Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno francés se compromete a endurecer la respuesta a la violencia machista

El Ejecutivo de Emmanuel Macron anuncia una gran conferencia en septiembre para debatir medidas

Manifestación el sábado en París contra la violencia machista
Manifestación el sábado en París contra la violencia machista AFP

Una gran conferencia para debatir nuevas medidas contra la violencia machista, la posibilidad incluso de endurecer las leyes… el Gobierno de Emmanuel Macron no ha tardado en responder al llamamiento de colectivos de familiares de víctimas de feminicidios, organizaciones feministas y diversos políticos que el sábado salieron a la calle a protestar por lo que consideran un “silencio” oficial ante este flagelo que solo en lo que va de año ha costado la vida a 74 mujeres en Francia.

Según ha anunciado la secretaria de Estado para la Igualdad, Marlène Schiappa, en el dominical Le Journal du Dimanche, el 3 de septiembre se celebrará una gran conferencia encabezada por el primer ministro, Éduard Philippe, y en la que participarán todos los ministros que tengan una responsabilidad en la materia —Interior, Justicia, Salud o incluso Educación—, actores sobre el terreno, representantes de los servicios públicos, asociaciones y familiares de víctimas de la violencia machista. El objetivo, adelanta Schiappa, es “construir un conjunto de medidas eficaces para detener este fenómeno”. Además, el Gobierno quiere lanzar una “gran consulta nacional” y una campaña para “implicar a toda la sociedad”. Según Schiappa, incluso la primera dama, Brigitte Macron, participará en estos esfuerzos.

Los resultados de las discusiones y negociaciones se darán a conocer el 25 de noviembre, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Además, Schiappa aseguró que esta misma semana hablará con los prefectos de todo el país para “movilizarlos” y que se reunirá con las asociaciones financiadas por el Estado para “avanzar” en la materia.

Por su parte, la ministra de Justicia, Nicole Belloubet, anunció en entrevista en la emisora BFM TV su intención de proponer una modificación en la ley para ampliar el uso de los brazaletes electrónicos en el marco de la violencia machista. Actualmente, este dispositivo, que alerta a la víctima de violencia cuando su agresor se le acerca geográficamente, solo puede serle impuesto a las personas ya condenadas por violencia machista cuando salen de prisión. Una medida “demasiado limitada”, dijo Belloubet, que indicó que su intención es que se pueda aplicar ya “antes de la condena, civil y penal”, del agresor, para lo cual, acotó, se tiene que modificar la actual ley, algo que espera poder hacer “en otoño”. La ministra reveló que ha ordenado una “misión de inspección” para analizar los expedientes clasificados sobre violencia machista en los últimos años para “ver qué podríamos haber hecho mejor”. También manifestó su deseo de que la justicia emita más órdenes de alejamiento. Según se ha denunciado en los pasados días, mientras en España —todo un referente para Francia en esta materia— cada año se emiten unas 20.000, en Francia apenas llegan a las 1.300.

Alrededor de un millar de personas se manifestaron el sábado en París para denunciar el “silencio” del presidente francés en torno a la violencia machista y reclamar medidas “inmediatas”, como un mayor uso de los brazaletes electrónicos, sensibilización de los policías y gendarmes responsables de recibir las denuncias de las víctimas o un aumento de las plazas en los albergues de emergencia para acogerlas. La manifestación fue la culminación de una semana en la que los medios franceses llevaron a sus portadas la violencia de género y publicaron varias columnas de legisladores, activistas y diversos actores sociales reclamando una respuesta más firme del Gobierno, cuyo presidente ha declarado la igualdad mujer-hombre como la “gran causa nacional” de su mandato.

Macron respondió la noche del sábado con un mensaje en Facebook en el que, tras enumerar por su nombre de pila a medio centenar de las víctimas de violencia machista de este 2019, aseguró que los motivos de su muerte son “repugnantes” y que Francia “debe proteger a todas las mujeres cuyas vidas están hoy en peligro”. Además de adelantar la celebración de la conferencia multidisciplinar, recordó que “ya existen soluciones”, pero que “deben ser conocidas” y ser “utilizadas en caso de una mínima duda”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información