La crisis del coronavirus

Los estudiantes de FP podrán sustituir las prácticas en empresas por proyectos en casa

Educación publica la orden consensuada con las autonomías para flexibilizar los requisitos para la obtención del título

Un estudiante de Formacion Profesional en un instituto  de Barcelona.
Un estudiante de Formacion Profesional en un instituto de Barcelona.Massimiliano Minocri / EL PAÍS

Desde que se decretó el estado de alarma hace más de un mes, 400.000 estudiantes de segundo curso de Formación Profesional veían peligrar las horas de prácticas necesarias para poder obtener la titulación —380 en el caso de los alumnos de grado medio y 400 en los de superior—. El Ministerio de Educación publicó este jueves la orden en la que flexibiliza los requisitos de titulación para que la pandemia de coronavirus no lastre la carrera de cientos de jóvenes. Las dos medidas más importantes son la reducción de las horas de prácticas al mínimo contemplado por la normativa (220) y la posibilidad de sustituir dichas prácticas por proyectos realizados en casa. Cada comunidad autónoma podrá decidir qué medida incluye en su instrucción.

En el caso de los estudiantes de grados del área sanitaria y sociocomunitaria, las autonomías podrán determinar la exención “total o parcial” de las prácticas, hasta ahora obligatorias, de un año de duración.

La valoración general de profesores, alumnos y patronal es positiva, ya que el cese del trabajo presencial de muchas empresas, los ERTE e incluso el cierre de alguna de ellas ha complicado dar continuidad a los programas de formación en centros de trabajo. Sin embargo, la preocupación por cómo pueden afectar estas medidas al futuro laboral de los estudiantes está muy presente. “Es una faena para los chicos, se van a quedar sin pisar la empresa y van a perder la oportunidad de poder colocarse”, señala Juan Carlos Amaya, profesor del instituto público Campanillas de Málaga. Explica que para evitar ese problema muchos centros quieren trasladar las prácticas a septiembre, aunque eso implicaría que los alumnos no puedan titular en junio, sino en diciembre y, por lo tanto, no podrían presentarse este año a la Selectividad ni incorporarse al mercado laboral hasta tener su título.

Desde la CEOE, su director de Formación, Juan Carlos Tejeda, considera que la orden llega con retraso y que las empresas llevan más de un mes y medio sin saber cómo gestionar el cese de las prácticas. “Hay comunidades que sí han sacado normativa, pero hacía falta alguna indicación por parte del ministerio; las empresas están preocupadas por haber tenido que interrumpir la tutorización de los estudiantes”, explica. Respecto a las posibles dificultades de esta promoción de alumnos para ser contratados, cree que si están bien formados y dominan las llamadas soft skills (creatividad, adaptación al cambio o trabajo en equipo) encontrarán las puertas abiertas, porque se necesitan graduados técnicos. Eso sí: “El mundo ha cambiado en una semana; no sabemos qué va a pasar con el mercado laboral y esto va más allá de tener o no unas prácticas”, remarca.

Algunas compañías como Repsol se han volcado con sus alumnos de FP en prácticas y, como es el caso del complejo industrial que tienen en Tarragona, les han hecho un contrato de formación para que puedan seguir acudiendo presencialmente a sus puestos de trabajo. “Al resto les hemos enviado a casa equipamiento y les hemos dado acceso a nuestras plataformas online de trabajo para dar continuidad a sus prácticas y seguir con la tutorización”, explica Salvador Lorenzo, gerente de diversidad y talento de Repsol. En la orden aprobada por el ministerio se contempla que el informe de los tutores en las empresas no se tendrá en cuenta para la nota final, ya que no todos los alumnos lo han podido mantener.

Pese a que España tiene una de las peores tasas de escolarización en FP de grado medio (el 12% de los estudiantes se decanta por esta vía frente al 26% de media de los países de la OCDE), en el curso 2019-2020 un total de 861.906 alumnos cursan FP en alguna de sus modalidades (en bachillerato son 672.524 y en la universidad, 1,2 millones). De ellos, menos de la mitad (400.000) está ahora en periodo de prácticas.

“Las empresas van a ser comprensivas y no van a considerar que estos chavales son de una promoción defectuosa, el freno a su contratación se puede deber más a la situación económica que a las condiciones en las que titularon”, apunta Ignacio de Benito, responsable de la Alianza por la FP Dual (modalidad que compagina las clases con las prácticas de forma simultánea).

Mientras, a estudiantes de FP como Inma, de Valencia, más que las prácticas les preocupa toda la teoría que están dejando atrás este curso por la falta de clases. “Este año vamos de dejar mucho contenido sin ver y el año que viene se nos va a juntar todo; lo que más me quita el sueño es el día en que llegue a las prácticas y piensen que no tengo ni idea… Eso sí que me dejará en desventaja”. Ella estudió primero de informática. “No podemos hacer nada, solo dedicar muchas horas más que un curso normal”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50