La crisis del coronavirus

Sanidad alerta a Cataluña del riesgo de rebrotes en sus residencias de mayores

El 15% de estos centros todavía reportaban casos de coronavirus los días previos al 5 de junio, cuando se autorizó el pase a fase 2 de Barcelona y Lleida

Reanudación de las visitas en una residencia de mayores de Madrid tras la entrada en vigor, este lunes, de la fase 2 de la desescalada.
Reanudación de las visitas en una residencia de mayores de Madrid tras la entrada en vigor, este lunes, de la fase 2 de la desescalada.Marta Fernández Jara / Europa Press

“Es necesario mantener la precaución con las residencias de mayores”, advierte el Ministerio de Sanidad a Cataluña en el informe de pase a la fase 2 de Barcelona, con fecha 5 de junio. En muchas de las regiones continúan detectándose casos positivos en las dos semanas previas, añade, “mostrando el riesgo de rebrotes”. En esa fecha, el 15% de las residencias catalanas mencionadas en el texto (124 de 824) todavía reportaban nuevos contagios. Destaca el caso de Barcelona, con 110 residencias con infecciones, y el de Lleida, donde 10 de sus 73 residencias reportaron positivos, aunque en este caso, apunta el informe, “puede ser debido a la realización de cribados”.

Cataluña es la comunidad a la que el Ministerio de Sanidad hace más recomendaciones de mejora, según los informes sobre el pase a la fase 2 que publicó este lunes a última hora de la tarde. Una de sus regiones, Lleida, tiene todavía mucha transmisión. En parte tras la declaración de varios brotes a lo largo del mes de mayo, algunos de los cuales siguen activos; pero también por “una considerable transmisión reciente no vinculada” a esos brotes. En Barcelona, el problema son los casos nuevos de los que se desconoce el origen. En Terres de l’Ebre, la capacidad para hacer pruebas PCR en caso de rebrote.

Los casos de coronavirus en residencias catalanas preocupan a Sanidad especialmente en Barcelona y Lleida. Otras regiones que también han pasado este lunes a fase 2 muestran mejores porcentajes. En Madrid, por ejemplo, solo el 6% de las 475 residencias de la comunidad comunicaron casos de coronavirus en los 14 días anteriores. “Se han realizado numerosas intervenciones en residencias, con mecanismos de activación y coordinación de recursos”, destaca el informe sobre esta región. “Los equipos de atención primaria mantienen un seguimiento rutinario”, añade. Varios laboratorios de investigación de la Universidad Complutense llevan desde marzo haciendo diagnósticos en residencias madrileñas. Ya han hecho más de 20.000 análisis PCR. En Asturias, menos del 1% de sus centros sociosanitarios han detectado nuevos casos (su informe es del 22 de mayo), mientras que en varias provincias castellanomanchegas el porcentaje oscila entre el 19% de Toledo y el 26% de Albacete y Cuenca (en su informe de cambio a la fase 2, que en este caso es del 28 de mayo).

Sanidad también señala otro problema de Barcelona y su área metropolitana: el alto porcentaje de casos sin contactos conocidos, que es del 69% en la capital, del 98% para Metropolitana norte y del 60% de Metropolitana Sur en la semana previa al informe. Las infecciones de origen desconocido son el detonante de las epidemias. Mientras se puedan detectar para aislarlas resulta posible contenerlas, pero cuanto mayor es la proporción de contagios sin posibilidad de rastreo aumenta el riesgo de expansión. “A medida que vaya aumentando la trazabilidad de contactos y el control de las cadenas de transmisión, esos porcentajes deberían ser progresivamente menores”, reza el documento.

Es posible que esta elevada proporción de contagios sin contactos conocidos se deba a que la atención primaria de estos territorios todavía solo es capaz de hacer pruebas PCR a un 56% de los casos sospechosos. Madrid pudo avanzar hacia la fase 2 con un 88,6%. De cada 100 pruebas, solo una salía positiva, mientras que en Barcelona y su área metropolitana eran seis.

En otra de las áreas sanitarias de Cataluña, Terres de l’Ebre, el porcentaje de casos sospechosos con prueba PCR en primaria asciende casi al 90%, pero Sanidad advierte de que los laboratorios están trabajando por encima de su capacidad máxima, por lo que si hubiera un rebrote se verían desbordados, por lo que el ministerio insta a aumentar esa capacidad.

Otra de las llamadas de atención que el informe hace a la Generalitat en Lleida hace referencia a “las necesidades particulares de las poblaciones de trabajadores temporeros que llegan a la recogida de la fruta dulce entre mayo y septiembre, y que en muchos casos viven en la calle”. Sanidad ha pedido un plan específico para esa población con cribados específicos y recursos de alojamiento

El ministerio también exigió saber cómo piensa Cataluña enfrentarse a la temporada turística. En el caso de Camp de Tarragona los planes de contingencia “ante el aumento de población que se espera durante el verano” prevén un aumento de los recursos, destaca el informe, que se pregunta si en Barcelona se ha hecho un esfuerzo similar: “Sería recomendable profundizar en qué medidas de preparación se están adoptando en este sentido en otros centros turísticos como la ciudad de Barcelona”.

El informe destaca también que Cataluña lleva varios días de retraso en la adopción del nuevo método de recogida de datos que puso en marcha el Ministerio de Sanidad el 11 de mayo pasado. El sistema de notificación diaria a Sivies (la aplicación del Sistema para la Vigilancia en España del Centro Nacional de Epidemiología) no empezó hasta el día 25, según desvela el texto, que firma la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio. Pese a que la autonomía ya trabaja con ese sistema en la fecha del informe, “se han continuado produciendo inconsistencias de datos” en los que se sigue “trabajando”. Este retraso podría explicar el hecho de que el Ministerio de Sanidad todavía no haya podido corregir la serie de datos, especialmente en lo que respecta al acumulado de fallecidos, que desde hace más de 10 días no muestra la cifra real.

El sistema de detección de Madrid baja de forma “pronunciada” los fines de semana

El informe de Sanidad resalta muchas de las mejores que ha hecho la Comunidad de Madrid para cambiar de fase, pero señala también algunas fallas. Una es la “pronunciada” caída en el registro de sospechas de los fines de semana. Es algo que sucede en todas las comunidades y que ha provocado que en los informes que publica el ministerio los domingos y lunes (con datos del día anterior) hubiera un infrarreporte que normalmente se corrige los martes. Pero en Madrid este fenómeno es “especialmente pronunciado”.

“Aunque los indicadores de demora diagnóstica no parecen verse afectados, se recomienda continuar con las estrategias de fortalecimiento de la atención primaria, especialmente durante los fines de semana y en los periodos festivos”, añade el documento. A fecha del informe había en la comunidad más de 2.000 contactos en seguimiento, si bien —apunta— “existe un margen de mejora en la proporción de casos para los que se ha realizado una identificación de contactos estrechos, por lo que se recomienda incrementar los esfuerzos relacionados con su estudio y seguimiento”. El ministerio destaca el “considerable esfuerzo” de información a la ciudadanía de la Comunidad de Madrid.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50