Animales salvajes

El Seprona busca un cocodrilo del Nilo de 250 kilos en el río Duero

Los biólogos trabajan en dos nidos hallados en la orilla del río, entre Simancas y Tordesillas (Valladolid). Se cree que el reptil, de una especie “muy agresiva”, era la mascota de alguien que la soltó al crecer

Un joven busca con sus prismáticos el cocodrilo de metro y medio avistado este sábado en Simancas (Valladolid).Nacho Gallego / EFE | VÍDEO: ATLAS

Del Nilo al Duero. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), biólogos y policía local buscan en la ribera del río Duero, en un tramo de unos 20 kilómetros entre Simancas y Tordesillas (Valladolid), a un cocodrilo del Nilo, de unos 250 kilos y una especie “muy agresiva” según los especialistas. La operación ha comenzado después de que tres personas distintas lo avistaran el viernes y el sábado en una zona conocida como Pesqueruela. Las labores de búsqueda del reptil, que incluyen el uso de drones, han permitido encontrar dos nidos en esta zona de la desembocadura del Pisuerga en el Duero, un tramo muy popular para pescadores, piragüistas y bañistas.

El agente de la policía local de Simancas que recibió la llamada de dos chicos distintos, “de unos 13 años”, este viernes, acudió a la zona que le indicaron los chavales al día siguiente y pudo ver al animal por el río. De inmediato, obligó a marcharse a unos pescadores cercanos, aunque sin decirles el porqué para que no cundiera el pánico. “Parecía una persona nadando de espaldas”, afirma en conversación telefónica, y admite que no ha conseguido dormir por la tensión del suceso.

El policía explica que el Seprona, que ha preferido no hacer declaraciones a los periodistas, ha analizado los dos nidos hallados y las mordeduras de los restos de peces que han encontrado allí. Los agentes han acordonado la zona, donde trabajan los biólogos, que no dejan acercarse a nadie “porque el ruido puede espantar” al animal. De este modo, han concluido que se trata de un cocodrilo del Nilo. El equipo que trabaja para intentar capturar al animal, integrado por 10 personas, le ha tendido varias trampas tanto en los nidos como en el agua y han utilizado drones para intentar localizarlo. También se rastreará la zona “con precaución”, según los expertos, para que el reptil no abandone un área de cinco kilómetros en la que se mantendrá si no es molestado. Se considera la posible intervención de los GEAS (Grupo de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil, así como de los Bbomberos.

Las sospechas de los investigadores apuntan a que algún vecino de la zona lo tuviese como mascota y que, una vez creció, lo hubiera liberado en el río. Otra posibilidad es que se haya escapado del lugar donde lo mantuviese una persona. Los ayuntamientos de San Miguel del Pino, Tordesillas o Villamarciel han publicado bandos para pedir cautela a la población y emplazarlos a que eviten el Duero hasta que se capture al cocodrilo.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50