La crisis del coronavirus

El coronavirus llega a África subsahariana

Los expertos aseguran que Nigeria está preparada para enfrentarse al brote tras anunciar su primer caso, un italiano que voló de Milán a Lagos

Dos sanitarios trabajan en una unidad de enfermedades infecciosas en Lagos (Nigeria).
Dos sanitarios trabajan en una unidad de enfermedades infecciosas en Lagos (Nigeria).EFE

El coronavirus ha llegado a África subsahariana. El primer caso es un ciudadano italiano que voló desde Milán hasta la ciudad nigeriana de Lagos (20 millones de habitantes) el pasado 24 de febrero. El vaticinio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha cumplido y la Covid-19 ya está en la región del mundo con sistemas públicos de salud más frágiles. Sin embargo, a Nigeria no le pilla de sorpresa y lleva más de un mes poniendo a punto sus mecanismos de detección y gestión sobre la experiencia adquirida en enfermedades epidémicas como el ébola, el cólera, la polio, la fiebre de Lassa o la gripe. “Nigeria está perfectamente capacitada para responder a este brote”, asegura John Nkengasong, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en África.

Las autoridades nigerianas han investigado los movimientos del paciente italiano. Tras coger un vuelo desde Milán hasta Lagos con escala en Estambul se alojó en un albergue. Aún no presentaba síntomas. El día 25 se trasladó hasta la fábrica de cemento de la empresa Lafarge, en Ewekoro, de la que es consultor, situada en el estado de Ogun a unos 94 kilómetros de Lagos. Esa noche comenzó a tener fiebre y decidió acudir al médico de su compañía, que dados los indicios y la procedencia, alertó al sistema público de salud. Las pruebas dieron positivo este jueves y el paciente fue ingresado en aislamiento en el Hospital de Enfermedades Infecciosas de Yaba, en Lagos. El Ministerio de Sanidad asegura que su situación es estable.

Mapa de expansión y claves para entender el coronavirus de Wuhan

Qué es, cómo se transmite, cuál es la población más vulnerable y dimensiones del contagio en el mundo

Este viernes ya se han adoptado las primeras medidas. El Estado de Ogun ha puesto en cuarentena la fábrica y las autoridades nacionales han comenzado la búsqueda de contactos directos, al menos tres personas hasta que llegó a Ewekoro y sus compañeros de la cementera Lafarge en esta ciudad. El director de Emergencias de la OMS, el doctor Michael J. Ryan, destacó la rapidez de la respuesta. “Nigeria tiene un sistema fuerte, con una red de laboratorios para la diagnosis y centros para el aislamiento. Este es el resultado de haber invertido en su sistema de salud”, dijo Ryan. Sin embargo, también advirtió de que existen riesgos. “Es un país muy poblado donde hay muchas personas vulnerables, sobre todo en el norte con los refugiados”, añadió.

Nigeria es la nación con más habitantes del continente (unos 190 millones) y la gran potencia económica regional junto a Sudáfrica. Pero al mismo tiempo es el país del mundo con más personas bajo el umbral de la pobreza tras India. Desde que comenzó la epidemia en China, las autoridades activaron un sistema de alerta y gestión de la enfermedad dadas las numerosas conexiones aéreas y vínculos entre ambos países. Los expertos coinciden en que su sistema de salud está mejor preparado que los de otros países africanos para hacer frente al brote. Lagos, donde se ha detectado este caso, es su principal metrópolis, con unos 20 millones de residentes, y también fue el punto de entrada de la epidemia de ébola en 2014.

El ciudadano italiano es el tercer caso registrado en África (los dos anteriores fueron en Egipto y Argelia) y el primero en la región subsahariana. Precisamente la irrupción del virus en esta zona fue el gran temor expresado hace una semana por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante un encuentro con los ministros de Sanidad africanos reunidos en Adis Abeba. “Nuestra principal preocupación es el potencial de expansión de la Covid-19 en los países con los sistemas de salud más precarios”, aseguró.

En el último mes, los países africanos han hecho notables esfuerzos para adquirir las capacidades necesarias para hacer frente a esta epidemia. Por ejemplo se ha triplicado la cifra de naciones que ya cuentan con laboratorios habilitados para llevar a cabo las pruebas de detección, en la actualidad una treintena entre los que se encuentran todos los de África occidental. “Sabíamos que era inevitable que la epidemia impactara en el continente y el CDC ha estado preparando activamente la respuesta con los gobiernos africanos”, añade John Nkengasong.

Pese a estos esfuerzos, una reciente encuesta de la OMS detectó que el continente está preparado “a un 66%”, según aseguró la directora regional de este organismo, la doctora Matshidiso Moeti, quien destacó que existen puntos críticos preocupantes. En concreto, la inquietud de la OMS está ligada a la falta de recursos en los hospitales públicos para atender a personas con insuficiencias respiratorias o fallos multiorgánicos. “Los pacientes [de la Covid-19] necesitan cuidados intensivos con equipos de asistencia respiratoria que faltan en numerosos países africanos, esto es una fuente de preocupación”, aseguró Ghebreyesus.

El temor era que el virus llegara procedente de China dados los enormes vínculos del continente con este país asiático, un millón de chinos en África, 800.000 turistas de este país cada año y unos 80.000 estudiantes africanos en China, lo que provocó que numerosas compañías aéreas, como Royal Air Maroc, RwandAir y Kenya Airways, cancelaran sus conexiones con Pekín, Guandong y Shangai. Sin embargo, finalmente la Covid-19 ha llegado oficialmente a África subsahariana procedente de Italia.

Se adhiere a los criterios de
Ser Eléctrico

Las siete vidas de las baterías del coche eléctrico

Al término de su primer ciclo de uso, estas pilas ofrecen un amplio abanico de aplicaciones que les aporta continuidad. Aparte de neutralizar su huella ambiental, mantienen su valor incluso después del reciclaje final

Lo más visto en...Top 50