La escalada de casos confirma a Irán como gran foco del virus

Los expertos dudan de los recuentos oficiales en el país

Un grupo de personas por las calles de Teherán.
Un grupo de personas por las calles de Teherán.Vahid Salemi / AP

Irán anunció este sábado 205 nuevos enfermos de la Covid-19 y otras nueve muertes, lo que eleva a 593 los diagnosticados y a 43 los fallecidos. El portavoz de Sanidad, Kianush Jahanpur, desmintió con firmeza una información de la BBC que cifraba en 210 las víctimas mortales por el coronavirus en ese país. Sin embargo, los recelos que despierta el recuento iraní y el hecho de que la mayoría de los casos detectados en la región estén relacionados con ese brote ha llevado a los países vecinos a suspender o recortar vuelos; otros incluso contemplan restringir la entrada de iraníes.

Los nuevos casos representan el mayor aumento diario comunicado por las autoridades desde que el día 19 anunciaron las dos primeras muertes en la ciudad de Qom, un importante centro teológico chií a 150 kilómetros de Teherán. También acercan un poco la distancia en la proporción entre muertos y diagnosticados a la media mundial. La gran diferencia inicial suscitó las dudas de los expertos sobre los datos iraníes. Mientras que en China o en Corea del Sur, los países más afectados, los fallecidos no llegan al 3% de los contagiados, en la República Islámica han pasado de superar el 20% al actual 7%.

De momento, Irán es el país con el mayor número de víctimas mortales fuera de China y el principal foco de infección en Oriente Próximo. La mayoría de los casos detectados en los países vecinos están vinculados con viajeros iraníes o que han visitado Irán. Así ha sucedido con el hombre de 36 años que se ha convertido en el primer afectado en Qatar, según informó este sábado el Ministerio de Sanidad de ese emirato.

Tras ese anuncio, Arabia Saudí es el único país ribereño del golfo Pérsico sin casos detectados, aunque al menos siete de sus ciudadanos están siendo tratados en Kuwait (con 45 diagnosticados en total) y Bahréin (38) tras haber visitado Irán. También los 8 diagnosticados en Irak, los 6 de Omán, los 4 de Líbano y uno en Afganistán siguen el mismo patrón, además de varios de los 21 de Emiratos Árabes Unidos (dónde el virus apareció inicialmente en ciudadanos chinos). Además, se han vinculado a Irán los primeros enfermos de Canadá, Nueva Zelanda y una mujer en Australia. Este país sopesa prohibir la entrada a los iraníes, mientras que Rusia ya ha restringido los visados.

Hay dos factores clave para esa expansión. Por un lado, la amplia y extensa diáspora iraní. Por otro, las peregrinaciones religiosas y los conflictos armados de la región que no sólo significan un alto número de desplazamientos, sino que complican el eventual control. Arabia Saudí ya ha tomado la radical decisión de suspender los visados para la Umrah (la peregrinación menor a La Meca). Pero los ayatolás iraníes se han negado hasta ahora al cierre de los lugares santos en Qom y Mashhad. No obstante, el pasado viernes cancelaron los rezos de mediodía en 23 de las 31 capitales de provincia.


Más información

Lo más visto en...

Top 50