Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo Escolar desbloquea un millón de becas tras su protesta por el ‘modelo Wert’

El Ministerio solo incluirá en el nuevo decreto una de las peticiones, la de crear un sistema de difusión de las convocatorias para llegar a “todos” los alumnos

becas
Estudiantes antes del examen de Selectividad en la Universidad de Sevilla.

El Consejo Escolar del Estado ha aprobado este martes su dictamen al decreto de becas del Gobierno para el curso 2019-20, tras haberlo bloqueado la semana pasada por considerar que es una “continuación” de las políticas aprobadas en 2013 por el antiguo ministro de Educación (PP), José Ignacio Wert. En el texto aprobado, el máximo órgano consultivo del Gobierno en materia educativa pide que las cuantías de las ayudas vuelvan a los márgenes del real decreto de 2007, aprobado por el PSOE antes de la reforma de Wert. Proponen que gran parte de las mejoras vayan orientadas a ayudar a los alumnos en situación de mayor vulnerabilidad (los del llamado umbral uno), y que la cuantía fija que reciben pase de los actuales 1.600 euros anuales a 3.500. En total, el año pasado cerca de un millón de estudiantes recibieron beca del Ministerio de Educación, que admite que necesitará dos años para revertir el modelo Wert.

El informe aprobado por el Consejo (con 13 votos a favor, 6 en contra y 2 abstenciones), que recoge enmiendas de la confederación de estudiantes (Canae) y del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), considera “necesaria una profunda modificación” del sistema de becas, que después de la reforma de Wert en 2012, “tiene efectos negativos sobre la equidad”, especialmente sobre los alumnos con menos recursos económicos. “Aún entendiendo la situación de prórroga presupuestaria y de Gobierno en funciones, es necesario realizar cambios profundos”, señala el documento. El modelo impuesto por el PP en 2013, tiene una parte fija y otra variable —ligada a los resultados académicos de los estudiantes— que se ingresan “demasiado tarde”, denuncia el Consejo.

Para paliar esas desigualdades, proponen recuperar el complemento de desplazamiento (en función de la distancia entre el domicilio y el centro de estudios) que Wert eliminó en 2013: 192 euros para distancias de entre 5 y 10 kilómetros, 386 euros entre 10 y 30 kilómetros, 763 entre 30 y 50 kilómetros, y 937 para los estudiantes que tienen que recorrer más de 50 kilómetros. Todo ello para “garantizar la igualdad de oportunidades”.

Igualmente, piden una modificación de las cuantías ligadas a los resultados académicos, de forma de que las cantidades varíen en función del umbral de renta. Para el umbral uno solicitan entre 125 y 150 euros (si el alumno obtiene entre un 8 y un 10); para el umbral dos entre 75 y 100 euros; y para el umbral tres entre 50 y 75 euros. “El decreto que quiere aprobar el Gobierno no resuelve los principales problemas del sistema de becas, pero si incorporan estos cambios supondrá un pequeño paso para que todos los estudiantes tengan más facilidades”, expone Carles López, presidente de Canae. “Buscamos una distribución del dinero más equitativa”, añade.

Incrementar cuantías para alumnos con discapacidad

En cuanto a las enmiendas planteadas por parte del CERMI, destaca la de incrementar en un 50% las cuantías de los alumnos con una discapacidad de entre el 33% y el 65%, y en un 100% en caso de que sea superior al 65%. También, actualizar con el IPC de 2018 (una subida de un 1,2%) todas las cuantías de becas, incluidas las de los discapacitados, congeladas desde el curso 2011-2012.

Otra de las peticiones del Consejo es que se mejore la difusión de la convocatoria de estas ayudas para que lleguen a las capas sociales con más dificultad para conocerlas. "Los datos de investigaciones como la de Save the Children nos dicen que muchos estudiantes que cumplen los requisitos ni la presentan por desconocimiento", ha señalado Carles López. Este es el único punto que el Gobierno ha manifestado su intención de incluir en el nuevo decreto.

Los sindicatos de docentes CC OO, STES, UGT y los padres de la Ceapa son los más críticos al decreto de becas. Por ello, los cuatro han presentado voto particular en contra del dictamen, que es preceptivo pero no vinculante para el Gobierno.

El pasado martes, en una reunión del Observatorio de Becas, el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, señaló: "Es voluntad del Gobierno avanzar en una política de igualdad de oportunidades y de equidad".

"La actual situación política, con los presupuestos prorrogados de 2018 y con el Gobierno en funciones", ha impedido que los ministerios de Educación y de Ciencia, Innovación y Universidades hayan emprendido "la amplia e importante reforma que el actual sistema de becas y ayudas al estudio necesita", destacó por su lado la secretaria de Estado de Universidades, Angeles Heras.

Los tres umbrales de renta

El borrador del decreto de becas contempla tres categorías en función de la renta familiar: el umbral uno (para familias con ingresos desde 3.771 euros hasta 28.009, este último caso siempre y cuando haya ocho miembros en la unidad familiar), el umbral dos (desde 13.236 hasta 50.333, con ocho miembros) y el umbral tres (desde 14.112 euros a 56.380, con ocho miembros).

Con el aumento de 40 millones de euros forzado por la modificación en el IRPF de Hacienda, 16.500 alumnos pasarán del umbral tres al dos y del dos al uno, y 500 entrarán por primera vez en el umbral tres, según los cálculos del Gobierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >