La crisis del coronavirus

Corea del Sur registra cero contagios locales por primera vez desde febrero

Este jueves ha detectado cuatro casos importados, su menor número de nuevos casos confirmados en dos meses

Creyentes protegidos con mascarillas conmemoran en un templo de Seúl el cumpleaños de Buda.
Creyentes protegidos con mascarillas conmemoran en un templo de Seúl el cumpleaños de Buda.YONHAP / EFE

Corea del Sur ha dado este jueves un importante paso para dar por controlado el coronavirus. Por primera vez desde que empezó la pandemia en su territorio, hace 72 días, este país, que llegó a ser el segundo del mundo por número de casos, no ha detectado ningún nuevo contagio local, y solo cuatro importados, según ha informado su Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Es la cifra más baja en dos meses.

En total, desde el comienzo de la crisis, Corea del Sur ha detectado 10.765 casos confirmados, de los que 247 fallecieron, el último de ellos este miércoles. El pico de su epidemia llegó el 29 de febrero, cuando detectó 909 nuevos contagios a raíz de un brote que se había originado en una secta en la ciudad de Daegu, la tercera del país.

“Cero pacientes de covid-19 confirmados localmente (por primera vez) en 72 días. Cero infecciones en los 14 días desde las elecciones legislativas”, se congratuló el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en Twitter. El día 15, Corea del Sur había celebrado comicios para renovar su Asamblea Nacional -todo un contraste frente a otros países que han tenido que aplazar las suyas-, entre grandes medidas de seguridad para impedir contagios. El CDC ha confirmado que en esa jornada no se produjo ninguna nueva infección. “Ni un solo caso relacionado con las elecciones en los 14 días de incubación”, destacaba el director general de la política de salud pública surcoreano, Yoon Tae-ho.

La estrategia surcoreana contra el coronavirus ha recibido numerosas alabanzas y su éxito se considera un factor clave en el repunte de la popularidad de Moon, que llevó a su partido a una victoria por mayoría absoluta en esas elecciones.

Desde el primer momento, Seúl puso en marcha un extenso plan para identificar a los portadores del virus. La idea era efectuar un gran número de pruebas, no solo entre los casos sospechosos, sino también entre sus contactos, para aislar lo antes posible a las fuentes de contagio y evitar la propagación del patógeno. Ello se combinó con un uso extenso de la tecnología para geolocalizar a los contagiados, sin identificarlos, y que los ciudadanos pudieran saber si habían estado cerca de algún caso.

La combinación, acompañada de una sociedad muy concienciada tras el brote de MERS en este país en 2016, permitió que no se cerraran ciudades. Estos días, los restaurantes y tiendas de cualquier ciudad surcoreana tienen casi el mismo aspecto de siempre, con la excepción de las ubicuas mascarillas. El uso de mascarillas, el mantenimiento de la distancia física de un metro o más han sido comportamientos habituales. Los omnipresentes desinfectantes de manos se han convertido en un objeto más en cada casa, donde limpiar escrupulosamente los pomos de las puertas o los botones de los ascensores es ya un ritual diario más.

“Estamos creando nuevos estándares y una nueva mentalidad”, declaraba recientemente el viceministro de Sanidad, Kim Gang-lip, en una rueda de prensa. “En el futuro, inevitablemente tendremos que cambiar el modo en que nos reunimos con otros, trabajamos y estudiamos juntos, o incluso interactuamos con los miembros de nuestra familia”. La campaña de distancia física promovida por el Gobierno continuará al menos hasta el próximo 5 de mayo, cuando concluya el período de vacaciones que comienza este fin de semana.

Desde el día 30 de marzo, todo aquel que llegue de otros países, sea ciudadano surcoreano o extranjero, deberá cumplir una cuarentena de 14 días. A quienes la incumplan se les puede imponer una pena de un año de prisión o una multa del equivalente a unos 8.000 euros.

Aunque el descenso de casos tanto en ese país como en China -y la necesidad de reactivar la economía- ha llevado a que ambos países empiecen a explorar vías para permitir los viajes de personas de negocios a través de la frontera común. A partir de este viernes, empresarios surcoreanos podrán hacer uso de un canal de inmigración de paso rápido para acceder a siete provincias y tres ciudades chinas (Chonqgqing, Tianjin y Shanghái), según ha anunciado el Ministerio de Exteriores en Pekín.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50