MEDIO AMBIENTE

Los jóvenes activistas del clima vuelven a convocar una gran protesta global

“Vamos a continuar esta lucha porque no tenemos otra opción”, asegura la activista Greta Thunberg

Greta Thunberg, en el centro, en la conferencia de prensa virtual de los jóvenes activistas del clima..
Greta Thunberg, en el centro, en la conferencia de prensa virtual de los jóvenes activistas del clima..

Los jóvenes activistas del clima volverán a protagonizar una protesta global el viernes 25 de septiembre, un año después de la gran huelga mundial que fue seguida en más de 150 países. La pandemia, que ha desplazado del foco de atención internacional al cambio climático, también marcará la convocatoria. Las acciones se desarrollarán de forma física o virtual en función de las restricciones de cada país y respetando las limitaciones por motivos sanitarios, ha explicado este viernes la activista sueca Greta Thunberg, la cara más conocida de este movimiento juvenil medioambiental. De momento, hay organizadas unas 2.300 protestas por todo el mundo para exigir “justicia climática”, según sus organizadores.

Thunberg ha participado junto a otros seis jóvenes activistas en una conferencia de prensa virtual en la que ha recordado la importancia de seguir con las movilizaciones ante la falta de acción frente al cambio climático. “Vamos a continuar esta lucha porque no tenemos otra opción, es una cuestión de vida o muerte”, ha argumentado. “La gente está muriendo ahora por la crisis climática”, ha añadido Thunberg, quien ha dejado claro que las protestas de dentro de una semana respetarán las restricciones impuestas por la pandemia.

En España, la organización Juventud por el Clima-Fridays for Future tiene registradas acciones en alrededor de 25 ciudades. En Madrid, por ejemplo, está previsto que se realice en las inmediaciones del Congreso una sentada; se ha recurrido a esta fórmula para poder mantener la distancia de seguridad entre los participantes. También se han organizado sentadas en ciudades como Barcelona, San Sebastián y Zaragoza.

Los participantes en la conferencia de prensa de este viernes —todos, salvo Thunberg, pertenecientes a países que padecen las consecuencias del cambio climático sin ser los principales generadores del problema— han insistido en la necesidad de ligar la lucha climática y la social. “No hay justicia climática, sin justicia social”, ha resumido Eyal Weintraub, activista argentino. “África es la que menos contribuye al cambio climático y la que más sufre los impactos”, ha recordado desde Kenia el joven Kevin Mtai.

Durante esta pandemia las protestas en la calle de este colectivo se han tenido que reducir drásticamente y algunos de estos grupos de jóvenes activistas han emprendido otras formas de acción, como las manifestaciones virtuales y las demandas en los tribunales. En las últimas semanas grupos de chicos de México, Portugal y Australia han iniciado esa vía judicial para presionar a sus Gobiernos para que sean más ambiciosos en sus planes de recorte de emisiones de gases de efecto invernadero o para frenar proyectos que sobrecalentarían todavía más el planeta.

“Estamos en una emergencia global”, ha insistido Thunberg en referencia al cambio climático. Y aunque los participantes han admitido que con la covid han podido reducirse algo las emisiones de gases de efecto invernadero, “cualquier mejora ha sido temporal”, ha explicado Mitzi Jonelle Tan desde Filipinas. “Ahora estamos viendo que las emisiones están volviendo a aumentar”, ha advertido esta joven activista, quien, como sus compañeros de India y Colombia, ha criticado la represión que sufren también en sus países los movimientos medioambientales.

Más información

Lo más visto en...

Top 50