Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incautadas 40 dosis de hachís a una niña de 12 años en una caja de caramelos

La menor dijo que fue amenazada para actuar de correo delante de un colegio de Cangas (Pontevedra)

Un momento de la actuación policial en Cangas.

Tiene 12 años, y fue sorprendida por una patrulla de la Policía Local de Cangas (Pontevedra) con 40 dosis de hachís en su riñonera. La niña merodeaba en bicicleta en el entorno de un colegio de la localidad en compañía de otro menor de 17 años, de una forma que resultó sospechosa para los agentes. La droga estaba camuflada en una caja de caramelos y repartida en tres trozos.

En un primer momento, la menor, con problemas de consumo, se identificó con datos falsos, según informaron fuentes policiales. Después de hacer las comprobaciones telemáticas, los agentes verificaron que vive con sus padres en la localidad vecina de Moaña y está escolarizada, al igual que su acompañante.

Ambos menores habían recorrido unos dos kilómetros en bicicleta para trasladarse desde Moaña a Cangas, donde fueron interceptados por varios agentes a mediodía de este jueves. Ella declaró que había actuado bajo las amenazas de unos vendedores para que hiciera de correo y entregara el hachís a un tercero, mientras que el chico dijo que no sabía nada de la droga.

Además de los estupefacientes, la policía le intervino a la pequeña en su riñonera dos paquetes de tabaco de liar, un mechero y unos 17 euros en efectivo. Los agentes activaron el protocolo previsto con menores de edad y penalmente inimputables, informando a la Fiscalía de Menores de Pontevedra y tramitando un atestado a la Subdelegación del Gobierno.

La policía sospecha que la menor actuaba de correo para pequeños vendedores. “Es un caso excepcional por el hecho de que tenga 12 años y sea una niña”, ha explicado el inspector jefe Alberto Agulla, quien ha explicado que esta actuación es resultado de un plan de prevención y control en los colegios de Cangas para proteger a los menores y prevenir situaciones como estas.

Agulla ha informado de que las pesquisas continúan para intentar llegar a los dueños del hachís incautado y poder confirmar la versión de la menor de que había sido amenazada para hacer la entrega. También se elaborará un informe sobre su situación familiar y escolar.

El caso ha generado alarma en el colegio Rodeira, donde se llevó a cabo la intervención de la Policía Local. “Estamos en una zona especialmente sensibilizada con el consumo, donde los estragos de las grandes organizaciones del narcotráfico que operan en las Rías Baixas han dejado muchas muertes y una profunda huella en esta sociedad en la década de los años ochenta”, ha inferido el inspector.

El alcalde, Xosé Manuel Pazos, ha lamentado que “los traficantes utilicen a los menores como camellos porque son vulnerables y no tienen responsabilidad penal, por eso es importantísimo que haya mucha vigilancia y planes de prevención para evitarlo”.

“He sido profesor de primaria durante 40 años, y creo que estos casos tienen que concienciar a la sociedad de que hay que cambiar los mensajes y hacer mucha labor de prevención para que estos desaprensivos no destruyan a las futuras generaciones”, subrayó Pazos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información