La crisis del coronavirus

El Gobierno unifica el criterio de la información que tienen que enviar las comunidades sobre el coronavirus

Solo se incluirán los casos y los fallecimientos que hayan dado positivo en alguna de las pruebas, no los sospechosos

Fernando Simón, el 14 de abril durante la rueda de prensa del Comité Técnico de Gestión por la crisis del coronavirus. En vídeo, declaraciones de este viernes de Simón.EFE | ATLAS

Datos, datos y datos. Desde que comenzó la pandemia, la OMS y distintas organizaciones gubernamentales recomendaban la recogida y emisión de información lo más completa y desagregada posible para conocer la expansión del virus y conseguir adoptar las medidas necesarias para acabar con la pandemia. Este viernes, el Boletín Oficial del Estado ha emitido una orden para unificar el criterio de las cifras que las comunidades autónomas envían a diario al Ministerio de Sanidad. El documento, amplio, ratifica el criterio de Sanidad sobre los fallecidos (solo podrán ser contabilizados aquellos con PCR o test rápido positivo) e incluye novedades como desagregar los casos confirmados por sintomáticos o asintomáticos y con qué tipo de prueba se ha detectado.

Mientras, se deja de pedir número de test PCR realizados diariamente y se requiere semanalmente. Una portavoz del ministerio explica que “no siempre los servicios de salud pública los podían pasar diario así que, por eso se solicita semanal”.por eso en las comparecencias del ministro, Salvador Illa, o del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, estos no daban las cifras exactas, sino de horquillas, añade.

En España, desde el comienzo de la crisis, cada comunidad autónoma se hizo cargo de publicar sus propias cifras hasta la declaración del estado de alarma, el 14 de marzo, cuando se centralizó en el Ministerio de Sanidad. Sin embargo, ese parte diario no respondía a un criterio común. Madrid y Castilla y León, por ejemplo, daban datos de sus ingresados en UCI con la foto fija del día, mientras que el resto enviaba el acumulado, es decir, cuántos pacientes habían ingresado en las unidades de críticos hasta el momento; y Cataluña, desde esta semana, incluía los muertos que los servicios funerarios le reportaban como fallecidos con síntomas sospechosos, pero sin prueba.

La disparidad de criterios suponía que no existiera una visión global y exacta de la situación de la expansión de la pandemia, aunque, como especificó este lunes Fernando Simón, por muy buenas que sean las estadísticas, “nunca” se sabrán las cifras reales. Por el momento, el documento del BOE pone orden en cuanto a datos de casos, de recursos materiales y de recursos humanos “para asegurar la eficiencia en la gestión de la crisis”.

¿Qué datos unifica el BOE?

En la información epidemiológica, el Gobierno pide que las comunidades envíen el acumulado de: casos (sintomáticos y asintomáticos), hospitalizaciones (totales, incluyendo las UCI, y el de las UCI por separado), altas, fallecidos y casos de personal sanitario. Y aquí, especifica, los casos deberán haber sido confirmados por PCR o test rápido, no sirve el diagnóstico clínico, radiológico o las sospechas. Lo mismo se aplica para los fallecimientos. Con ello excluye acercarse al sistema que empezó el martes Cataluña de contabilizar los sospechosos según los informes médicos de defunción. Solo valdrá la prueba. Esta información deberá enviarse diariamente a las 21.00.

Además, aclara y refuerza la información en otros aspectos que ya estaban en la orden anterior, del 15 de marzo:

En la información sobre la capacidad asistencial, las regiones deberán enviar, en el intervalo de las 13.00 - 14.00 diariamente, el total de número de camas ocupadas en las unidades de críticos con respirador, sin respirador, las de hospitalización convencional y todos aquellos espacios convertidos para atender coronavirus aunque no sean centros sanitarios. Y desagrega por plazas con pacientes covid-19, otras patologías, ingresos en las últimas 24 horas, altas en las últimas 24 horas y previsión de altas para las siguientes 24 horas. Además, "todos los centros hospitalarios públicos y los centros privados con camas de UCI, reanimación o recuperación post-anestesia que atiendan casos de covid-19 remitirán también la presión de urgencias por covid-19 considerando como ingresos el número de casos covid-19.

En la información sobre recursos materiales, que se remitirá una vez a la semana, los viernes, se debe incluir el número de existencias y el consumo semanal de mascarillas, kits de diagnóstico PCR, hisopos, gafas de protección, guantes, batas, solución hidroalcohólica y el número de equipos de ventilación mecánica invasiva, el de ambulancias medicalizadas y el de ambulancias no medicalizadas.

En la información sobre recursos humanos, también semanal, se pide, según la categoría, el número de profesionales contratados y la comunidad autónoma de procedencia.

Aun con estas especificaciones, el número final que se obtenga no será exactamente el real, ha advertido en la cadena SER Antoni Trilla, del grupo de expertos que asesora al Ministerio de Sanidad. Por mucho que se quiera afinar, parte de los asintomáticos nunca entrarán en el radar del sistema.

Respecto a la validez de estos números, Trilla admitió que los datos no son totalmente fiables, especialmente el de casos confirmados, que dependen del número de pruebas e, incluso cuando estas sean extensivas, de a cuántos asintomáticos se llegue. Para tener la fotografía exacta habría que hacer pruebas a prácticamente todo el mundo cada semana, ha dicho el epidemiólogo. Donde puede haber menos dudas es en el número de fallecidos diagnosticados, que tiene el inconveniente, como explicó el jueves en su comparecencia Fernando Simón, de que refleja la situación de hace dos o tres semanas.

La orden, por supuesto, no impide que cada comunidad tome y haga públicos los datos que quiera, pero estandariza la que se envía al ministerio (y la que este va a facilitar). Eso no va a impedir que en los próximos días haya una distorsión en el número de positivos ya que se están haciendo más pruebas. Por eso otros indicadores (defunciones, ingresos en UCI) aunque solo reflejan los casos más graves son más fiables para ver las tendencias, ya que ahí no hay bolsas de asintomáticos ocultos. La idea es tener series homogéneas: que el número de casos, altas y fallecidos solo incluya a los que están efectivamente diagnosticados.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia


Lo más visto en...

Top 50