Coronavirus

México confirma su primera muerte por coronavirus y pone en marcha un plan de ayuda en desastres

La víctima era un hombre de 41 años internado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias

Una persona mayor usa un tapabocas improvisado en la Ciudad de México.
Una persona mayor usa un tapabocas improvisado en la Ciudad de México.Gladys Serrano / EL PAÍS

México ha registrado el miércoles por la noche su primera muerte por coronavirus. Se trata de un hombre de 41 años, que también estaba enfermo de diabetes y que empezó a presentar síntomas el pasado 9 de marzo. La víctima era atendida en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, uno de los seis hospitales públicos que forman la columna vertebral de la capital mexicana ante la epidemia. Las autoridades sanitarias del país latinoamericano han confirmado, la tarde de este jueves, 164 casos y, pese al deceso, permanece en la primera fase de la contingencia porque aún no se han dado contagios comunitarios y aún se pueden rastrear las cadenas de transmisión. Tras el anuncio, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que en los próximos días se pondrá en marcha el plan DN-III, un programa de la Defensa nacional para la ayuda de la comunidad utilizada en situaciones de desastre.

Más información

Tras romper la barrera psicológica de la primera muerte, el caso ha llamado la atención porque la víctima no había viajado al extranjero y el país se encuentra todavía en una fase de “casos importados” desde los países más afectados, sobre todo, de Europa y Asia. El Gobierno ha señalado que seis días antes de presentar los síntomas, el hombre había asistido a un acto masivo en el que pudo haberse expuesto al virus. El acto fue un concierto de rock de la banda sueca Ghost en el Palacio de los Deportes, un foro en el oriente de la capital mexicana con capacidad para 22.000 espectadores, de acuerdo con la prensa mexicana.

“Cada pérdida de una vida humana nos duele”, ha lamentado en conferencia de prensa Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y portavoz del Gobierno para la emergencia. “Es un caso que ilustra lo que sabemos que va a pasar en una epidemia”, ha agregado el subsecretario, que ha pedido mantener la calma y poner en dimensión la muerte con el tamaño del país, que tiene unos 129 millones de habitantes.

El país ha detectado, además, 314 casos sospechosos de personas que viajaron al extranjero o estuvieron en contacto con personas con el virus y ha descartado otros 787 casos. México contempla que la epidemia de Covid-19 dure al menos 12 semanas y que el 80% de los contagios sean leves. Está previsto que un 15%, en el que se contemplan casos de adultos mayores y mujeres embarazadas, requieran hospitalización. Mientras que “un porcentaje menor”, en palabras de López-Gatell, fallecerá.

López-Gatell ha enfatizado en que las personas con enfermedades crónicas, como obesidad y diabetes, son más vulnerables ante el brote de Covid-19. La diabetes es uno de los principales problemas de salud y la segunda causa de muerte en México, con más de 101.000 muertes en 2018. Además, tres de cada cuatro adultos y más de un tercio de los niños son obesos, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

“Lo más importante son las vidas de las personas, esa es nuestra convicción”, ha dicho el presidente, Andrés Manuel López Obrador. El mandatario ha adelantado un apoyo de 40.000 millones de pesos (poco menos de 1.700 millones de dólares al tipo de cambio actual) en pensiones para adultos mayores. Sobre el plan DN-III, el presidente ha recalcado que no se utilizará al Ejército para restringir el movimiento de la población.

La Cámara de Diputados aprobó el miércoles la creación de un fondo para emergencias sanitarias y crisis económicas, ante el embate del virus y el colapso de los precios del petróleo. El fondo se constituirá, de aprobarse en el Senado, de hasta el 100% del superávit primario de 2020, calculado en más de 180.000 millones de pesos (casi 7.700 millones de dólares).

Los especialistas anticipan que el país entrará a una fase de contagios comunitarios entre el 20 y 30 de marzo. Las autoridades sanitarias han adelantado la suspensión de clases entre el 20 de marzo y el 20 de abril, lo que dejará fuera de las aulas a 36 millones de alumnos. El Gobierno ha descartado un viraje en su estrategia de contención del virus, aunque está previsto que se adopten medidas más drásticas de distanciamiento social y suspensión de actividades públicas en los próximos días.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50