La crisis del coronavirus

El virus supera los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes en 16 zonas sin restricciones en Madrid

El Gobierno estudia ampliar las medidas de control a nuevas áreas, pero no aclara si lo decidirá este martes o más adelante

Personal sanitario atiende a un paciente en la UCI del hospital La Paz de Madrid, este martes.
Personal sanitario atiende a un paciente en la UCI del hospital La Paz de Madrid, este martes.PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

La pandemia va ganando el esprint que se disputa entre la expansión del coronavirus por la Comunidad de Madrid y las medidas arbitradas para frenarlo: un día después de que entraran en vigor las restricciones a la movilidad en 37 zonas básicas de salud de la región, otras 16 superan los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días sin que en ellas haya ninguna limitación a la actividad, según datos publicados este martes por el Gobierno regional. En consecuencia, la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha confirmado que se plantea extender las limitaciones, o adoptar otras nuevas en más áreas de la región, y que no puede descartarse que las restricciones se acaben aplicando en el conjunto del territorio.

FOTOGALERÍA

In English

Las 16 zonas básicas de salud no confinadas con esos niveles tan altos de contagios se distribuyen por siete municipios de la Comunidad de Madrid, que el martes superó dos barreras psicológicas terribles: la de los 16.000 muertos por causas vinculadas al coronavirus y la de los 200.000 contagiados detectados. Nueve se concentran en la capital (Lavapiés, Canillejas, García Noblejas, San Isidro, Rafael Alberti, Orcasitas, Vicálvaro-Artilleros, Campo de la Paloma, Villaamil); dos en Alcorcón (Doctor Trueta y Miguel Servet), y el resto están en Móstoles (Alcalde Bartolomé González), Torrejón de Ardoz (Las Fronteras), Fuenlabrada (Panaderas), Collado Villalba (Sierra de Guadarrama) y Villa del Prado (Villa del Prado).

De estas 16 zonas, cinco de ellas (Lavapiés, Doctor Trueta, Las Fronteras, Sierra de Guadarrama y Miguel Servet) ya superaban los 1.000 contagios la semana pasada, aunque el Gobierno regional las dejó fuera de las restricciones, que afectan desde el lunes, y durante al menos 14 días, a más de 850.000 personas.

¿La razón? Primero, que también se tiene en cuenta la tendencia de la epidemia en cada zona, es decir, si está aumentando el número de contagios, o se están estabilizando. Y después, que la relación que mantienen los técnicos de Sanidad con los políticos del Gobierno es como poco tensa: donde los primeros urgen a tomar medidas más drásticas para contener la enfermedad, los segundos están optando por intervenciones quirúrgicas, de menor alcance, con la esperanza de combinar el combate con el virus y la defensa de la economía.

Al menos, hasta ahora. Como informó EL PAÍS, Díaz Ayuso ya habla sin tapujos de extender las medidas a otras zonas más allá de las 37 en las que están ya en vigor, y no descarta, tampoco, aplicarlas de forma global en el conjunto de la Comunidad.

“Hay medidas adicionales en las zonas donde se ha visto que el contagio es mucho mayor, pero tengo claro que esto se tiene que seguir llevando a más zonas de Madrid, y también por sectores”, ha dicho Díaz Ayuso durante una entrevista en Onda Cero. “Allí donde tengamos que actuar, lo haremos. No descartamos hacerlo de manera autonómica”, ha añadido. Y ha subrayado: “Lo que no es coherente es solo aplicarlo sobre unas zonas, y no hacer unas medidas adicionales sobre las demás”.

El Gobierno de la Comunidad, por lo tanto, ya no descarta el cierre completo del ocio en la región, aunque para llegar a ese punto prefiere dar pasos intermedios. Por ejemplo, extender las limitaciones de aforos en la hostelería que hay ahora en las zonas de movilidad restringida (50% en el interior, sin poder usar la barra), a otras zonas o al conjunto de la Comunidad (donde el aforo interior llega al 75% y el de las barras al 50%). Lo mismo puede ocurrir con los horarios de cierre, que pueden acabar adelantándose (como norma general, en el conjunto de la región se puede estar abierto como tarde hasta la 01.00). Y con la clausura de parques y jardines, que por ahora solo afecta a las 37 zonas intervenidas.

“Si no lo hacemos así, afectaremos al conjunto de la economía”, ha argumentado Díaz Ayuso para explicar su estrategia de limitaciones parciales y por sectores productivos, que refleja su intento de alcanzar el punto intermedio entre las preocupaciones opuestas que recorren de este a oeste su Ejecutivo. Así, mientras la consejería de Sanidad es partidaria de medidas de más alcance, las de Economía y Hacienda recuerdan el impacto que tendrán nuevas restricciones en el paro y la evolución del PIB.

“Si hay que tomar la decisión de ampliar [las restricciones], la decisión hay que tomarla cuanto antes”, ha enfatizado este martes el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en Onda Madrid.

“Espero que no haya que tomar más decisiones porque soy consciente de las molestias e incluso del quebranto económico que generan este tipo de medidas en miles de madrileño”, ha contrapuesto Ignacio Aguado, el vicepresidente regional.

Mientras tanto, el virus vuelve a golpear con fuerza en la región, y por ahora avanza más deprisa que las medidas orquestadas para contenerlo.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50