio financiero de las comunidades autónomas, que son las que la gestionan y financian. "El Estado hará un esfuerzo adicional y asumirá en 2021 la mitad de su déficit, en concreto el 1,1% del PIB, debido a que el déficit previsto para este subsector en 2021 se cuantifica en el 2,2% del PIB, lo que implica realizar una transferencia adicional de 13.486 millones de euros”, aseguran el documento. De esta cantidad, si se sigue lo que ha sucedido hasta ahora, alrededor del 60% (unos 8.000 millones) sería para sanidad.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50