La crisis del coronavirus

La OCDE rectifica y baja a España del octavo puesto al decimoséptimo en número de test de coronavirus realizados

El secretario general, Ángel Gurría, asegura que España no les dio datos antes porque las comunidades no los entregaban

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. En vídeo, Gurría explica este martes por qué hubo un error en las cifras de los test de España, en una entrevista en Onda Cero. AFP | Onda Cero

La OCDE ha modificado el informe sobre el diagnóstico del coronavirus que publicó ayer y en el que situaba a España en el octavo puesto de una clasificación de los países que realizan más pruebas diagnósticas, por delante de Alemania o Austria. Con el cambio, España pasa al decimoséptimo puesto, ligeramente por debajo de la media de los países de la OCDE. La organización ha tomado esta decisión para “asegurar la coherencia con la misma fuente de los datos”. “Lamentamos la confusión creada en torno a un tema delicado por un debate sobre cuestiones metodológicas”, ha añadido en un comunicado.

En el informe divulgado ayer España aparecía con 28 test por 1.000 habitantes porque se habían sumado tanto las pruebas PCR, las más fiables y laboriosas, como los test rápidos de anticuerpos. Al usar únicamente el dato de las PCR, España baja a 22,3 pruebas por 1.000 habitantes. La OCDE se basó en una única fuente de información para las cifras de todos los países, la web de estadísticas OurWorldinData, de la Universidad de Oxford. Sin embargo, para España, que hasta ayer no había publicado datos, empleó directamente la información que le envió el Gobierno. A partir de ahora, dice la OCDE en el comunicado, las actualizaciones de su informe se harán enteramente con los datos de OurWorldinData. La organización saluda el hecho de que los países estén empezando a hacer más test serológicos. “Estén o no incluidos en la comparación, son herramientas importantes para encauzar la estrategia que permita luchar contra la pandemia”, añade.

FOTOGALERÍA

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría, admitió a primera hora de este martes que tendría que ajustar las cifras de las pruebas diagnósticas realizadas por España para hacerlas más comparables con el resto. En una entrevista en Onda Cero, Gurría aseguró que España envió tarde sus datos por problemas con las comunidades autónomas, que no se los facilitaban al Gobierno. Se refería así al hecho de que en versiones anteriores de la clasificación por número de pruebas que ha publicado la OCDE España ni siquiera apareciera.

El secretario general de la OCDE se refirió durante la entrevista a la polémica generada ayer después de publicar un informe sobre las estrategias para la reapertura tras la fase aguda de la enfermedad, en la que se incluía una infografía que ordena a los países en función del número de pruebas diagnósticas por habitante. Los test masivos son una de las principales estrategias señaladas por los expertos para la desescalada y el posterior control de los nuevos contagios. En esta clasificación, España aparecía en el octavo puesto, por delante de países como Alemania o Austria. Gurría reconoció que el dato de España sumaba dos tipos de pruebas: las PCR y las serológicas de anticuerpos, mientras que en otros países únicamente se cuentan las primeras.

Gurría negó tajantemente haber recibido “presiones” del Gobierno español y que se produjera ninguna manipulación de los datos. Según su explicación, España no envió hasta este fin de semana sus cifras. Cuando estas se recibieron, la OCDE las incluyó en una clasificación en la que hasta ahora no aparecía nuestro país. En cambio, para muchos otros la fuente estadística con la que trabaja la OCDE, la web OurWorldinData, de la Universidad de Oxford, tiene datos semanales. España no había facilitado información de pruebas realizadas hasta este lunes. Anteriormente esta web había tenido que utilizar una nota de prensa del Gobierno del 16 de abril para poder ofrecer alguna referencia de la situación.

“Teníamos un proceso en que no había información. No había porque había un problema de las autonomías. Después nos fue facilitada la información y se sumó a esa serie. Si es necesario habrá que hacer ajustes", señaló Gurría, que mencionó dos veces que España está en la media de la OCDE. Fuentes conocedoras de la situación aseguraron a EL PAÍS que la comunidad que no facilitaba los datos era Madrid. El secretario general afirmó que “no está mal tener las cifras agregadas porque los dos tipos de cifras, de pruebas, son válidos”. Y explicó que, en todo caso, se podría añadir un pie de página o un asterisco al gráfico informando de que en la cifra española se suman dos tipos de pruebas. Finalmente la OCDE ha tomado de la decisión de cambiar el gráfico y crear un nuevo informe. Gurría añadió que no hay que tratar estas clasificaciones como un concurso de belleza porque las clasificaciones cambian constantemente.

Fuentes de Moncloa aseguraron el lunes por la noche que enviaron los datos desglosados y que fue la OCDE la que decidió sumarlos y publicar “su propio gráfico con tests de diagnóstico conjunto, sin discriminar técnicas”. Añadieron que habían pedido una explicación a la organización y que esta se facilitaría hoy martes.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50