Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa causante de la listeriosis “no se explica lo sucedido” y está “en shock”

La carne mechada de marca blanca contaminada solo se distribuyó en la provincia de Sevilla y sus clientes fueron alertados por el proveedor

Sandro Marín Rodríguez (izquierda) y un familiar a la entrada de la fábrica de Magrudis.

Magrudis, la empresa fabricante de la carne mechada La Mechá, causante del brote más grave de listeriosis de España —más de 200 afectados en toda España—, ha emitido un comunicado 10 días después de que la Junta de Andalucía activara la alerta sanitaria, que ha adelantado Canal Sur. En la nota asegura que días antes del envasado del producto contaban con un informe de un análisis de laboratorio externo con resultados que confirmaban "la ausencia de listeria". También afirman que cumplen con todas sus obligaciones sanitarias y que han dado parte al seguro de responsabilidad civil. Los propietarios, según el escrito "no se explican lo sucedido y están en estado de shock”.

El pasado 21 de agosto, este diario adelantó que los análisis encargados por la propia empresa de su fábrica habían dado positivo por listeriosis en dos de sus mechadoras. Esta circunstancia confirma, de acuerdo con las palabras del médico José Miguel Cisneros, portavoz del equipo de seguimiento del brote de la Junta, que “estaba altamente contaminada”. Además de la carne mechada otros dos productos de Magrudis también están contaminados por la bacteria: el lomo al jerez y el lomo al pimentón. Un indicador que, de acuerdo con José Juan Rodríguez, profesor titular de la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria, evidencia "que la mitad de la instalación está contaminada por listeria y que se trata de un problema ambiental de la fábrica”. La bacteria llega al organismo a través de alimentos contaminados y puede resultar mortal en enfermos, ancianos y embarazadas.

El 31 de julio, 15 días después de la fecha en la que el Gobierno andaluz ha fijado el inicio del brote, Magrudis informó a la Junta de que había hecho obras para la ampliación de su sede, en el polígono El Pino, a las afueras de Sevilla, una reforma para la que se necesitaba una autorización previa por parte de la Administración autónoma. En ese comunicado, la empresa afirmaba que cumplía con el sistema de autocontrol y que disponía de la documentación que lo acreditaba, especialmente el documento relativo al sistema de autocontrol basado en principios de análisis de peligros y puntos críticos de control garantizando que: “Se han mantenido las condiciones técnico sanitarias iniciales y correcto funcionamiento del sistema de autocontrol y su cumplimiento durante el tiempo que se desarrolle el ejercicio de la actividad”.

Toda la carne mechada fabricada por Magrudis y distribuida bajo una marca blanca por Comercial Martínez León, que este sábado se confirmó que estaba contaminada por listeria, se comercializó en la provincia de Sevilla. Sus clientes habían sido contactados por esta empresa para alertarles de que su carne había sido elaborada por la fábrica origen del mayor brote de listeriosis de España y habían retirado el producto de la venta, según ha informado la Junta de Andalucía. En esta comunidad, este domingo se han registrado tres nuevos casos, lo que sitúa la cifra de afectados en 192.

Comercial Martínez León estaba comercializando esta carne con un etiquetado incorrecto, en el que no se indicaba quién era el fabricante y solo se hacía referencia a la información nutricional, según comunicó la Junta de Andalucía a la Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición (Asean), dependiente del Ministerio de Sanidad. Esta circunstancia supone para las autoridades sanitarias "un riesgo innegable para la salud”, mucho más en el contexto del brote de listeriosis que ya afecta a más de 200 personas en España. La Junta de Andalucía presentó la semana pasada un escrito ante la Fiscalía de Sevilla solicitándole que investigue a Comercial Martínez León para constatar que comercializó carne mechada de Magrudis reenvasándola sin indicar el proveedor original. Fuentes del ministerio público confirmaron a este diario que están estudiando esta petición y la que les hizo la Asociación Defensor del Paciente para investigar de oficio la gestión del brote.

Comercial Martínez León niega el mal etiquetado

La empresa distribuidora de la marca blanca niega, sin embargo, que comercialice la carne mal etiquetada. En un comunicado remitido a los medios, Comercial Martínez León asegura que "es una distribuidora, no fabrica por tanto ningún producto, y distribuyó carne mechada y chicharrón de Cádiz fabricados, envasados y etiquetados por la empresa Magrudis, sin mediar en su manipulación y cumpliendo estrictamente los protocolos de conservación y distribución que marca la normativa vigente".

También confirma: "El pasado 16 de agosto, que recibimos por WhatsApp una copia del comunicado de prensa de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía refiriéndose a la alerta sanitaria sobre el producto La Mechá, nos pusimos en contacto con todos los clientes, los cuales quedaron informados de la situación. Igualmente se les comunicó que debían retirar el producto según las indicaciones recibidas por parte de Sanidad". La distribuidora insiste en que es una empresa "rigurosa", que sigue todos los protocolos y normativas sobre conservación y distribución. La empresa asegura que ninguno de los productos de Magrudis estuvo en contacto con el resto de los que comercializa.

La Junta de Andalucía tuvo constancia de la existencia de la marca blanca el miércoles 21 de agosto, seis días después de que se activara la alerta sanitaria por el brote de listeriosis. No fue hasta el día 22 cuando los inspectores del Ayuntamiento de Sevilla lograron acceder a la sede de Comercial Martínez León e inmovilizar la carne que quedaba en el almacén, poca cantidad, según fuentes municipales. La viceconsejera andaluza de Salud, Catalina García Carrasco, informó este sábado de que los clientes de la empresa habían sido avisados de que su producto estaba elaborado por Magrudis el día 16 de agosto.

Los análisis preliminares del resto de elaborados fabricados por Magrudis realizados por el Ayuntamiento han dado negativo en cuatro productos: el chicharrón andaluz —que también comercializaba bajo marca blanca Comercial Martínez León— la manteca colorá, la zurrapa de lomo y la zurrapa de hígado. Los exámenes de la pringá y la crema mechá aún no han sido concluyentes. Estos alimentos fueron retirados del mercado por la Junta el 21 de agosto, seis días después de que activara la alerta, si bien el Ayuntamiento ordenó la paralización de su fabricación el 14 de este mismo mes.

Tres nuevos casos

En Andalucía se han registrado tres nuevos casos de listeriosis, lo que deja la cifra en 192 —ayer sábado la Junta ofreció el dato de 190 contagios, pero eran 189, según ha confirmado la Consejería de Salud esta mañana en un comunicado. Sigue la tendencia descendente del sábado, donde solo se registraron cuatro nuevos infectados. “Se repite la reducción en el número de casos confirmados que se había producido el viernes por primera vez desde el inicio del brote”, señala el portavoz de la comisión de seguimiento del brote de la Junta, el médico José Miguel Cisneros, en el comunicado. "Esta bajada es necesario analizarla con prudencia hasta que en los próximos días se pueda confirmar la tendencia”, añade.

De los 192 afectados, 77 están hospitalizados. El sábado se encontraban ingresados 82. También ha bajado el número de embarazadas en planta, pasando de 32 a 28. Tres pacientes siguen en la UCI. La Junta asegura que la afluencia a urgencias se ha estabilizado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información