Flores y conversación para las madres confinadas de La Gomera

La Cruz Roja reparte ramos a 25 vecinas por el Día de la Madre, como parte del proyecto de intervención social del municipio de Alajeró

Carmen García y Héctor Cabrera reparten en nombre de la Cruz Roja flores por el día de la madre en Alajeró (La Gomera).Inma Flores
Alajeró (La Gomera) -

Un Seat León con el maletero lleno de ramos de flores y plátanos y bizcocho para la pausa. Este es el equipo de Carmen García, de 58 años, y Héctor Cabrera, de 24, para hacer del Día de la Madre una jornada especial, a pesar del confinamiento. Desde las 9.30 horas han repartido ramos a 25 madres en el programa de intervención social de la organización, como excusa para visitar –de lejos y ataviados de mascarillas y guantes– a los mayores del municipio gomero de Alajeró, un proyecto en colaboración con el Ayuntamiento. Si bien el lunes La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera inician la primera fase de la desescalada, el 3 de mayo se celebró en los jardines y en compañía de los convivientes. Pero con flores, besos volados y saludos de codo a codo.

Nieves Gorrín, una vecina de 86 años de la zona de Playa Santiago, al sur de la isla canaria fue la primera en recibir la sorpresa. Se asomó a la ventana de su cocina cuando su hijo le dijo que llegaron “los de la Cruz Roja”. Arreglándose el pelo con las manos y con una sonrisa amplia y permanente saludaba desde arriba a García y Cabrera, que aguardaban en las escaleras para asegurarse de no romper la distancia recomendada. “Se os agradece mucho, mis niños”, grita sin parar de tirar besos. “Gracias a ti por ser una madre ejemplar”, le responde García, “Nos encantaría quedarnos, ya sabes tú que nos daría para hablar todo el día, pero tenemos que seguir”. “¡Que Dios les bendiga!”, exclama. Y le pide que le dé recuerdos a Maruca y a Paco de su parte.

Más información

No se detienen mucho porque el tiempo apremia y la orografía de La Gomera aleja territorios de apenas unos kilómetros. De una casa a otra: carreteras en un zigzag infinito en el que se asoman todas las tonalidades de verde posibles. Plataneras, cactus, palmeras... Y más curvas –a prueba de estómago– hasta llegar al pueblito de Targa, donde vive Isabel Santos. Sale a recibirles con los brazos abiertos. “Hoy no puedo, Isabelita”, le dice incómoda. “Pero choca el codo. Que eso sí nos dejan”, bromea.

Carmen y Héctor han repartido flores por La Gomera este 3 de mayo
Carmen y Héctor han repartido flores por La Gomera este 3 de mayoINMA FLORES (EL PAIS)

García es una mujer menuda pero con una pasión arrolladora. Para cada poco para pitar a quien espera en la parada de autobús o al que riega las plantas del jardín. Su mano enfundada en un guante azul descansa muchas veces en la puerta del coche mientras conduce, preparada para subirla como un resorte al encontrarse con alguna cara conocida. Ha dedicado gran parte de su vida al trabajo social dentro y fuera de La Gomera. Y desde hace cerca de dos años, apoya y coordina el proyecto de dinamización de mayores. “Hoy cuido a los padres de los jóvenes con los que yo jugaba”, comenta emocionada.

Durante la cuarentena, las demandas de ayuda en la isla se han multiplicado por ocho. A lo largo de todo el año pasado la Cruz Roja atendió a 1.200 personas. Solo en abril, los gomeros asistidos por la organización superaban los 800, en más de 4.000 intervenciones. Muchos de ellos piden ayuda más de una vez, explica Lucía Morales, directora técnica de la asamblea insular de Cruz Roja en La Gomera. “Una persona que necesite alimentos, es probable que también vaya a precisar de asesoramiento jurídico o ayuda con el alquiler”. Las demandas han ido en función del avance del coronavirus. Las primeras peticiones estaban relacionadas con la ayuda de alimentos y ahora, según Morales, con el asesoramiento laboral. Los mayores, sin embargo, piden compañía telefónica.

– “¡Ay, ay, ay, que vienen y yo aún sin ducharme!”, exclama Carmen Vargas, la mayor de todas las madres visitadas.

– “Tú estás guapa siempre. Mira lo que te va a dar Héctor…”, dice señalando el ramo en brazos del voluntario.

Maruca recibe un ramo de flores por el Día de la Madre
Maruca recibe un ramo de flores por el Día de la MadreINMA FLORES (EL PAIS)

Cabrera se acerca y duda dónde colocarlo para no tocar las manos de la anciana de 99 años. Aún están adaptándose a las nuevas medidas de distanciamiento físico. Ella se apoya en una de las vigas de su jardín repleto de flores de colores y con olor a huerto. Enumera una a una la residencia de sus seis hijos y presume de tener 14 nietos y 13 bisnietos repartidos entre Venezuela y las islas Canarias. “Yo estoy tranquila, sí. Esto para que estén preocupados ustedes, que todavía piensan en la juventud y en la vida”, añade con los ojos clavados. “A nosotros poco nos queda ya”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción