Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pontificia Universidad Javeriana: un campus acogedor con los estudiantes que vienen de fuera

Aprender, viajar, probar nuevas cosas, conocer diferentes métodos de estudio. Estas son algunas de las expectativas que tienen los alumnos que cada curso llegan a la Pontificia Universidad Javeriana, que está a punto de cumplir 400 años de historia. Esta universidad privada fundada en el siglo XVII por la Compañía de Jesús atrae cada curso a miles de estudiantes no solo de Colombia, donde está su sede, sino del resto de Latinoamérica y también de países de diferentes continentes.

Su amplia oferta académica (con 12 doctorados, 67 maestrías, 91 especializaciones y 41 programas de pregrado) convierte a esta universidad en todo un referente en la región. Y los datos demuestran el interés que el centro despierta entre los alumnos. En lo que va de año, 22.298 estudiantes (de ellos, 692 llegados desde fuera de Colombia) han pasado por sus aulas para estudiar la carrera o completar algún estudio de posgrado.

Uno de ellos es el español Xabier Urbina, estudiante de Ingeniería en Energías Renovables en la Universidad del País Vasco. Xabier llegó a Colombia el pasado mes de enero para cursar un semestre en la Pontificia Universidad Javeriana. Este joven destaca la organización, la profesionalidad y el trato personal recibido, así como la calidad del campus de Bogotá, y define su experiencia como muy positiva. "El método de estudiar es muy diferente al español. Aquí es más constante, tienes muchos parciales. Debes estar más atento a todo, es más fácil para aprender. Es un aprendizaje paulatino, lo prefiero al de mi país", explica.

Además del plan de estudios, a Xabier le ha sorprendido para bien casi todo lo que se ha encontrado estos últimos cinco meses. "La imagen que se tiene de Colombia afuera por los medios de comunicación es algo completamente diferente. Cambia el modo de pensar", admite. Y destaca la actitud abierta de sus compañeros, ya que "todos están dispuestos a ayudar y a recibirte estupendamente". El próximo objetivo de Xabier es adquirir experiencia profesional y aprovechar todo lo aprendido este año en las aulas javerianas.

Unas sensaciones muy parecidas ha vivido la española Irati Aperribai, quien estudia Enfermería en la Universidad del País Vasco. Al igual que Xabier, esta joven aterrizó en Colombia a principios de este año tras comparar ofertas y asignaturas en otros centros. En cuanto recorrió el campus de Bogotá le sorprendió su tamaño y la cantidad de espacios y servicios que ofrece a los alumnos. De hecho, la universidad dispone de una amplia oferta cultural y de deportes —con más de 30 especialidades en actividad física y el primer campo de fútbol sintético de medidas oficiales en un campus universitario en Colombia — e impulsa distintas actividades en el ámbito de la solidaridad. Asimismo cuenta con múltiples proyectos e iniciativas que buscan que el estudiante pueda formarse de manera integral y disfrutar de su estancia. Los Centros de la Vicerrectoría del Medio Universitario, los Grupos Estudiantiles, el Sistema Javeriano de Bibliotecas, los Servicios de Alimentación de la Universidad, entre otros, están a disposición de toda la comunidad.

Ya en clase, a Irati le ha sorprendido gratamente la simulación de procedimientos en enfermería, la alta tecnología que tiene y las facilidades para los estudiantes. "El nivel de exigencia es alto, los profesores piden muchos trabajos y hay exámenes continuos", relata. Otro aspecto importante, el del compañerismo, ha sido también muy satisfactorio. "Me han recibido bien, han sido muy abiertos, con inducciones he conocido gente. He hecho amigos colombianos por clases y en la residencia", cuenta. Su próximo objetivo: trabajar para ahorrar algo de dinero y hacer un máster o una especialización.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información