Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

WhatsApp, paseos y angustia en el pabellón de las embarazadas con listeriosis

Abortos, partos prematuros y encefalopatías son las consecuencias más graves de la enfermedad en gestantes y recién nacidos

Inma Ruiz, una de las embarazas que fue ingresda por listeriosis, en su casa de Los Molares (Sevilla). En vídeo, afectados por la listeriosis bajo control.

La mañana es la peor parte del día a día para las embarazadas que están ingresadas por listeriosis en la planta cuarta del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Solo las visitan los médicos y las horas parecen no querer avanzar. Ellas tratan de hacer frente al tedio reuniéndose en habitaciones, dando paseos por el pasillo, jugando al parchís… Por la tarde, con la llegada de familiares, el tiempo pasa más rápido. Este miércoles, antes de comer, quedaban allí unas 13 pacientes. Han llegado a estar más de 20. La sucesión de altas es un motivo de esperanza para todas las mujeres que aún esperan ingresadas en el hospital.

Es el caso de Zahara Garrido, de 27 años. Ella comió la "maldita" carne mechada de Magrudis el 3 de agosto, mucho antes de que se activara la alerta sanitaria. Pasó todos los síntomas creyendo que se debía a una insolación. El 16 de agosto fue al Virgen del Rocío y le tomaron muestras. Al día siguiente la llamaron para que ingresara porque había dado positivo en listera. Su bebé ha cumplido las 20 semanas en el hospital y parece sano, aunque no quieren hacerle las pruebas porque temen romper la placenta. Es su segunda semana en el Virgen del Rocío y ha visto pasar a varias compañeras por su habitación y por la planta. Entre ellas han creado un grupo de WhatsApp en el que intercambian impresiones, información sobre lo que les pasa a otras pacientes y asuntos al margen de la listeriosis, para poder pasar el día. Se trata de una rara amistad, en circunstancias anómalas, pero que ninguna va a olvidar dada la trascendencia y los riesgos por los que están pasando.

La consecuencia más común de la listeriosis en una embarazada en los primeros meses de gestación es un aborto. A partir del tercer trimestre hay mucho más riesgo de parto prematuro, explica Juan Antonio Abascal, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, Microbiología y Parasitología. “Los bebés afectados pueden presentar encefalopatías y retraso mental y pueden tener graves secuelas neurológicas”, indica. Abascal, sin embargo, asegura que si se detecta a tiempo, el tratamiento de la madre con antibióticos es altamente efectivo. “En el caso de los neonatos, si se aplica un cóctel de antibióticos de manera inmediata también es eficaz”, abunda. El antibiótico, ampicilina, no es perjudicial para el feto, explica Abascal. “Con dos o tres gramos diarios evita que se desarrolle la bacteria”, señala el especialista.

A Inma Ruiz, cuando ingresó el pasado día 16, solo le explicaron que podía sufrir un aborto. “Yo tenía un embarazo de riesgo y ya había sufrido dos abortos, previamente. Creo que me vieron tan nerviosa que no me quisieron contar nada más”, explica con la voz quebrada. Ruiz, de 42 años, recibió el alta el sábado pasado, pero aún tiene que estar con el tratamiento de antibióticos hasta el día 31. Está muy aliviada de poder descansar en su casa de Los Molares, en Sevilla. “Estar allí encerrada es muy duro. Yo aguanté por mi bebé”, dice. Ruiz es de las embarazadas que llegó en peor estado al Virgen del Rocío. Comió la carne mechada el miércoles 14 en un bar de Sevilla y esa tarde presentó todos los síntomas. El 15 fue a un hospital del Aljarafe. “Al no haber alerta sanitaria, me dijeron que era gastritis y que no me preocupara por el bebé”, explica. El 16, la amiga con la que había ido al bar la alertó.

“Un caso más”, fue lo primero que le dijeron al día siguiente cuando fue a Urgencias del Virgen del Rocío. Para entonces tenía las encías inflamadas y una fiebre que tardó mucho en remitir. “Me hicieron una ecografía para comprobar que el bebé no había muerto”, explica. Allí se enteró de que iba a tener un niño. Ahora guarda reposo, pero la han alertado de que si tiene cualquier síntoma regrese. “Como el período de incubación es tan largo y esto es nuevo, prefieren que estemos pendientes”, asegura.

Abascal da un consejo a las mujeres embarazadas. “Por precaución, que limpien todas las superficies  con agua y jabón y que después desinfecten, porque la bacteria es muy resistente”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información