ENRIQUE OSSORIO, consejero de Educación madrileño

“En Madrid hay exigencia y se premia el esfuerzo”

El consejero asegura que su intención era suscribir el acuerdo alcanzado entre las comunidades y el Ministerio de Educación, pero no ha podido hacerlo, dice, “por el bien de los alumnos”

El consejero de Educación de Madrid, Enrique Ossorio, el pasado 10 de marzo.
El consejero de Educación de Madrid, Enrique Ossorio, el pasado 10 de marzo.Emilio Naranjo / EL PAÍS

Para el consejero de Educación madrileño, Enrique Ossorio (Badajoz, 60 años), hay momentos en los que toca rebelarse. Su intención, cuenta, era suscribir el acuerdo alcanzado entre las comunidades y el Ministerio de Educación sobre las medidas para el cierre del curso por la pandemia del coronavirus. Pero asegura que al final no ha podido hacerlo, “por el bien de los alumnos”.

Pregunta. ¿Por qué rechazan la promoción general y poder titular con asignaturas suspensas?

Respuesta. Yo tenía muchas esperanzas de poder apoyar el documento, pero cuando vi la versión definitiva no pude hacerlo. Coincidimos en que este año es especial, en que el currículo no se va a poder desarrollar hasta el final, y en que tenemos que tener en cuenta a los niños que están teniendo dificultades. Pensé que el documento final reuniría unas líneas generales que todos apoyamos. Pero el Gobierno no ha querido tomar la decisión de con cuántas asignaturas suspensas se puede pasar de curso y titular, y le corresponde hacerlo porque es una cuestión que se regula en la Ley de Educación (Lomce). El título vale para toda España y no puede ser que una comunidad diga que se aprueba con cuatro suspensos y otra que con dos. Los títulos que expide Canarias valen en Madrid, tanto para acceder a la universidad como para buscar un trabajo. No puede ser que creemos 17 sistemas distintos.

P. Pero el documento no estipula que decidan las comunidades, sino los equipos docentes dentro de cada centro educativo.

R. Yo confío en los docentes totalmente. El documento tiene una segunda lectura y permite que las comunidades autónomas, en caso de querer hacerlo, establezcan el máximo de asignaturas suspensas para poder pasar de curso o titular. Ese es el problema. A mí no me preocupa la decisión del docente ni su sentido de la justicia.

P. ¿Hay otros puntos con los que estén en desacuerdo?

R. Hay uno que establece que la tercera evaluación sea solo diagnóstica, lo que quiere decir que mides lo que el estudiante sabe, pero sin consecuencias académicas. Pensamos que tenemos que seguir con la evaluación normal, aunque el docente a la hora de evaluar tendrá en cuenta la situación de cada alumno y sus necesidades. Si no, ¿para qué se han esforzado tanto los alumnos, las familias y los profesores?

P. Si se descuelgan de la orden ministerial, tendrán que ceñirse a lo que establece la ley educativa.

R. Vamos a seguir fieles a nuestros criterios de exigencia y de calidad de la educación, pero haciendo el llamamiento a los docentes de que tengan en cuenta la especial situación en la que nos encontramos. Nosotros sí vamos a evaluar el tercer trimestre.

P. En cuanto al número máximo de asignaturas suspensas para pasar de curso, también se ceñirán a la Lomce.

R. Por supuesto (un máximo de dos materias suspensas en ESO y primero de bachillerato). Que una orden ministerial derogue la ley orgánica de educación creo que es ilegal. En la reunión se lo dije a la ministra Celaá, que le diera un rango jurídico suficiente, y su equipo explicó que por la situación extraordinaria consideraban que una orden era suficiente.

P. ¿La consejería se ha planteado que los alumnos madrileños se pueden sentir perjudicados respecto al resto de España por tener más dificultades?

R. Confío en que sean sensatos. Creo que en ningún caso debemos ceder a rebajar la exigencia porque eso les perjudicaría. Es bueno que los estudiantes consideren que en Madrid hay exigencia y que se premia el esfuerzo. Es un problema que puede estar ahí, pero yo no le daría importancia. Eso sí, vamos a mandar el mensaje de que la repetición este año es extraordinaria, siempre lo es, pero este año más.

P. La patronal de la escuela privada se ha manifestado a favor de que se mantenga la evaluación. ¿Han tomado el pulso a la pública?

R. Han hecho un esfuerzo enorme; se han tenido que reinventar. Lo han tenido muy complicado. Conocen a su alumnado y creo que ellos también quieren evaluarles con las contemplaciones que exige esta situación. Tenemos informes de la Inspección Educativa que señalan que en bachillerato y en FP Superior el 90% de los estudiantes están siguiendo las tareas que se les mandan; en primaria el 70% y en secundaria casi el 82%. Eso demuestra que los alumnos están respondiendo.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50