Bruselas urge a los países a poner fin al bloqueo de material sanitario esencial

La Comisión pide por carta a las capitales que acaben con las restricciones de circulación de respiradores, mascarillas y otros productos de uso médico

Camiones haciendo cola a 40 kilómetros de la frontera entre Alemania y Polonia, este jueves.
Camiones haciendo cola a 40 kilómetros de la frontera entre Alemania y Polonia, este jueves.JENS SCHLUETER (EL PAÍS)

Los temores de la Comisión Europea han acabado por cumplirse. Los controles fronterizos impuestos por varios países de la UE para tratar de contener la pandemia están obstaculizando la libre circulación de productos esenciales como equipamiento médico. Algunos conductores han sufrido esperas de hasta dos días y medio sumando los controles fronterizos por los que han pasado. Ante la urgencia de que hospitales italianos o españoles cuenten con más mascarillas o respiradores, el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha enviado este jueves a los ministros de Industria de la UE una carta, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, para abordar de inmediato esos impedimentos y las restricciones que algunos países aún imponen a las exportaciones de material médico. “La situación en el terreno es más que preocupante. La gente está arriesgando su vida y cada minuto cuenta”, les advierte el comisario.

A medida que el brote se extiende, los hospitales europeos requieren de más equipos de protección individual (EPI). Ahora las mayores necesidades están en España e Italia. Pero los casos de la Covid-19 crecen en todo el continente y ponen a prueba las costuras del mercado único. El comisario Thierry Breton ha tenido que intervenir en Francia y Alemania para que levantaran las restricciones a las exportaciones de equipamiento médico, que soliviantaron a muchos de sus socios.

Los problemas, no obstante, no acaban ahí. Breton este viernes mantendrá una reunión por videoconferencia con todos los titulares de Industria de la UE, a los que hizo llegar una carta a través del ministro croata, que tiene la presidencia rotatoria de la UE. El comisario entiende que los países quisieran “proteger” a los ciudadanos y “evitar la especulación” de los materiales médicos. Sin embargo, una vez se adoptan medidas para “mitigar esos riesgos” y Bruselas ha puesto coto a la exportación de esos productos fuera de la UE, Breton urge de forma imperiosa a todos los países a acabar con esas restricciones. Polonia, Bulgaria, la República Checa y Rumania las mantienen.

Más información
Últimas noticias del coronavirus

El otro impedimento es el restablecimiento de fronteras. Esta semana han circulado las imágenes de las colas de camiones para ir de Alemania a Polonia. Pero también Italia, que esperaba la llegada de material médico, las ha sufrido. En la frontera italoaustriaca las retenciones llegaron a los 80 kilómetros. Los transportistas también se han quejado de tener que sufrir esperas de más de dos días y medio para pasar los controles de Eslovenia, Croacia y Hungría para llegar a Italia, y de que cuando vuelven les piden que se pongan en cuarentena o incluso solicitan certificados inexistentes para productos italianos que han cargado para el retorno.

“Si la situación sigue como hasta ahora, los conductores de camiones y transporte serán reacios a llevar suministros clave. Yo estoy muy preocupado por los informes continuos de largas colas y tiempos de espera para camiones para ir de un país miembro a otro”, señala Breton. Bruselas no oculta su inquietud por la falta de respiradores y mascarillas en los hospitales. Por ello, Breton urge a los países a hacer operativo un corredor para transporte de mercancías “lo antes posible”.

El comisario informa en su misiva sobre los progresos que ha hecho hasta ahora para su máxima prioridad, que es “maximizar la disponibilidad de equipos de protección individual”. Con la industria europea en su máxima capacidad, se ha mirado hacia el extranjero y a otros sectores. De momento, China ha mandado material y se espera que lo hagan otros países extracomunitarios, para los cuales se piensa en organizar “puentes aéreos” para traer e Europa el equipamiento necesario con la máxima rapidez.

Empresas ‘reconvertidas’ como Inditex

De puertas adentro, Bruselas piensa en que las empresas puedan acogerse a las exenciones previstas por ley para no tener que pagar por patentes para fabricar ese equipamiento. Aun así, Breton ha ido hablando también con empresas que han ido reconvirtiendo algunas ramas ante la emergencia. Es el caso de Inditex, que se dedicará sobre todo a batas o mascarillas, LVMH, con el gel desinfectante, o una startup italiana que ha usado la impresión 3D para fabricar respiradores para los hospitales. Breton comunica a los ministros, sin embargo, que las empresas esperan una “indicación clara” de cuáles son las necesidades que van a tener los países. Para ello, quiere que los ministerios de Industria y Sanidad de la UE le trasladen una cifra que pueda dar a las empresas.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS